La madre de Navalni denuncia presiones para que acepte un entierro secreto de su hijo

Captura de la declaración en vídeo de la madre de Navalni, Lyudmila Navalnaya
Captura de la declaración en vídeo de la madre de Navalni, Lyudmila Navalnaya Derechos de autor Entorno de Navalni vía AP
Derechos de autor Entorno de Navalni vía AP
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

En un mensaje grabado en vídeo desde la ciudad ártica de Salejard, la madre del opositor ruso Navalni denuncia que las autoridades tratan de forzar que acepte un entierro secreto. La madre también habría recibido un certificado médico alegando que la muerte de Navalni se debió a "causas naturales".

PUBLICIDAD

La madre del opositor ruso Alexéi Navalni dijo este jueves que vio el cuerpo de su hijo y que está resistiendo una fuerte presión de las autoridades para que acepte un entierro secreto.

En una declaración grabada en vídeo desde la ciudad ártica de Salejard, Lyudmila Navalnaya dijo que los investigadores le permitieron ver el cuerpo de su hijo en la morgue de la localidad. 

Navalnaya reafirmó además su exigencia de que le entregaran el cuerpo de Navalni y denunció el intento de las autoridades de obligarla a aceptar un entierro secreto, fuera de la vista del público. “Me están chantajeando, están poniendo condiciones sobre dónde, cuándo y cómo debe ser enterrado mi hijo”, dijo. "Quieren que lo haga en secreto, sin una ceremonia de duelo", señaló.

El certificado médico mostrado a la madre sostiene que Navalni murió "por causas naturales"

La portavoz de Navalni, Kira Yarmysh, aseguró en la red social X que a la madre del fallecido líder opositor también se le mostró un certificado médico que indicaría que el político de 47 años murió por “causas naturales”. Yarmysh no especificó esas causas.

Navalni, el político opositor más conocido de Rusia, murió repentinamente en una prisión del Ártico la semana pasada, lo que llevó a cientos de rusos en todo el país a participar en homenajes conmemorativos improvisados con flores y velas. Las autoridades rusas han detenido a decenas de ellos mientras intentan reprimir cualquier manifestación importante de simpatía por el que fuera el enemigo más destacado de Putin, antes de las elecciones presidenciales en las que el mandatario renovará su mandato casi con seguridad.

La madre de Navalni quiere que "todos los que le quieren" puedan despedirse

Lyudmila Navalnaya presentó una demanda ante un tribunal de Salejard impugnando la negativa de los funcionarios a entregar el cuerpo de su hijo. Para el 4 de marzo hay programada una audiencia a puerta cerrada. El martes, Navalnaya instó a Putin a que liberara los restos de su hijo para poder enterrarlo con dignidad.

En el vídeo difundido este jueves, Navalnaya dijo que había pasado casi 24 horas en la oficina del Comité de Investigación de Salekhard, donde los funcionarios le dijeron que habían determinado la causa de la muerte del político y que tenían los documentos listos, pero que ella tenía que aceptar un funeral secreto.

“Quieren llevarme a las afueras del cementerio, a una tumba nueva, y decirme: 'Aquí yace tu hijo'. No estoy de acuerdo con esto. Quiero que ustedes también, aquellos que quieren a Alexéi y para quienes su muerte fue una tragedia personal, tengan la oportunidad de despedirse de él”, señaló.

Navalnaya acusó a las autoridades de amenazarla: “Mirándome a los ojos, dicen que si no acepto un funeral secreto, harán algo con el cuerpo de mi hijo. El investigador Voropayev me dijo abiertamente que el tiempo no está de mi lado, porque el cadáver se está descomponiendo", dijo, reiterando su exigencia de liberar el cuerpo de su hijo "inmediatamente".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Navalni murió días antes de un intercambio por un checheno condenado por asesinato en Alemania

La madre de Alexéi Navalni le pide a Putin que le deje ver el cuerpo de su hijo

La viuda de Navalni promete continuar la misión de su marido de conseguir una Rusia libre