EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Casi la mitad de las especies del mundo sufren un rápido declive demográfico, según un estudio

Un ejemplar de rana de Mucuchíes (Aromobates zippeli), especie en peligro de extinción, en Mérida (Venezuela).
Un ejemplar de rana de Mucuchíes (Aromobates zippeli), especie en peligro de extinción, en Mérida (Venezuela). Derechos de autor MIGUEL ZAMBRANO / AFP
Derechos de autor MIGUEL ZAMBRANO / AFP
Por Gael Camba
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Una nueva investigación ha descubierto que los "descensos demográficos sostenidos" entre las poblaciones de animales son más alarmantes de lo que se pensaba.

PUBLICIDAD

La pérdida de fauna salvaje es "uno de los síndromes más alarmantes del impacto humano", según un nuevo estudio publicado en Biological Reviews.

Los investigadores descubrieron que de las más de 71.000 especies que analizaron -entre mamíferos, aves, anfibios, reptiles y peces- el 48% sufre un declive de población, mientras que el 49% se mantiene estable y sólo el 3% crece.

Según el informe, los resultados dibujan "un panorama considerablemente más alarmante" que las estimaciones de conservación de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Disminuyen las poblaciones de especies "no amenazadas

El estado de conservación de la fauna salvaje se controla tradicionalmente mediante la Lista Roja de la UICN, que clasifica las especies según su grado de peligro, como casi amenazadas, vulnerables, en peligro y otras.

Según el último estudio, el 33% de las especies consideradas "no amenazadas" sufren un declive de su población, lo que constituye "un síntoma de extinción".

"Más perdedores que ganadores: investigando la defaunación antropocena a través de la diversidad de tendencias de la población", por Catherine Finn, Florencia Grattarola, Daniel Pincheira-Donoso
Porcentaje de especies por grupo taxonómico (mamíferos, aves, anfibios, reptiles, peces, insectos) que tienen tendencias de población decrecientes, estables, crecientes o desc"Más perdedores que ganadores: investigando la defaunación antropocena a través de la diversidad de tendencias de la población", por Catherine Finn, Florencia Grattarola, Daniel Pincheira-Donoso

Aunque la UICN afirma que el 28% de las especies están amenazadas, esta lista roja no es el único indicador del riesgo de extinción.

Las especies pueden considerarse "no amenazadas", pero el hecho de que su población disminuya puede significar que se dirigen hacia la extinción, advierte el informe.

Aunque se hace eco de las preocupaciones expuestas en el estudio, Craig Hilton-Taylor, responsable de la Lista Roja de la UICN, declaró a la CNN que sus resultados podrían "inflar en exceso la situación", ya que los datos se recogen sobre una amplia gama de grupos de animales, incluidos aquellos sobre los que se carece de datos.

Insiste en que se trata de una medida menos sólida que la de la UICN, que analiza "las tendencias de las especies a lo largo de periodos de tiempo mucho más largos".

La biodiversidad, al borde de la extinción

El estudio señala que los anfibios se ven especialmente afectados, poniendo de relieve "importantes deficiencias en nuestro conocimiento de las tendencias poblacionales, en particular para peces e insectos".

Cuando la población de una especie desciende demasiado, no puede contribuir tanto al ecosistema como podría, señala el informe.

Por ejemplo, la caza excesiva de nutrias marinas permitió un auge de los erizos de mar que se alimentan de algas, lo que diezmó los bosques de algas en el mar de Bering y provocó la extinción de la vaca marina de Steller, que se alimentaba de algas.

"Reducir el ritmo de declive de la biodiversidad debe ser una prioridad mundial"
Auotres del estudio:: Catherine Finn, Florencia Grattarola, Daniel Pincheira-Donoso
Publicado en Biological Reviews: ""Más perdedores que ganadores: investigando la defaunación antropocena a través de la diversidad de tendencias demográficas"

La reducción de una especie basta para desequilibrar todo el ecosistema, lo que tiene un efecto dominó en otras poblaciones que puede convertirse en una bola de nieve que provoque trastornos a gran escala.

Los científicos consideran que la transformación de paisajes salvajes en zonas urbanas o agrícolas es uno de los principales factores de la pérdida de fauna salvaje, ya que destruye su hábitat natural. Pero, el cambio climático también es un factor importante en el declive de las especies y su impacto está empeorando a medida que el mundo se calienta.

Los descensos revelados en el estudio tienden a concentrarse en torno a las zonas tropicales, mientras que la estabilidad y los aumentos son más propensos a afectar a los climas templados.

Los políticos apuntan al "objetivo mínimo

Con el objetivo de preservar los hábitats, algunas iniciativas como el objetivo "30 por 30" de la COP15, que pretende proteger el 30% de la tierra y los océanos para 2030, han ganado apoyos.

Más de 100 países acordaron este compromiso el pasado otoño.

Los expertos de la UICN afirman que este objetivo es el mínimo al que deberían aspirar los políticos, y muchos estudios piden que se proteja hasta el 70% o incluso más de los paisajes silvestres.

PUBLICIDAD

El hábitat silvestre se está deteriorando en la UE, con un 81% del hábitat natural en un estado de conservación "desfavorable", según un informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente sobre el periodo 2013-2018.

Según un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente publicado en 2021, el mundo protege en la actualidad alrededor del 17% de sus tierras y aguas interiores y menos del 8% de las zonas marinas y costeras.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Las especies invasoras tienen un coste económico mundial de 390 000 millones de euros al año

Las medusas podrían ser algunas de las criaturas marinas que se benefician del cambio climático

¿Qué países europeos te pagan por ir en bicicleta al trabajo?