Muere el patriarca de la Iglesia ortodoxa de Bulgaria

Clérigos y el líder de la Iglesia Ortodoxa Búlgara, el Patriarca Neófito, en el centro, participan en una misa frente a la catedral Alexander Nevsky en Sofía, Bulgaria
Clérigos y el líder de la Iglesia Ortodoxa Búlgara, el Patriarca Neófito, en el centro, participan en una misa frente a la catedral Alexander Nevsky en Sofía, Bulgaria Derechos de autor Valentina Petrova/Copyright 2020 The AP. All rights reserved.
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Hospitalizado desde noviembre pasado por una enfermedad pulmonar, "murió por un fallo multiorgánico", afirmó la Iglesia ortodoxa búlgara en un comunicado.

PUBLICIDAD

La Iglesia ortodoxa de Bulgaria anunció el miércoles por la noche el fallecimiento a los 78 años del patriarca Neófito, el líder de la institución, después de una larga enfermedad.

Hospitalizado desde noviembre pasado por una enfermedad pulmonar, "murió por un fallo multiorgánico", afirmó la Iglesia ortodoxa búlgara en un comunicado.

El carismático líder religioso, con una altura imponente y una espesa barba blanca, sucedió en febrero de 2013 a su padre espiritual, el patriarca Máximo, fallecido meses antes a los 98 años tras más de cuatro décadas al frente de la Iglesia búlgara.

Neófito tomó partido por Kiev, a pesar de la tradicional cercanía de su Iglesia a Moscú

Después de la invasión rusa de Ucrania en 2022, Neófito pidió a los fieles "rezar para frenar sin demora la guerra" y tomó partido por Kiev, aunque su Iglesia ha sido históricamente cercana a Moscú.

Figura erudita y de consenso dentro de la institución, Neófito rechazó participar en un servicio religioso o una oración conjuntadurante una visita en 2019 del papa Francisco, cuya autoridad no es reconocida por la Iglesia ortodoxa búlgara.

De monje a obispo tras la dictadura comunista

Nacido el 15 de octubre de 1945 en Sofía como Simeon Dimitrov, Neófito estudió teología en Sofía y en Moscú. Fue monje durante 14 años y llegó a ser rector de la facultad de teología de la Universidad de Sofía.

En 1994 se convirtió en obispo metropolitano de Ruse, en el norte, una de las quince metrópolis que forman el Santo Sínodo de la Iglesia de Bulgaria.

La apertura de los archivos comunistas reveló en 2012 que había colaborado con los servicios secretos de la dictadura, aunque solo informando de sus propias actividades y sin comprometer a otras personas.

"Nunca quise hacer daño a nadie, ni disfrutar de privilegios" de los servicios secretos, se defendió entonces.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El Parlamento ucraniano vota la prohibición de la Iglesia ortodoxa vinculada a Moscú

Cómo los evangélicos estadounidenses y la Iglesia Ortodoxa Rusa han contribuido a alimentar la agenda anti-LGBTQ+ en Europa

El patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa visita el Reino Unido