¿Cómo se han convertido los Países Bajos en líder europeo de la energía solar?

Carport Solar Biddinghuizen en Biddinghuizen, Países Bajos
Carport Solar Biddinghuizen en Biddinghuizen, Países Bajos   -  Derechos de autor  Solarfields/Handout via Thomson Reuters Foundation
Por Charlotte Elton

A unos 130 km al este de Ámsterdam, en Países Bajos, una colina de aspecto inusual se eleva y brilla por encima de granjas.

La colina, de 25 metros de altura, está construida con residuos domésticos y empresariales de los últimos 15 años. Lo que llama la atención es lo que la cubre: 23.000 paneles solares.

El promotor solar holandés TPSolar inauguró la instalación, que puede producir hasta 8,9 megavatios de energía, en Armhoede, al este de los Países Bajos, a mediados de 2020. El antiguo vertedero genera ahora electricidad suficiente para unos 2.500 hogares.

El proyecto refleja una tendencia más amplia en los Países Bajos -que ya tiene más de 48 millones de paneles solares instalados- a encontrar lugares innovadores donde instalar nuevas capacidades de energía renovable.

Los Países Bajos tienen hoy una media de dos paneles solares por habitante y una capacidad instalada de más de 1 kilovatio (KW) por persona, lo que los convierte en la potencia solar per cápita de Europa, según la asociación del sector Solar Power Europe.

¿Cómo aprovechan los Países Bajos el espacio para la energía solar?

Dado que en casi todo el mundo escasea el terreno para ubicar energías renovables, la experiencia holandesa -que incluye la instalación de energía solar en aparcamientos, lagos comerciales, campos donde pastan las ovejas, granjas de fresas, iglesias en desuso, estaciones de tren y aeródromos- podría servir de inspiración para ubicar mejor las energías renovables en todo el mundo.

"Como tenemos tan poco espacio en los Países Bajos, es importante utilizar el suelo por múltiples razones", afirma Bernd Nijen Twilhaar, coordinador del promotor solar holandés Solarfields, que gestiona grandes parques solares y ha instalado al menos 450.000 paneles en el país.

"Tenemos que ser innovadores y creativos para producir la electricidad que los Países Bajos necesitan para ser ecológicos", añadió.

Los promotores y analistas de la energía solar afirman que la expansión holandesa se ha visto impulsada por la enorme caída de los precios de los equipos, un eficaz plan de subvenciones a la energía y los ambiciosos objetivos del Gobierno para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

El Gobierno pretende que el 70% de su electricidad sea renovable de aquí a 2030, principalmente mediante la ampliación de la capacidad solar y eólica, ya que es uno de los seis países más contaminantes de Europa.

Como muchos países de la Unión Europea, los Países Bajos están reduciendo su dependencia energética de Rusia tras la invasión de Ucrania.

Los parques solares y eólicos neerlandeses han contribuido a llenar el vacío de suministro eléctrico dejado por las centrales de gas, cuya explotación ha dejado de ser rentable en un contexto de precios récord del gas.

Pero los terrenos agrícolas de los Países Bajos son de los más caros de la UE, por lo que encontrar espacio para los planes solares resulta costoso.

Esta realidad, unida a la alta densidad de población del país, obliga a las empresas solares a ingeniárselas para encontrar espacio.

Canva
Casas en los Países Bajos con placas solaresCanva

Países Bajos, líder europeo en energía solar

En los últimos años, los Países Bajos han consagrado por ley objetivos climáticos como el de las energías renovables, se han comprometido a limitar las perforaciones de gas y petróleo en tierra y han impulsado el gasto ecológico en general. El presupuesto de energías renovables para 2022 era de 13.000 millones de euros.

El año pasado, los Países Bajos generaron el 14% de su electricidad a partir de granjas solares -frente al 1% de 2015-, superando por primera vez a la generación de electricidad a partir del carbón.

La proporción de electricidad procedente de la energía solar fue la más alta generada en la UE, tal y como afirma Ember Climate, un grupo de consultoría.

Paralelamente, el sistema de "medición neta" del país -creado en 2004 y que permite a los hogares con paneles solares compensar su producción de electricidad verde con su consumo- cuenta ya con más de dos millones de hogares que generan energía renovable, según el Ministerio de Energía.

El gobierno neerlandés está estudiando cómo modificar la planificación de los emplazamientos y las ayudas económicas para fomentar la construcción de huertos solares mejor integrados en el paisaje, según explicó por correo electrónico un portavoz del Ministerio de Energía.

Joeri Jacobs, que se dedica a la construcción de proyectos de energía verde en la empresa de gestión de residuos Afvalzorg, describió el enfoque holandés de las energías renovables como "extremadamente MacGyver-ish", en referencia a un programa de televisión estadounidense de los años 80 sobre un ingenioso agente secreto que crea dispositivos a partir de objetos cotidianos.

"Cogemos las distintas tecnologías energéticas, las apilamos e intentamos hacer una combinación que realmente funcione", explica Jacobs, cuya empresa se ha asociado con una compañía local de servicios públicos para convertir vertederos en desuso en huertos solares.

"Lleva un tiempo, pero una vez que todo el mundo está de acuerdo, la ejecución es relativamente rápida en los Países Bajos".

Canva
Los Países Bajos son un país relativamente pequeño, lo que significa que tienen que ser creativos a la hora de elegir sus parques solares.Canva

Parques solares en lagos artificiales

Casi el 20% de la superficie del país es agua, y los promotores de energía solar, entre ellos GroenLeven, han aprovechado la oportunidad para instalar parques solares en lagos artificiales.

La empresa ha instalado más de 500.000 paneles solares en aguas holandesas, situando a los Países Bajos por detrás de China en este tipo de emplazamientos.

"Esta idea de la energía solar flotante surgió en Países Bajos antes que en otros países", explica Benedikt Ortmann, responsable global de proyectos solares de la empresa alemana de energías renovables BayWa r.e., que adquirió GroenLeven en 2018.

Inspirado por el ejemplo holandés, BayWa r.e. dijo que ahora está desplegando más zonas solares flotantes en países europeos como Bélgica, Austria y Francia.

Las empresas holandesas también están buscando formas de hacer que las plantas solares funcionen junto con la producción agrícola.

"En vez de pelearnos por quién tiene acceso a la tierra, buscamos soluciones para utilizarla juntos", explica Carel Kooij, director de desarrollo de negocio de energía fotovoltaica a gran escala en la filial holandesa de la eléctrica sueca Vattenfall.

Un proyecto llamado "Agri-PV" consiste en cultivar fresas y frambuesas bajo un techo de paneles solares, en sustitución de las cubiertas de plástico que tradicionalmente utilizan los agricultores.

A mitad de un proyecto piloto de cuatro años, los responsables del proyecto afirman que las plantas necesitan un 25% menos de agua porque están protegidas del sol, lo que podría ahorrar agua de riego en el futuro, cuando el cambio climático provoque veranos más calurosos y secos.

Los intereses locales deben ser lo primero

En general, los promotores holandeses de energía solar afirman que los nuevos proyectos deben concebirse teniendo muy presentes los intereses locales.

El plan climático del país para 2019, por ejemplo, estipula que los proyectos de energías renovables deben tratar de destinar el 50% de la energía verde que producen a los habitantes locales.

Aunque esto no es legalmente vinculante, los promotores tienden a invertir en la comunidad: desde enviar un porcentaje de la energía renovable generada a cooperativas energéticas locales, por ejemplo, o crear un fondo socioeconómico para realizar mejoras de eficiencia energética.

El plan climático del país para 2019, por ejemplo, estipula que los proyectos de energías renovables deben tratar de destinar el 50% de la energía verde que producen a los habitantes locales.