EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

La economía de la UE vuelve al superávit comercial tras casi dos años de déficit

La balanza comercial de la UE ha vuelto a registrar superávit tras seis trimestres consecutivos de déficit.
La balanza comercial de la UE ha vuelto a registrar superávit tras seis trimestres consecutivos de déficit. Derechos de autor Peter Dejong/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Peter Dejong/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La balanza comercial entre la Unión Europea y el resto del mundo ha vuelto a registrar superávit tras seis trimestres consecutivos de déficit.

PUBLICIDAD

El cambio se ha producido en el segundo trimestre de este año, cuando el bloque ha registrado un modesto superávit de 1.000 millones de euros, según un nuevo informe publicado por Eurostat.

Las ventas mundiales de productos químicos, maquinaria, vehículos, alimentos y bebidas fabricados en la UE han sido los principales impulsores de la tendencia al alza y han conseguido compensar las compras de productos energéticos, como gas y petróleo, cuyos precios siguen siendo extraordinariamente altos como consecuencia de la guerra de Rusia en Ucrania.

La balanza comercial es la encargada de explicar la proporción de exportaciones e importaciones en una economía. Cuando un país o, en este caso, un grupo de países exporta más bienes de los que importa, tiene un superávit o una balanza comercial positiva. Por el contrario, cuando importa más de lo que exporta, tiene un déficit o una balanza comercial negativa.

Estas cifras se citan a veces para describir la salud de una economía, pero los expertos advierten de que son demasiado simplistas y no tienen en cuenta otros factores como el crecimiento, el empleo o la productividad. Por ejemplo, Estados Unidos, la mayor economía del mundo, ha registrado ininterrumpidamente un déficit comercial desde los años setenta.

En el caso de la Unión Europea, el bloque registró un superávit constante durante la mayor parte de la década de 2010, cuando los Estados miembros se volcaron en las exportaciones como salida a la crisis financiera. Pero llegó a un abrupto final con el inicio de la crisis energética.

La UE depende en gran medida de los productores extranjeros de combustibles fósiles y, por tanto, es vulnerable a las fuertes fluctuaciones de precios en los mercados mundiales. Desde mediados de 2021, el bloque se ha visto obligado a pagar una alta factura para garantizar el suministro energético, mantener la economía en funcionamiento y evitar los temidos apagones o racionamientos.

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), el año pasado la UE pagó cerca de 400.000 millones de euros sólo en compras de gas. El dinero se dedicó a sustituir los suministros rusos, que hasta la guerra eran conocidos por su bajo coste. Las compras alteraron drásticamente la balanza comercial y sumieron al bloque en el déficit comercial más profundo desde la introducción de la moneda única.

El déficit comercial de los 27 Estados miembros alcanzó los 155.000 millones de euros en el tercer trimestre de 2022, el mayor jamás registrado. Después, los flujos empezaron a estabilizarse, al disminuir la volatilidad y la especulación en los mercados energéticos.

Con la UE gastando menos en comprar gas y petróleo, la balanza comercial se recuperó y alcanzó un superávit en el segundo trimestre de este año, cuando el bloque registró un descenso del 15,6% en las importaciones de compras energéticas respecto al periodo anterior.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los ministros de economía de la UE acuerdan reformar normas fiscales antes de fin de año

Cómo los precios del gas en Europa han caído de 300€ a 35€/MWh en solo un año

Los países europeos se vuelven competitivos para ganar terreno a las fábricas chinas de vehículos eléctricos