¿Qué le espera a la energía nuclear europea?

Último día de funcionamiento de la central nuclear alemana de RWE Emsland, en Lingen, antes de su cierre definitivo el 15 de abril de 2023.
Último día de funcionamiento de la central nuclear alemana de RWE Emsland, en Lingen, antes de su cierre definitivo el 15 de abril de 2023. Derechos de autor Frank Jordans/Copyright 2023 The AP.
Derechos de autor Frank Jordans/Copyright 2023 The AP.
Por Heloise Urvoy
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Mientras Francia se sitúa como primer productor europeo de energía nuclear, Alemania ha puesto fin a sus planes de extender los reactores. En cambio, los países con menor capacidad han aumentado su producción.

PUBLICIDAD

Se supone que este mes Francia cargará por fin el combustible de su reactor nuclear de tercera generación, conocido como 'EPR', y se espera que la conexión a la red se produzca a finales de este año. El principal productor de energía nuclear de Europa lleva 12 años de retraso, un aplazamiento que hace dudar a algunos de que el 'EPR' entre en funcionamiento este año.

No obstante, las autoridades francesas están aumentando su producción de energía nuclear, algo que parecía impensable hace menos de una década, debido a las cambiantes opiniones políticas al respecto.

Francia no es el único país que ha cambiado en numerosas ocasiones su postura sobre la energía nuclear. Junto con la incertidumbre que rodea a otras fuentes de energía y los acontecimientos geopolíticos, la realidad del mercado eléctrico global cambia rápidamente.

Un mercado eléctrico volátil

La producción de electricidad de un país depende de muchos factores que, por su naturaleza, son volátiles. El último conjunto completo de datos disponible sobre el balance importación/exportación en toda Europa sitúa a Suecia y Alemania como los dos principales exportadores de electricidad en 2022, con 33,3 TWh y 26,5 TWh, respectivamente. 

En la parte baja de esa clasificación se sitúan Francia e Italia, cuya producción de electricidad disminuyó considerablemente, lo que llevó a los dos vecinos a importar una buena parte de sus necesidades de electricidad: 16,4 TWh en el caso de Francia, 43,4 TWh en el de Italia.

Esa instantánea del mercado eléctrico era completamente distinta en 2023. Francia, por ejemplo, pasó de su penúltima posición a convertirse en el primer exportador de electricidad de Europa, mientras que Alemania volvió a ser un país importador. Una razón importante de esta volatilidad tiene que ver con la energía nuclear, que representa el 21,8 % del mix energético de la Unión Europea.

¿Qué países producen más energía nuclear?

En total, la UE tenía 13 Estados miembros que producían energía nuclear en 2022. Después de Francia, España es el segundo país que más produce del bloque comunitario. En Europa, el Reino Unido, Bielorrusia, Ucrania y Rusia también son países productores de energía nuclear.

Los cuatro principales productores de energía nuclear en 2022 representaron el 73,7% de la cantidad total de energía nuclear producida en la UE ese año.

Pero la producción total de energía nuclear de la UE fue la más baja desde 1900. El cierre progresivo de los reactores alemanes desempeñó un papel importante en esta tendencia, así como las importantes reparaciones y trabajos de mantenimiento de Francia en varias de sus centrales, que obligaron a cerrar temporalmente algunos reactores.

Aunque aún no se dispone de datos completos para 2023, los del año pasado son un buen ejemplo del cambio que ha experimentado la producción de energía nuclear en pocos meses.

¿Cuáles son los cambios recientes más notables?

Países que hasta entonces no se percibían como grandes productores de energía nuclear han aumentado recientemente su producción. En 2022, la producción de los Países Bajos aumentó un 19,8 %, la de Chequia un 19,1 %, la de Hungría un 17,5 % y la de Finlandia un 10,6 %.

El panorama europeo está evolucionando rápidamente, y los productores tradicionalmente grandes han decidido abandonar progresivamente la energía nuclear.

Alemania

La caída de la producción de energía nuclear de los dos últimos años está llamada a durar: el 15 de abril de 2023, el país cerrará sus tres últimos reactores nucleares en funcionamiento.

Una decisión política largamente gestada -avalada, impulsada o frenada por los distintos partidos en el poder desde 1998- que está cambiando drásticamente el panorama energético del país y de Europa.

Desde el punto de vista político, el desacuerdo entre Francia y Alemania sobre la energía nuclear ha dado lugar a acalorados debates en la UE, por ejemplo sobre la taxonomía y la reciente reforma del sector eléctrico.

Francia

El país está aumentando su producción de energía nuclear, tras una fuerte caída del 34,5% en 2022 respecto al año anterior. En enero, el Senado del país aprobó un proyecto de ley que desechaba el objetivo para 2030 de reducir la cuota de la energía nuclear al 50% de su mix energético, en lugar de la cuota actual, que oscila entre el 60% y el 70% de media, una promesa que el presidente Emmanuel Macron hizo durante su campaña presidencial de 2017.

Los activistas ambientales llevan un esqueleto durante una marcha para denunciar los planes de Francia, el 15 de abril de 2006.
Los activistas ambientales llevan un esqueleto durante una marcha para denunciar los planes de Francia, el 15 de abril de 2006.FRANCOIS MORI/AP

A pesar del plan inicial del presidente francés de cerrar 14 reactores nucleares, al final de su primer mandato había abrazado la energía nuclear como el futuro de la independencia energética de Francia.

España

El segundo mayor productor de energía nuclear de la UE, va por el mismo camino que Alemania. El país tiene previsto desconectar el primero de sus siete reactores nucleares en 2027 y cerrar por completo su parque nuclear en 2035.

PUBLICIDAD

Suecia y Países Bajos

También en este caso, la incertidumbre política hizo que no se esperara que Suecia fuera uno de los mayores productores de energía nuclear de la UE. En 2010, los diputados del país decidieron anular la decisión de eliminar progresivamente la energía nuclear, que había estado en vigor durante 40 años.

En la actualidad funcionan seis reactores, y está previsto construir otros dos antes de 2035. Algo similar ocurrió en Holanda, donde el Gobierno anunció en 2021 sus planes de construir dos reactores, que se sumarían al único que tiene en funcionamiento. Ese mismo año, los políticos holandeses desecharon la decisión de eliminar progresivamente la energía nuclear.

Hungría

El entusiasmo del gobierno por la energía nuclear se ha mantenido firme y fuerte a lo largo de los años. Recientemente, el Parlamento húngaro ha aprobado dos nuevos reactores, que se suman a los cuatro actualmente en funcionamiento.

Pero un reciente acuerdo con la rusa Rosatom ha levantado ampollas en la UE, dada la guerra en Ucrania y las sanciones impuestas a Rusia. En el proyecto 'Paks II' los dos nuevos reactores serán suministrados por Rosatom, que actuará como contratista en el proceso. A pesar de algunas reticencias, la Comisión Europea aprobó el contrato en mayo de 2023.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Energía Nuclear | Más rentabilidad por influencia geopolítica que económica

Energía nuclear | Entre el miedo y el progreso 37 años después de Chernóbil

Los alemanes apuestan por un futuro sin energía nuclear tras el cierre de las centrales