EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

'El Niño' | Los expertos advierten que la temporada de huracanes será "superior a la media" este año

Las olas chocan contra la costa a lo largo de la calzada de Jensen Beach, a medida que las condiciones se deterioran con la llegada del huracán Nicole en 2022.
Las olas chocan contra la costa a lo largo de la calzada de Jensen Beach, a medida que las condiciones se deterioran con la llegada del huracán Nicole en 2022. Derechos de autor AP Photo/Rebecca Blackwell
Derechos de autor AP Photo/Rebecca Blackwell
Por Rosie Frost
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Los expertos remarcan que las advertencias sobre el fenómeno de 'El Niño' deberían ser una señal para que los gobiernos de todo el mundo movilicen los preparativos para limitar los impactos en la salud, en los ecosistemas y en las economías.

PUBLICIDAD

La temporada de huracanes en el Atlántico de este año será "superior a la media" debido a las temperaturas récord del mar.

Desde hace cuatro décadas, los investigadores de la Universidad Estatal de Colorado (CSU, por sus siglas en inglés) realizan cada temporada una previsión basada en modelos estadísticos que tienen en cuenta las temperaturas, la presión, el viento y otras mediciones.

En estas previsiones también se tiene en cuenta el fenómeno de ‘El Niño’, un calentamiento de la superficie oceánica, que conlleva a temperaturas superiores a la media en el océano Pacífico.

Un mes después del inicio de la actual temporada, que va de junio a noviembre, los expertos prevén 18 tormentas, cuatro más que la medio; lo que incluye nueve huracanes y cuatro grandes huracanes —estos últimos son aquellos que generan vientos que viajan a 179 kilómetros por hora o más—.

También se tiene en cuenta una serie de fenómenos meteorológicos sin nombre ocurridos a principios de año y las tormentas tropicales Arlene, Bret y Cindy, que ya se produjeron en junio.

Los investigadores estiman que la probabilidad de que un gran huracán toque tierra en los Estados Unidos es "superior a la media a largo plazo". Aclaran que, aunque el pronóstico es su "mejor estimación" de la próxima temporada, no es una medida exacta.

La CSU insta a los residentes de la costa a tomar las debidas precauciones, como todos los años.

¿Afectará la llegada de El Niño a la temporada de huracanes de este año?

En mayo, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) predijo que sólo había un 30 % de probabilidades de que esta temporada de huracanes fuera superior a la media. El ente administrativo también informó que esperaba que se situara en torno a lo normal, debido a varios factores concurrentes, "algunos que suprimen el desarrollo de tormentas y otros que lo alimentan".

En un principio, el CSU también dijo que sería un año promedio, relativamente; sin embargo, ha actualizado sus previsiones, ya que las temperaturas de la superficie del mar en la zona principal donde se desarrollan las tormentas —las latitudes más bajas del Océano Atlántico—han sido más cálidas que la media.

El martes 4 de julio, la Organización Meteorológica Mundial declaró el inicio de las condiciones de El Niño por primera vez en siete años.

Según el secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Petteri Taalas, las probabilidades de que se batan récords de temperatura y de que aumente el calor extremo en muchas partes del mundo y del océano "han aumentado considerablemente".

El Niño podría provocar un aumento de las temperaturas mundiales y alteraciones meteorológicas en el segundo semestre de este año.

El equipo de la CSU afirma que esto significa que hay más incertidumbre a la hora de predecir lo que ocurrirá. Las aguas del Océano Atlántico, donde suelen formarse las tormentas, están mucho más calientes de lo normal y el efecto meteorológico será "fuerte" en el pico de la temporada de huracanes.

El Niño también aumenta algo llamado cizalladura vertical del viento, que puede destrozar las tormentas cuando se están formando.

El "calor anómalo extremo" en el Atlántico, sin embargo, contrarrestará probablemente parte de esta cizalladura del viento, según los expertos, y podría anular este efecto.

Talaas advirtió que la declaración sobre El Niño debería ser una señal para que los gobiernos de todo el mundo "movilicen los preparativos para limitar los impactos sobre nuestra salud, nuestros ecosistemas y nuestras economías".

Fuentes adicionales • Angélica Parra Hernández (Traducción y texto en español)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

De azul a verde: los océanos podrían estar cambiando de color debido al cambio climático

El Niño ya está aquí y tendrá una intensidad "al menos moderada", según los científicos

¿Qué consecuencias climáticas tendrá el fenómeno El Niño en 2023?