EventsEventosPodcast
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

La peligrosa amenaza del cambio climático para el Patrimonio Mundial

La peligrosa amenaza del cambio climático para el Patrimonio Mundial
Derechos de autor euronews
Derechos de autor euronews
Por Jeremy WilksEuronews
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Climate Now visita el Palacio y los jardines de Sanssouci en Potsdam (Alemania), patrimonio de la humanidad. Observamos cómo las sequías, las olas de calor y las lluvias torrenciales están pasando factura a este paisaje histórico tricentenario.

PUBLICIDAD

Climate Now visita el Palacio y los Jardines de Sanssouci, en Potsdam (Alemania), un lugar que es patrimonio de la humanidad y que, cada vez, está más amenazado por el cambio climático.

En la edición de Climate Now de este mes, analizamos cómo las sequías, las olas de calor y las lluvias torrenciales están pasando factura a este paisaje histórico que cuenta con trescientos años de antigüedad.

El agosto más caluroso jamás registrado

En primer lugar, echen un vistazo al Servicio de Cambio Climático de Copernicus, que indica que, a nivel mundial, acabamos de vivir el mes de agosto más caluroso, jamás registrado, con temperaturas 0,7 grados centígrados por encima de la media de 1991-2020.

Servicio de Cambio Climático Copernicus implementado por ECMWF
Temperatura de la superficie marinaServicio de Cambio Climático Copernicus implementado por ECMWF

También fue la temporada más calurosa de junio a agosto, de la que se tiene constancia. En el mes de agosto se produjeron olas de calor en Portugal, Italia, Francia, el norte de África, y el centro y sur de Estados Unidos.

Servicio de Cambio Climático de Copernicus implementado por ECMWF
Anomalía correspondiente al hielo en el Antártico en el mes de agosto de 2023Servicio de Cambio Climático de Copernicus implementado por ECMWF

Las olas de calor también afectan a los océanos. Las líneas del gráfico muestran las temperaturas globales diarias, de la superficie del mar, cada año.

Desde principios de los años 80 se ha producido un notable aumento. Así, la línea roja para 2023 indica una temperatura de más de medio grado de media, más cálida que los años anteriores; otra nueva plusmarca.

Servicio de Cambio Climático de Copernicus implementado por ECMWF
Anomalía correspondiente al hielo en el Antártico en el mes de agosto de 2023Servicio de Cambio Climático de Copernicus implementado por ECMWF

Pasando a la Antártida, donde es invierno, se puede ver que las concentraciones de hielo marino estuvieron por debajo de la media en amplias zonas sombreadas en rojo, en el mapa.

Servicio de Cambio Climático de Copernicus implementado por ECMWF
Anomalía de la extensión del hielo marino antártico en el mes de agosto de 2023Servicio de Cambio Climático de Copernicus implementado por ECMWF

También se registró un mínimo histórico en agosto, en términos de extensión del hielo marino, con respecto a las zonas en las que al menos el 15 % del océano está congelado.

Fundación Polar Internacional
Anomalía de la extensión del hielo marino antártico en el mes de agosto de 2023Fundación Polar Internacional

La extensión del hielo marino antártico se encuentra en niveles ‘bajos sin precedentes’, desde mayo de este año.

El Palacio y los Jardines de Sanssouci en Potsdam, Alemania, amenazados por el cambio climático

Una vez conocidos los datos de Copernicus, es momento de volver al reportaje de Euronews, y a un lugar que es patrimonio mundial: el Palacio y Jardines de Sanssouci en Potsdam, Alemania.

Europa tiene muchos jardines y palacios históricos como el de Sanssouci, monumentos que se construyeron para perdurar. Pero… ¿Podrán sobrevivir ante la aceleración del cambio climático?

En el siglo XVIII, este era el patio de recreo estival de ‘Federico el Grande’. El rey prusiano lo llamó Sanssouci, un lugar ‘sin preocupaciones’. Hoy, con un millón de visitantes al año, hay mucho que espacio que cuidar. Además, con los embates del cambio climático, hay mucho de qué preocuparse, según el director del jardín, Michael Rohde.

Michael Rohde es el director de Jardines de la Fundación de Palacios y Jardines Prusianos.

"Llevamos sintiendo los efectos del cambio climático desde hace unos diez años, pero los últimos seis han sido mucho más graves. Aquí, llueve menos, sufrimos los efectos del calor, está el asunto del suelo, la desecación de las aguas subterráneas, que ya no se rellenan… Y, por supuesto, tenemos el problema de la caída de árboles, como consecuencia de ello".

Euronews
Palacio y jardines de Sanssouci en Potsdam, AlemaniaEuronews

El bajo nivel de las aguas subterráneas hace que los árboles sean más vulnerables a los hongos y los insectos.

El número de árboles que ‘mueren’ en el lugar, anualmente, ha pasado de unas pocas docenas, hace veinte años, a varios cientos en la actualidad.

"Los jardines son la única ‘categoría de monumento’ que está viva, son monumentos vivientes. Nunca ha sido tan dramático como ahora. Necesitamos ayuda: personal y financiación. Entonces, podremos adaptarnos al clima", explica Michael Rohde.

Katharina Matheja, conservacionista de la Fundación de Palacios y Jardines Prusianos, ha introducido el riego, algo que antes se consideraba impensable en un jardín histórico de un país relativamente húmedo, como Alemania.

PUBLICIDAD

"En un lugar tan expuesto como este, ahora tenemos que regar continuamente. Y… esto funciona bien", declara.

Euronews
Katharina Matheja, conservacionista de la Fundación de Palacios y Jardines PrusianosEuronews

También están experimentando con la plantación de especies naturales del parque, en lugar de comprar árboles en viveros, como antes. La idea es que las plantas jóvenes que han sobrevivido en la zona tengan más posibilidades de resistir a la sequía y el calor, en el futuro.

"Esperamos que los árboles se adapten mejor al lugar que otros árboles que vienen del vivero, donde los miman con nutrientes y agua; en definitiva, que estos árboles puedan desarrollarse mejor aquí", señala Katharina Matheja.

A pesar de las esperanzas que la conservacionista de la Fundación de Palacios y Jardines Prusianos tiene depositadas en estos árboles, Katharina explica los retos que plantea la introducción de especies arbóreas más aptas para resistir el cambio climático.

"Para nosotros, como patrimonio de la humanidad, como ‘monumento ajardinado’, es muy importante que nos atengamos a los planos históricos de 1740 o incluso de mediados del siglo XIX. Tenemos que atenernos a estas especificaciones. Si aquí había una haya cobriza, intentamos plantar una haya cobriza en este punto, y apenas hay margen de maniobra. No podemos poner aquí, de repente, otras especies. Intentamos experimentar con diferentes variedades en algunas zonas marginales, pero estamos muy limitados, y para nosotros es muy importante mantener estos jardines monumentales tal y como se concibieron originalmente".

PUBLICIDAD

Según la conservacionista Kathrin Lange, algunos de los espacios del Palacio de Sanssouci sufren ahora las consecuencias de un clima más extremo, sobre todo, una humedad elevada que daña el mobiliario, y los revestimientos de las paredes.

Euronews
Daños en varios espacios del Palacio, debidos al cambio climáticoEuronews

Kathrin Lange es la directora de Conservación de la Fundación de Palacios y Jardines Prusianos.

"Algunos ejemplos muy obvios se observan cuando se producen cambios en las gotas de rocío, cuando la condensación corre por las paredes, cuando aparece moho en las esquinas, cuando las materias se mueven, chocan, y se desprenden de sus sustratos. Todos estos cambios climáticos desencadenan estas reacciones. En realidad, las mayores diferencias las notamos con el cambio de humedad, que se introduce en las habitaciones. De hecho, la humedad es el principal factor de cambio de los materiales".

Euronews
Palacio y jardines de Sanssouci en Potsdam, AlemaniaEuronews

En la última década, a los gestores del histórico lugar les ha resultado más difícil conservar este tesoro, tal y como era, cuando lo disfrutaba la realeza prusiana.

El paisaje no puede modificarse: los árboles, los senderos y los cursos de agua deben permanecer tal y como los concibieron sus diseñadores, y hay esperanzas de que esto pueda hacerse.

PUBLICIDAD

El director del jardín, Michael Rohde, lo recuerda.

"Si aplicamos todas las estrategias de adaptación, y además, quizás, utilizamos plantas leñosas y árboles adaptados, podremos conservar la estructura básica".

Conservar estos lugares del patrimonio cultural para el futuro, a medida que el planeta se calienta, va a suponer un reto enorme. Si quiere más información puede obtenerla en la dirección: euronews.com/climatenow.

Compartir esta noticia

Noticias relacionadas

Seis jóvenes portugueses denuncian a 32 gobiernos europeos por inacción climática

El inédito proceso de seis jóvenes portugueses contra 32 países por inacción climática