EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

¿Cómo podría un Gobierno laborista cambiar las políticas migratorias del Reino Unido?

Un migrante kurdo que fracasó en su intento de llegar al Reino Unido en barco camina de regreso a la ciudad de Ambleteuse, en el norte de Francia, el domingo 19 de mayo de 2024.
Un migrante kurdo que fracasó en su intento de llegar al Reino Unido en barco camina de regreso a la ciudad de Ambleteuse, en el norte de Francia, el domingo 19 de mayo de 2024. Derechos de autor Bernat Armangue/Copyright 2024 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Bernat Armangue/Copyright 2024 The AP. All rights reserved
Por Mared Gwyn JonesEuronews
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Las elecciones generales del jueves podrían paralizar el plan de deportación a Ruanda. Sin embargo, los activistas advierten a los laboristas de que no imiten la línea dura de los conservadores en materia de inmigración.

PUBLICIDAD

Mientras el Reino Unido se prepara para unas elecciones que probablemente desencadenen un cambio de Gobierno, por primera vez en 14 años, el plan de los conservadores de deportar a los solicitantes de asilo a Ruanda, país africano, parece a punto de detenerse.

La medida, anunciada por primera vez en abril de 2022 como respuesta al creciente número de inmigrantes que cruzan el canal de la Mancha en pateras, ha sido considerada ilegal por el Tribunal Supremo del Reino Unido. Sin embargo, el primer ministro, Rishi Sunak, sorteó los obstáculos legales impulsando en el pasado mes de abril un proyecto de ley que consideraba que Ruanda es un país seguro.

Sunak ha declarado que, si es reelegido, se llevarán a cabo vuelos para trasladar a la nación africana a los solicitantes de asilo.

Ahora, con los laboristas a la cabeza de las encuestas y prometiendo eliminar por completo el plan de deportación, parece inminente un cambio en las políticas migratorias del Reino Unido.

Para Faheem, un solicitante de asilo que procede de Afganistán, y lleva dos años en el Reino Unido, es muy necesario un cambio en la cúpula del Gobierno para proteger a quienes buscan refugio en el Reino Unido.

"Este primer ministro dice a todos quienes llegan aquí que no pueden quedarse: no te doy la estancia en el Reino Unido, te devuelvo a Ruanda", señala a Euronews Faheem, cuyo hermano fue asesinado por el régimen talibán. "Esto no es bueno para mí. Ruanda y Afganistán, para mí, es lo mismo", afirma.

Según el plan, las solicitudes de protección de los solicitantes de asilo deportados se tramitarían en Ruanda, donde se quedarían si tienen éxito las gestiones.

La medida ha suscitado numerosas críticas, tanto de los partidos de la oposición como de los defensores de los derechos humanos. Sunak afirma que la política funcionaría como elemento disuasorio para evitar que los migrantes emprendan la peligrosa travesía del canal de la Mancha desde la costa francesa.

"En realidad, las pruebas de la investigación sugieren que el efecto disuasorio es bastante pequeño", explica a Euronews el doctor Ben Brindle, del Observatorio de la Migración de la Universidad de Oxford. "Eso se debe, al menos en el caso del plan correspondiente al Reino Unido y Ruanda, a que solamente unos cientos de personas serían enviadas a Ruanda. Así, cuando un solicitante de asilo está sopesando si venir al Reino Unido, los riesgos de que sea enviado a un tercer país son realmente muy bajos".

Fizza Qureshi, directora ejecutiva de la organización benéfica 'Migrants' Rights Network', aplaude las propuestas laboristas de poner fin a la política sobre Ruanda, al tiempo que afirma que el partido debe tener cuidado de no complacer la línea dura de la derecha en materia de inmigración, en un intento de apaciguar a los votantes.

"Obviamente, somos partidarios de que se elimine el plan de Ruanda en su totalidad, pero nos preocupa que se ponga en marcha una alternativa", ha declarado Qureshi a Euronews.

"Así que, mientras que Ruanda sigue suponiendo una preocupación y ha sido identificado como un país inseguro para muchas personas, nos preocupa que los laboristas contemplen la posibilidad de optar por otro país. Lo sabemos porque ya se están alcanzando acuerdos bilaterales entre Bangladés y el Reino Unido, y con la India".

En mayo, el Gobierno británico firmó un acuerdo con Bangladés para acelerar el retorno de inmigrantes.

Los laboristas proponen un mayor control de la inmigración y una mayor cooperación con Francia para hacer frente a las redes de tráfico de personas que cruzan el canal de la Mancha. Con las elecciones del Reino Unido intercaladas entre dos rondas de elecciones legislativas anticipadas en Francia, donde la ultraderechista Agrupación Nacional aspira a entrar en el Gobierno, los expertos afirman que la cooperación las autoridades francesas podría resultar más complicada.

"Francia tiene interés en luchar contra la inmigración y la delincuencia, pero no en impedir que los inmigrantes salgan de Francia y viajen al Reino Unido", ha señalado Ian Bond, del Centro de Investigación Europea. "Sospecho que eso puede ser un problema aún mayor si Francia cuenta con un Gobierno más orientado hacia la derecha tras la segunda vuelta de las elecciones", sostiene.

PUBLICIDAD

Laboristas y conservadores prometen reducir la inmigración neta

Sunak y Starmer han declarado que quieren reducir lamigración neta global, incluida la legal, pero tienen planteamientos distintos para lograr ese objetivo.

"Los conservadores buscarían restringir la oferta de visados, y lo harían poniendo un tope anual a las concesiones de visados de trabajo y familiares", explica Ben Brindle.

"Para los laboristas, se trata más de restringir la demanda de visados, y lo harían vinculando la política de competencias y la política de inmigración para que los empleadores y los sectores que solicitan un alto número de visas de trabajo tengan que promulgar planes de fuerza de trabajo de capacitación para cubrir esas brechas de competencias con trabajadores que ya están en el Reino Unido", señala Brindle.*

Desde el Bréxit, el número de personas que emigran al Reino Unido desde la UE se ha desplomado, mientras que la migración desde fuera de la UE ha aumentado abruptamente.

PUBLICIDAD

Por lo tanto, la visión de los partidos de recortar drásticamente la migración neta ha planteado preguntas sobre el posible impacto en la escasez de mano de obra en sectores críticos, incluida la atención médica.

"Si hay menos personas que vienen a trabajar en este tipo de empleos, se plantea la cuestión de cómo cubrir esas vacantes", sugiere el doctor Brindle. "Ahora bien, no tiene por qué ser a través de la emigración, sino que habrá que hacer algo más, como mejorar los salarios y las condiciones de trabajo en estos empleos para que resulten más atractivos para las personas que ya están en el país", concluye.

Editor de vídeo • Ines Trindade Pereira

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Elecciones en el Reino Unido: Los líderes de los partidos hacen un último esfuerzo por conseguir votos al final de la campaña

El Reino Unido se prepara para un cambio político: los laboristas aspiran a una victoria electoral histórica

Elecciones Reino Unido: la emigración vista por los emigrantes en Bethnal Green