EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Islandia planea dejar de cazar ballenas ante la caída de la demanda

Islandia planea dejar de cazar ballenas ante la caída de la demanda
Derechos de autor Charles Krupa/AP2009
Derechos de autor Charles Krupa/AP2009
Por Juan Carlos De Santos Pascual con AFP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Islandia planea dejar la caza de ballenas en 2024 ante la caída de la demanda en un sector que cazó una ballena en todo 2021.

PUBLICIDAD

Islandia planea poner fin a la caza de ballenas en 2024 debido a la disminución de la demanda. Después de que Japón volviera a esta práctica en 2019, se ha reducido su mercado. Solo han cazado una en todo 2021 y en los últimos años el sector apenas ha sacado sus barcos al Atlántico Norte.

Para los expertos, la caza de ballenas es una actividad que debe estar muy controlada. Además, aunque lo estuviera, podría no ser sostenible por otras razones.

Gisli Vikingsson, biólogo marino y especialista en ballenas del Instituto de Investigación Marina y de Agua Dulce de Islandia, señala: " Nuestra recomendación para las ballenas, al igual que para cualquier otra población marina que se esté explotando, es establecer límites máximos en lugar de recomendar la explotación o no de un recurso específico".

"Aunque la caza de ballenas sea sostenible desde el punto de vista biológico, puede que no lo sea desde el punto de vista social o económico y eso, una vez más, está fuera de nuestro campo", añade el biólogo marino.

Los requisitos de seguridad para la carne, el aumento de la zona protegida o las restricciones de seguridad de la pandemia son otras de las razones que han afectado aun sector que sobrevive en Islandia, Noruega y Japón.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Una ola de violencia inédita golpea a Islandia

No Comment | Amistosas ballenas llegan a Argentina

Las medusas podrían ser algunas de las criaturas marinas que se benefician del cambio climático