Las tabacaleras tendrán que pagar la limpieza de las colillas en España

España también ha prohibido los cubiertos y platos de plástico de un solo uso.
España también ha prohibido los cubiertos y platos de plástico de un solo uso.   -   Derechos de autor  Andres Siimon
Por Rebecca Ann Hughes

España ha dictaminado que las tabacaleras tendrán que pagar para limpiar las colillas.

Cada año, los fumadores arrojan millones de colillas a las calles y playas españolas.

La nueva normativa medioambiental también prohíbe los cubiertos de plástico de un solo uso y las pajitas de plástico.

La normativa forma parte de un plan de la Unión Europea para reducir los residuos y fomentar el reciclado.

Las tabacaleras pagarán la limpieza de los cigarrillos

La nueva normativa medioambiental española establece que las empresas tabaqueras deberán pagar la factura de la retirada de los cigarrillos desechados de las calles del país.

La medida entra en vigor este viernes, informa The Guardian.

Los fabricantes de cigarrillos también están obligados a recordar a los consumidores que no tiren las colillas en lugares públicos.

España aún no ha dicho cómo se llevará a cabo la limpieza ni cuánto costará a las tabaqueras.

Un estudio catalán de la "sociedad de residuos cero" Rezero estimó el coste entre 12 y 21 euros por ciudadano al año, un total de hasta 1.000 millones de euros.

Es probable que las tabaqueras trasladen el coste al consumidor aumentando el precio de los productos, lo que también podría funcionar como otro incentivo para dejar de fumar.

España también ha intentado reducir el consumo de tabaco en espacios públicos declarando 525 playas libres de humo en 2021.

¿Hasta qué punto son perjudiciales las colillas para el medio ambiente?

Con miles de millones de colillas desechadas en las calles cada año, son uno de los tipos de basura más comunes.

Tardan unos 10 años en descomponerse y liberan sustancias tóxicas como plomo y arsénico.

Según la organización sin ánimo de lucro Ocean Conservancy, las colillas son también el tipo más común de contaminación marina, por encima de las botellas y bolsas de plástico.

Cada año se arrojan al océano unos 5.000 millones de cigarrillos. La sustancia nociva que emiten durante la descomposición puede ser letal para las criaturas marinas.

España prohíbe los cubiertos de plástico de un solo uso

La nueva normativa medioambiental española también incluye la prohibición de varios productos perjudiciales para el clima.

Las iniciativas pretenden combatir los residuos nocivos y aumentar el reciclado.

El país ha prohibido los cubiertos y platos de plástico de un solo uso, los bastoncillos de algodón, los vasos de poliestireno expandido y las pajitas de plástico.

La decisión está en consonancia con los objetivos de la Unión Europea de limitar los plásticos de un solo uso.

Francia también acaba de prohibir los envases de un solo uso en los restaurantes de comida rápida.