EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

El cómico ucraniano Dima Watermelon habla de humor bélico y de por qué Putin no es un chiste

Dima Watermelon en un local de comedia de Berlín, Alemania.
Dima Watermelon en un local de comedia de Berlín, Alemania. Derechos de autor Donogh McCabe and Olivia Stroud
Derechos de autor Donogh McCabe and Olivia Stroud
Por Donogh McCabeOlivia Stroud
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Al cómico ucraniano Dima Watermelon nada le gustaría más que poder dejar de hacer chistes sobre Putin. Pero mientras dure la guerra en Ucrania, siente que tiene que abordar "el elefante en la habitación".

PUBLICIDAD

Algunos creen que el humor siempre ayuda, pero no el 24 de febrero de 2022, cuando la invasión rusa de Ucrania no dejó nada de lo que reírse. El cómico ucraniano Dima Watermelon afirmó: "No creo que ningún ucraniano olvide nunca el momento en el que se encontraba. Es como preguntar a los estadounidenses por el 11-S".

Excepto que para los ucranianos esta vez toda su existencia como Estado soberano estaba amenazada. Dima recuerda exactamente dónde estaba aquel día. En Múnich, preparándose para volar a Sudáfrica, de donde es originaria su esposa. Dima vivía en Berlín desde hacía varios años, después de trasladarse desde Finlandia como estudiante.

¿Cómo se pasa de la informática a la comedia?

Cuando terminó sus estudios en Berlín y empezó a trabajar en informática, Dima empezó a hacer monólogos en directo. Fue entonces cuando Dima se convirtió en comediante a tiempo completo y en un habitual de la animada escena berlinesa de la stand-up comedy. Ahí es donde ayuda tener un apellido como Sandía. Es su apellido ucraniano Kabyh traducido al inglés. Conocimos a Dima antes de un espectáculo en directo en un conocido local de comedia de Neukölln, en Berlín Oeste.

Bromear sobre la guerra es como abordar "el elefante en la habitación"

Al principio, los chistes políticos no eran lo suyo. Pero las circunstancias, incluso en el mundo de la risa, te obligan a adaptarte. "Nunca quise ser un humorista político. Pero debido a la guerra necesito abordarlo, es como abordar el elefante en la habitación. Así que, por supuesto, acabo escribiendo más chistes sobre la guerra, Rusia y Putin. El humor es importante porque es algo que la gente siempre tiene. Ya sabes, puedes reírte y sentirte mejor cuando te ríes", remarcó.

Y algunos de sus chistes han envejecido mejor de lo que él hubiera esperado. Cuando empezó como cómico, en 2018, bromeaba diciendo que si alguien le preguntaba por su nacionalidad, primero tenía que consultar las noticias:

Durante su directo, una persona del público le pregunta por qué está aquí y no allí. Dima le pide una entrevista personal después del concierto para seguir hablando del tema. Tiene que continuar, la sala está llena y la gente ha pagado por el espectáculo: quieren que les entretengan.

Hicimos una pregunta similar a Dima antes de que empezara su hora de comedia "Culturalmente inapropiado, el sueño ucraniano". Dima cree que es una pregunta difícil, pero dice que si le reclutaran y no hubiera otra opción, por supuesto que iría. No está seguro de lo que realmente puede ofrecer. Cree que ciertos grupos de personas no son realmente aptos para el ejército y los artistas entran en esta categoría, pero recibió formación militar básica como operador de radio para sistemas de espacio aéreo.

Su ciudad natal es Irpin, tristemente conocida por la guerra

Y, por supuesto, su comedia es en un idioma extranjero: el inglés. Nunca ha hecho monólogos en su lengua materna. Aunque se crió en Ucrania (su madre hablaba ucraniano y su padre ruso), siempre ha hablado ucraniano.

Dima es de los suburbios orientales de Kiev, un lugar llamado Irpin, que ahora se conoce como uno de los lugares donde se detuvo el empuje ruso en ucraniano en los primeros meses de la guerra. Dima ni siquiera solía decir que era de Irpin a la gente, porque era desconocido, sólo decía Kyiv. Ahora está en el mapa, como tantos otros lugares de Ucrania que nadie conocía antes de la guerra. Dima no ha vuelto a Irpin desde que empezó la guerra.

Un residente frente a una casa destruida por los bombardeos en Irpin, en las afueras de Kiev, Ucrania, 24 de mayo de 2022.
Un residente frente a una casa destruida por los bombardeos en Irpin, en las afueras de Kiev, Ucrania, 24 de mayo de 2022.Vadim Ghirda/AP
Por mucho que me gustaría ir allí. no quiero verlo en mis ojos; sabes lo que quiero decir, porque, es como si la mitad de mi ciudad natal fuera destruida. Crecí en Irpin y Bucha y ver fotos de Bucha fue como... no pude dormir durante 48 horas.
Dima Watermelon
Cómico

"Eso me rompió el corazón, me gustaría, mantener esos lugares bonitos en mi cabeza, en mi memoria. No estoy seguro de qué es lo correcto", señaló.

"Tomarse la guerra en serio y suministrar más armas a Ucrania"

Una cosa de la que Dima está seguro es de que la gente Europa occidental no se toma toda la situación lo suficientemente en serio. "Acabo de escuchar a Putin y a Rusia. No están jugando y van en serio. Y esta idea de que se detendrán en Ucrania y tomarán Crimea y Donbás y se pararán, simplemente no es verdad porque como dije, Rusia ha persistido durante 20 años en su intento de restaura, como imperio ruso, la antigua Unión Soviética."

Según Dima, Occidente tiene que implicarse mucho más y darse cuenta de la gravedad de la situación: "Espero que el mundo occidental se tome esta guerra más en serio y suministre a Ucrania más armas y no sólo las sobras".

La comunidad ucraniana está más unida que nunca

Dima se siente muy pesimista sobre el futuro de Ucrania y también de Europa. Cree que las cosas sólo pueden ir a peor. Su esperanza es que él, su familia y sus amigos sobrevivan a esta pesadilla. "Una cosa que ha cambiado es que los ucranianos se han unido mucho más como nación de personas". También se han producido otros grandes cambios en su vida. La madre de Dima, por ejemplo, llegó a Berlín como refugiada. También ellos se han acercado mucho más que antes de la invasión.

Dima dice que el estereotipo de que la gente quiere venir a Alemania para obtener beneficios económicos no es realmente cierto. La gente, sobre todo los mayores como su madre, no quiere estar aquí. "No es divertido vivir en una ciudad donde es muy difícil encontrar alojamiento como refugiado, donde los obstáculos burocráticos son tan difíciles que muchos preferirían volver a casa", recalca. Bromea diciendo que ella preferiría oír sirenas antes que enfrentarse cada día a la burocracia alemana.

Putin sólo tiene guerra que ofrecer

Dima añade que Putin sólo puede ofrecer a los rusos la guerra. En su opinión, no tiene vuelta atrás, ni salida, aunque le ofrecieran un acuerdo de paz. Añade que "Putin va en serio con los países bálticos", Dima cree que también están en la lista de invasiones de Putin. "Odia a Polonia. Tenemos que tomárnoslo en serio", abunda.

Y en uno de sus sets bromea diciendo que, como es un cómico ucraniano, el público de Europa Occidental y el de Europa del Este tienen expectativas muy diferentes en lo que se refiere a su material y a sus chistes sobre Rusia.

Dima sabe que con la inflación y la crisis del coste de la vida, la calidad de vida diaria se ha deteriorado para la mayoría, incluso en Europa Occidental: "Pero al menos aquí la gente no se muere", subrayó. "Espero que se solucione por arte de magia. Pero sí, tomémoslo en serio", sentenció.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La salida del armario de Ralf Schumacher allana el camino hacia una mayor diversidad en la F1

Emmys 2024: 'Shōgun' y 'El Oso' lideran las nominaciones mientras 'True Detective' hace historia

Dos leyendas: La historia detrás de la foto viral de Lionel Messi con Lamine Yamal cuando era bebé