EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Unión de Mercados de Capitales: ¿Qué es y qué puede aportar a Europa?

La idea es hacerlo para la inversión a través del estado
La idea es hacerlo para la inversión a través del estado Derechos de autor Matthias Schrader/Copyright 2019 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Matthias Schrader/Copyright 2019 The AP. All rights reserved
Por Eleanor Butler
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Los líderes de la UE se reúnen en Bruselas para debatir el reto pendiente de crear una Unión de Mercados de Capitales. Euronews Business explica los objetivos del plan.

PUBLICIDAD

La UMC es una iniciativa concebida para crear un mercado único de capitales en toda la UE. Su objetivo es que la inversión y el ahorro fluyan entre los Estados miembros en beneficio de los ciudadanos, las empresas y los inversores.

"La propia existencia de la UMC es como una red eléctrica", dijo Rebecca Christie, investigadora principal de Bruegel, en una entrevista con Euronews el mes pasado.

"La UE necesita una mejor financiación", explicó, "necesita que las empresas más pequeñas puedan crecer y acceder a fondos, que tienen que venir de algún sitio".

El jueves, en una cumbre de la UE en Bruselas, los debates sobre la racionalización de las inversiones volverán a ser el centro de atención.

Casi una década después de su creación, 'Euronews' Business analiza la importancia de esta política.

¿Qué sentido tiene la CMU?

En 2015, el expresidente de la Comisión Jean-Claude Juncker anunció sus planes para una Unión de Mercados de Capitales, presentándola como una herramienta para impulsar la inversión en la UE.

El objetivo de esta política es fomentar la integración financiera. En la práctica, esto significa que los responsables políticos quieren facilitar a las empresas de un Estado de la UE la obtención de financiación de otro Estado de la UE, facilitando así el crecimiento y la creación de empleo de las empresas más pequeñas.

De momento, como la UMC sigue estancada en la tramitación legislativa, los sistemas financieros de todo el bloque siguen fragmentados según las fronteras nacionales. Las leyes específicas de cada país obstaculizan la financiación transfronteriza, obligando a las empresas a depender más de los bancos que de los inversores privados para obtener préstamos.

Además de dificultar la obtención de capital por parte de las empresas, el sistema financiero de la UE es más vulnerable a las crisis. La capacidad de resistencia de la UMC podría beneficiar no sólo a los inversores, sino también a los receptores de la financiación.

Como sabe cualquier inversor, repartir su dinero entre distintos activos y países le proporciona una mayor protección en caso de que una inversión pierda valor.

En otras palabras, no hay que poner todos los huevos en la misma cesta.

En cuanto a los que dependen de la inversión, una dependencia excesiva de los bancos también puede dejar a las empresas en una situación vulnerable durante las recesiones económicas, cuando resulta más difícil conseguir préstamos.

Contar con un fondo común de capital procedente de diversas fuentes, objetivo de la UMC, permitiría a las empresas disponer de un flujo de financiación más sólido.

¿Por qué es diferente del mercado único?

La UMC va de la mano de la noción de mercado único, pero estos dos conceptos no son lo mismo.

El mercado único es una política más amplia cuyo objetivo es garantizar la libre circulación de bienes, servicios y personas en toda la UE, así como la circulación de capitales.

Por tanto, la Unión de Mercados de Capitales se nutre del principio del mercado único, pero se centra específicamente en el sector financiero.

¿Por qué puede ser transformadora la UMC?

Aumentar la inversión en la UE no sólo contribuiría a impulsar el crecimiento y, por tanto, a crear más empleo, sino que también podría incrementar la innovación.

Si las empresas tienen más dinero para expandirse, es probable que en Europa proliferen nuevos productos y tecnologías.

PUBLICIDAD

Además de aumentar la competitividad global del bloque, esto podría permitir a la UE acelerar su transición ecológica.

El objetivo de la CMU es aumentar la inversión en bonos verdes, en los que los prestamistas dan dinero a empresas o gobiernos para que lo gasten en proyectos sostenibles desde el punto de vista medioambiental.

Puede tratarse de iniciativas de energía renovable y transporte, o de programas para aumentar la eficiencia energética.

Los partidarios de la UMC también han destacado el potencial de esta política para mejorar la financiación de la defensa de la UE e impulsar los avances en la tecnología de la inteligencia artificial.

¿Por qué ha tardado tanto en implantarse?

La Unión de los Mercados de Capitales lleva mucho tiempo en marcha, y una de las razones de este retraso es simplemente la complejidad del proyecto en cuestión.

PUBLICIDAD

Como la creación de un sistema financiero común implica la racionalización de una red de normas específicas de cada país, no puede hacerse de la noche a la mañana.

Dicho esto, la UMC también se está viendo frenada por la oposición política.

Aunque algunos Estados miembros influyentes, como Francia y Alemania, han mostrado su apoyo a esta política, otros recelan de la idea de ceder más control a Bruselas.

Los que se oponen a la UMC han citado en particular la preocupación por los costes adicionales para sus industrias financieras nacionales.

Otros temen que la unión pueda ampliar la brecha entre los mercados más pequeños y los más desarrollados, ya que creen que será más fácil que los sistemas financieros establecidos se beneficien de las ventajas. Los defensores del plan argumentan que Europa no tiene elección.

PUBLICIDAD

Mientras Estados Unidos se beneficia de su sofisticada Ley de Reducción de la Inflación, una política que canaliza la inversión privada hacia la tecnología verde, algunos temen que la UE deba moverse o quedarse atrás.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿Por qué la economía alemana ahora es la más frágil de Europa?

La Comisión Europea quiere liberalizar el mercado de capitales de la UE

El precio del aceite de oliva se ha disparado un 113% en cinco años