Los activistas climáticos más jóvenes encabezan la acción ciudadana por nuestro planeta

Los activistas climáticos más jóvenes encabezan la acción ciudadana por nuestro planeta
Derechos de autor euronews
Por Cyril Fourneris
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Cada día, millones de personas actúan en favor de la naturaleza. Son activistas, voluntarios, científicos o ciudadanos de a pie. En el marco de la campaña europea #ForOurPlanet, vamos a conocerlos.

En pocos años, una generación de activistas se ha movilizado para situar el clima en lo más alto de la agenda política mundial. Pero desde entonces, algunos han contraatacado, por razones económicas o políticas.

Una cosa es cierta: las crisis mundiales no desaparecerán si las ignoramos. Cada día, millones de personas actúan en favor de la naturaleza. Son activistas, voluntarios, científicos o ciudadanos de a pie. En el marco de la campaña europea #ForOurPlanet, vamos a conocerlos.

Para grabar este episodio, nos fuimos a Cataluña. Aquí hace buen tiempo, y aunque en apariencia mucha gente parece estar disfrutando, estamos bastante preocupados por los efectos visibles del cambio climático: Cataluña está atravesando una sequía precoz. Las reservas de agua son muy escasas y se han introducido restricciones hídricas en pleno invierno.

Una generación de jóvenes activistas climáticos

Nos preocupan los jóvenes, y con justa razón. Pero, ¿qué piensan ellos? Hablamos con Francisco, uno de los activistas climáticos más jóvenes del mundo, de origen colombiano.

Francisco Vera Manzanares tiene sólo 14 años y lleva involucrado en el activismo desde la infancia. Es embajador de buena voluntad de la UE en Colombia, donde cuenta con numerosos seguidores. Es fundador de Guardianes por la Vida, un movimiento infantil que lucha contra el cambio climático.

"Mucha gente te dice que los niños no deberían hablar del cambio climático porque no son expertos. Pero yo creo que los más expertos y los más legitimados para hablar del cambio climático son los niños, porque son los que más sufren. En ese sentido, creo que los niños son una parte esencial en este papel de actuar por el planeta", opina Francisco. 

A su corta edad, el activista colombiano ha incluso escrito un libro.

"La cuestión no es sólo vivirlo sino también entenderlo. Está pasando, pero ¿cómo está pasando? Yo explico conceptos básicos, como qué es el efecto invernadero. Y si entendemos el problema, podemos dar respuestas más eficaces al mismo."

A pesar de que hay muchos ciudadanos que son críticos con la ecología, Francisco insiste en que se mantiene optimista sobre el futuro

"Hay mucho populismo, y ahora hay una nueva ola de extremos, de ultras, que acusan a los ecologistas de tener una inclinación política. Pero yo digo que todos vivimos en el mismo planeta. Comparto esta tierra contigo y con todos los que nos observan. No es una cuestión política, es una cuestión de humanidad."

ARCHIVO - Francisco Vera en un evento para expresar las necesidades de los niños sobre el cambio climático en la Cumbre del Clima de la ONU COP28, 06/12/2023, en Dubai
ARCHIVO - Francisco Vera en un evento para expresar las necesidades de los niños sobre el cambio climático en la Cumbre del Clima de la ONU COP28, 06/12/2023, en DubaiRafiq Maqbool/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.

"Francamente soy optimista sobre el futuro. La situación es muy complicada, eso está claro. Hay un dicho que dice que no se puede tapar el sol con un dedo. Cada uno ve las cosas desde su propia perspectiva. Y yo lo veo como una persona joven, pero una persona joven con esperanza. Eco-esperanza", dice sonriente. 

Conocimos a otra activista: Olivia Mandle. Esta embajadora del Pacto Europeo por el Clima apenas tiene 16 años. Tenía sólo 12 cuando inventó el 'Jelly Cleaner', una herramienta para combatir los microplásticos en el mar.

"Básicamente el agua pasa por aquí y se filtra a través de las medias y los plásticos y microplásticos acaban aquí en la punta. Si cada vez que haces paddleboarding o kayak con tus amigos, todos pueden enganchar una de estas y estarán limpiando los océanos poco a poco."

Desde entonces, no ha parado de hablar en las redes sociales, en las escuelas y en conferencias para defender los ecosistemas marinos. Como Francisco, dice que es normal tener miedo, pero que nunca hay que rendirse:

"Las generaciones pasadas nos han dejado un planeta devastado sobre nuestros hombros y nos han dejado la responsabilidad de cuidarlo. Pero yo siempre digo que mi generación es la que tiene la capacidad de cambiar las cosas. Todos podemos ser activistas. No hace falta hacer una acción muy grande. Puedes empezar por tu metro cuadrado con tus propias decisiones que puedes tomar en tu día a día. "

Y como Francisco, Olivia también ha escrito un libro

"Hablo de decisiones que todos podemos tomar para ayudar al planeta, porque si una persona lo hace y se lo cuenta a su familia, a sus amigos, vamos a crear una cadena de concienciación que realmente va a marcar la diferencia. Y esa es la respuesta que doy a los jóvenes que dicen "¿cambio climático? Eso no va conmigo. Los gobiernos y otros tienen que hacerlo”. Y yo les digo que no, “si es cosa tuya, depende de ti cambiar el mundo”.

Los cambios "por nuestro planeta"

Grandes cambios a través de pequeñas acciones. Ese es también el mensaje de la campaña europea #ForOurPlanet. En todo el mundo, la gente actúa en favor de la naturaleza. La campaña cumple este año su segunda edición.

La UE también apoya las iniciativas de ciencia ciudadana a través de su programa LIFE. Hay iniciativas en muchas zonas y regiones de Europa. Encontramos varias en Cataluña, y asistimos a un acto en el norte,en la Costa Brava.

Begur, España
Begur, EspañaEuronews

Este magnífico paisaje de aquí está amenazado por las plantas invasoras. Plantas exóticas que suelen crecer en los jardines y que pueden encontrarse prácticamente en cualquier lugar de la costa. Conocimos a un grupo de ciudadanos que las están identificando y encontrando soluciones. 

El mal tiempo no desanima a los voluntarios del proyecto europeo **LIFE medCLIFFS.**Gracias a una aplicación, ayudan a los científicos a seguir los cambios en la flora.

"El objetivo de este proyecto es mantener limpio el litoral de la región catalana y la idea es preservar lo que ya tenemos y evitar que plantas externas lo dañen y lo transformen de forma que lo perjudiquen", nos explica Edgard, uno de los voluntarios. 

Los voluntarios han recopilado miles de fotos geoetiquetadas de toda la Costa Brava.

"Son plantas de jardin. Aquí hay casas, así que en algún momento se habrán cultivado en la parte alta. Si incluyes especies que son muy disruptivas, que tienen una tasa de crecimiento muy alta, que desplazan a otras, o que transforman el paisaje, especialmente cuando se trata de plantas ornamentales, entonces este paisaje se convierte en una especie de gran jardín artificial", dice Carlos Gomez Bellver, del Instituto Botánico de Barcelona.

La excursióna la que asistimos estuvo dedicada a los líquenes, cuya discreta existencia está siendo atacada por las plantas tropicales. Los miembros del proyecto han elaborado una lista de especies peligrosas para alertar al público en general y están trabajando con los viveros.

"Cuanta más gente lo sepa, más presión podremos ejercer sobre las autoridades para que cambien de actitud y adopten un papel más activo en su protección. No sirve de nada criticar, ¡tenemos que trabajar juntos para resolver este problema!", opina María José Chesa, otra voluntaria.

Compartir esta noticia

Noticias relacionadas

Turquía: Elecciones municipales en proceso

Las políticas de la UE ponen en peligro la independencia alimentaria, según el 50% de los europeos