El nuevo Gobierno de poder compartido en Irlanda del Norte pide más financiación a Londres

Foto de grupo este lunes en Belfast
Foto de grupo este lunes en Belfast Derechos de autor Oliver McVeigh/PA vía AP
Por Euronews con AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La nueva administración de Belfast, restablecida tras una larga crisis política, pide un desembolso mayor a Reino Unido para reflotar el debilitado sector público.

PUBLICIDAD

El primer ministro británico, Rishi Sunak, y su homólogo irlandés, Leo Varadkar, estuvieron en Belfast este lunes para reunirse con el recién restablecido Gobierno de poder compartido en Irlanda del Nortedespués de dos años de crisis política.

El nuevo gabinete de Belfast, reunido por primera vez, no perdió el tiempo y aprovechó la visita para pedir a Londres más financiación para mejorar los servicios públicos de Irlanda del Norte.

Los miembros de la Asamblea de Irlanda del Nortenombraron un Gobierno de poder compartido el sábado, después de una pausa de dos años provocada por la salida del principal partido unionista británico en febrero de 2022.

El Gobierno de poder compartido, un equilibrio inestable

El Partido Unionista Democrático (DUP, por sus siglas en inglés) boicoteó a la administración de Belfast para protestar por los acuerdos comerciales posteriores al Brexit que, según dijo, socavaban el lugar de Irlanda del Norte en Reino Unido. El partido decidió regresar al Gobierno la semana pasada después de que el Reino Unido prometiera eliminar la mayoría de los controles sobre las mercancías que se trasladan a Irlanda del Norte desde el resto del Reino Unido.

Según las reglas de poder compartido establecidas como parte del proceso de paz de Irlanda del Norte, la administración en Belfast debe incluir tanto a unionistas británicos como a nacionalistas irlandeses. Tanto el Reino Unido como la República de Irlanda desempeñan el papel de garantes de la paz.

La nueva administración está encabezada por la primera ministra, Michelle O'Neill, del Sinn Féin, el partido aliado con el Ejército Republicano Irlandés durante las décadas de violencia en Irlanda del Norte. Su histórico nombramiento supuso la primera vez que un nacionalista irlandés, que aspira a sacar a Irlanda del Norte del Reino Unido para unirse a Irlanda, ocupa el cargo.

En la práctica, nacionalistas y unionistas seguirán gobernando en un equilibrio inestable. El puesto de viceprimera ministro, ocupado por Emma Little-Pengelly, del DUP, es oficialmente equiparable al de la primera ministra, y ninguna puede gobernar sin la otra.

El boicot del DUP dejó a los 1,9 millones de habitantes de Irlanda del Norte sin una administración que funcionara para tomar decisiones clave mientras el coste de vida se disparaba y los retrasos ponían a prueba el debilitado sistema de salud pública.

Belfast pide más dinero al Gobierno de Reino Unido

El Gobierno de Reino Unido acordó dar a Irlanda del Norte más de 3.000 millones de libras (alrededor de 3.500 millones de euros) como parte de un incentivo para restaurar el Gobierno, pero la administración de Belfast dice que no es suficiente.

Little-Pengelly dijo que los ministros en Belfast “tratarían de garantizar que el gobierno del Reino Unido proporcione fondos suficientes en un paquete para cumplir sus promesas sobre los salarios del sector público”.

Chris Heaton-Harris, secretario del Reino Unido para Irlanda del Norte, dijo que el paquete era “amplio por el momento”. En declaraciones a la BBC, Heaton-Harris añadió que, a su juicio, "el nuevo grupo de ministros es completamente capaz de gestionar perfectamente sus finanzas públicas con el paquete de financiación justo y generoso que les hemos dado".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Una nacionalista irlandesa, elegida por primera vez para dirigir el Gobierno de Irlanda del Norte

Los unionistas ponen fin a dos años de bloqueo al autogobierno de Irlanda del Norte

El Parlamento británico aprueba el acuerdo-marco de Windsor para Irlanda del Norte