España aprueba la Ley de Amnistía para los líderes catalanes del 'procés'

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, en una foto de archivo
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, en una foto de archivo Derechos de autor AP Photo/Manu Fernandez, File
Derechos de autor AP Photo/Manu Fernandez, File
Por Jaime Velazquez
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La Ley de Amnistía, que deberá pasar ahora por el Senado, entrará previsiblemente en vigor a finales de mayo, coincidiendo con la convocatoria anticipada de elecciones en Cataluña

PUBLICIDAD

El Congreso de los diputados aprobó finalmente este jueves la Ley de Amnistía para los encausados el proceso independentista de Cataluña; esta vez con los cambios necesarios para incluir algunos tipos de terrorismo y permitir el regreso a España del expresident Carles Puigdemont, investigado por estas causas en el Tribunal Supremo.

"El primero de los cambios es la variación que ha habido del concepto de terrorismo para amnistiar el terrorismo digamos de baja intensidad. Entonces siempre y cuando no haya una vulneración directa de derechos fundamentales y no haya situaciones graves, se puede entender que este terrorismo es de baja intensidad, cosa que nuestro Código Penal no diferencia", explicó Rafael Murillo Ferrer, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de San Pablo.

También quedan amnistiados los delitos de traición y los de malversación de caudales públicos, siempre y cuando no haya enriquecimiento personal y se amplía el periodo amnistiable, que será a partir del 1 de noviembre del 2011 en lugar del 1 de enero de 2012.

La ley de amnistía pretendía ser la norma que diera estabilidad al gobierno en minoría de Pedro Sánchez y sirviera para pasar página en el conflicto desatado por el desafío separatista, pero la convocatoria de elecciones anticipadas en Cataluña para el 12 de mayo ha situado a la ley de amnistía, más que en el punto final, en el punto de partida de la campaña electoral de los partidos separatistas.

"El principal mensaje que van a transmitir los dos partidos -Junts y Esquerra Republicana- es que la amnistía es sólo un estadio intermedio, que no van a conformarse con ella y que simplemente ha sido un medio para conseguir sus principales reivindicaciones que es principalmente la autodeterminación", aseguró Antonio Manuel Álvarez García, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

"Ahora lo que van a hacer es disputarse el mérito de haber conseguido esta amnistía. Esquerra Republicana ya llevaba más tiempo, más años, negociando con el PSOE. Pero Junts parece que ha ganado un poco esa ventaja de ser el factor determinante a la hora de conseguir la amnistía. Ha conseguido venderlo mejor ante su electorado", añadió Álvarez García.

Pugna por la hegemonía soberanista

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés convocó elecciones anticipadas para el 12 de mayo aprovechando la debilidad del partido socialista, salpicado por el caso Koldo, y de Junts, que aún no había designado a un candidato para los comicios que debían de celebrarse en 2025.

Sin embargo, el secretario general de Junts per Cataluña, Jordi Turull, adelantó que su formación no descarta designar como candidato a la Generalitat al expresidente autoexiliado en Bélgica, y acusó a Aragonés de adelantar los comicios para evitar enfrentarse a Puigdemont.

El propio Carles Puigdemont aseguró en el Parlamento Europeo, del que es miembro desde 2020, que estaría encantado de poder asistir a la investidura.

"Es evidente que con el calendario que propone yo podré estar presente —y me haría mucha ilusión estar presente— en el debate de investidura en el Parlament de Cataluña, más de seis años y cuatro meses después de mantener la presidencia", aseguró el líder catalán.

"Una de las teorías en ciencia política más aceptada para comprender la crisis catalana es que toda la crisis catalana ha sido, al fin y al cabo, una lucha dentro de los dos principales partidos independentistas para para conseguir la hegemonía nacionalista en Cataluña", aseguró el profesor de Ciencias Políticas de la UAM.

"Quizás ahora el enfrentamiento entre Esquerra Republicana y Junts es más palpable que nunca antes. Es Junts el que abandera más esa radicalidad y esa pureza independentista e incluso la legitimidad del referéndum del 2017". 

"Y Esquerra lo que va a intentar es vender el argumento de que ella fue la que inició el camino de la negociación, que es el camino que ha dado ahora los frutos, e intentar convencer al electorado de que este camino no supone ninguna renuncia de máximos a medio largo plazo en términos de autodeterminación".

Plazos de aplicación de la ley

Tras su aprobación este jueves en el Congreso, la ley de amnistía pasará después al Senado, donde la oposición del Partido Popular podría dilatar su tramitación por un plazo de dos meses, por lo que su entrada en vigor se produciría casi simultáneamente a la cita electoral catalana.

Incluso con la ley de amnistía en la mano, apuntó el profesor de Derecho Constitucional, el futuro de Puigdemont sigue siendo incierto.

"Habrá jueces que la apliquen directamente al caso, otros podrán recurrir a otro tribunal preguntando si esto se puede aplicar o no, incluso llegar al Tribunal Europeo con una cuestión prejudicial, y habrá otros que entenderán que no es aplicable al caso concreto. Yo creo que el Tribunal Supremo puede seguir adelante investigando el tema del hecho terrorista de Puigdemont", afirmó el profesor Murillo.

La posibilidad de que los tribunales españoles eleven una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) podría paralizar el proceso hasta que las instancias europeas se pronuncien, lo que dilataría la resolución final del caso.

Por su parte, Alicia Gil, profesora de Derecho Penal de la Universidad a Distancia (UNED) explicó además que la ley de amnistía incluye algunos delitos de terrorismo y excluye otros en función del artículo 3 de la directiva europea, y no en base a los tipos delictivos del código penal español. 

PUBLICIDAD

"Esto va a dar muchos problemas interpretativos en la práctica a los tribunales", aseguró Gil. "Si se amnistían delitos del código penal se debería referir a estos, y no obligar a los jueces a seleccionar aquellos que puedan coincidir con los recogidos en un artículo de una directiva", añadió.

Sánchez pone en pausa los presupuestos

Mientras los partidos catalanes pugnan por hacerse con la hegemonía del independentismo, Pedro Sánchez espera que la división del independentismo beneficie al candidato del partido socialista Salvador Illa, que ha sido el máximo beneficiario de la estrategia de reconciliación desplegada por el presidente del Gobierno en Cataluña.

El líder de Partido Socialista de Cataluña, Salvador Illa, ya resultó ganador en los anteriores comicios ha logrado aumentar sus apoyos en la Comunidad Autónoma desde las pasadas elecciones de 2021.

En las generales del 23 de julio, el Partido Socialista fue la fuerza más votada en Cataluña con cerca de 35% de los sufragios. La suma de los partidos independentistas -ERC, Junts, la CUP y el PDECat- representó sólo el 28% de los votos.

Pedro Sánchez ha puesto en pausa la negociación de los presupuestos generales del Estado ala espera de los resultados electorales del 12 de mayo. La posible pérdida de la Generalitat por parte del independentismo catalán puede abrir una nueva etapa en las relaciones entre España y Cataluña

PUBLICIDAD

"Una de las hipótesis es que ganase las elecciones en Cataluña el Partido Socialista y consiguiese formar gobierno. Eso situaría al PSOE a priori en una situación mucho más cómoda, porque debilitaría la posición de sus socios catalanes de coalición parlamentaria en Madrid", explicó Antonio Manuel Álvarez.

Sin embargo, la pérdida de la Generalitat de Cataluña dejaría a los independentistas sin capacidad para negociar transferencias o inversiones entre el Gobierno central y autonómico. Eso podría propiciar, según el politólogo, que los partidos nacionalistas dejasen caer al ejecutivo de Sánchez.  

"Se daría la situación de que sus socios nacionalistas catalanes ya no tendrían nada con lo que intercambiar, con lo que negociar. Ya no se puede hacer este juego tan común en la política española de 'tú me das algo en el Congreso de Madrid y yo te cedo cosas en el Congreso catalán o en el gobierno catalán'. Esa situación sería complejísima", añadió Antonio Manuel Álvarez. 

Por otra parte, si los separatistas mejorasen su resultado en Cataluña y mantuvieran la Generalitat, la estrategia de Pedro Sánchez de dar concesiones al independentismo para neutralizar las aspiraciones separatistas de Cataluña, quedaría en entredicho.

"El PSOE en este caso tendría a unos socios catalanes de coalición en Madrid muy reforzados, que podrían ejercer más presión y con más legitimidad tras recibir el respaldo de las urnas".

PUBLICIDAD

Sea cual sea el resultado, la victoria o la derrota del independentismo tendrá consecuencias imprevisibles en el Congreso de los diputados y en el futuro de Pedro Sánchez.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Cataluña convoca elecciones anticipadas en plena pugna por la hegemonía del separatismo

Junts tumba la ley de amnistía tras el rechazo de las enmiendas

Miles de personas se manifiestan contra la amnistía en Madrid