This content is not available in your region

La Comisión Europea quiere crear Tarjeta Europea de Discapacidad

Access to the comments Comentarios
Por Aida Sanchez Alonso  & Bryan Carter
euronews_icons_loading
La Comisión Europea quiere crear Tarjeta Europea de Discapacidad
Derechos de autor  OLIVIER HOSLET/AFP or licensors

Thierry Balint es un ciudadano belga de 56 años al que le gustan las actividades al aire libre, la fotografía, el cine y los museos. Aunque nació con discapacidad intelectual y sufre de epilepsia, es un miembro activo de la sociedad y ha trabajado en la administración pública durante los últimos 20 años. Sin embargo, cree que las personas en su situación aún sufren discriminación y que les es difícil acceder al transporte, la educación y la cultura. “Las cosas están empezando a cambiar, pero debería hacerse más. Por ejemplo para el acceso a la cultura, para ir a museos, a cines, para ver exposiciones, las cosas deben mejorar, se nos tendría que atender mejor”, ha detallado Balint.

Se estima que 87 millones de personas en la UE viven con algún tipo de discapacidad. Aunque su situación puede variar de un país a otro, generalmente están más expuestos a la exclusión social, la pobreza, la enfermedad y el desempleo.

La Comisión Europea ha presentado una estrategia para reforzar plena participación en la sociedad de las personas con discapacidad. Quiere garantizar su acceso a la justicia, al empleo o a la participación política . "La Comisión propondrá una tarjeta europea de discapacidad reconocida por todos los estados miembros, que facilitará a las personas con discapacidad el ejercicio de su derecho a la libre circulación", ha explicado la comisaria europea de Igualdad, Helena Dalli.

La vida independiente y la autonomía son otros de los puntos clave del plan. Sin embargo, según el Foro Europeo de la Discapacidad, el progreso seguirá siendo lento ya que no existen datos claros para analizar la aplicación de las medidas por los Estados miembros.

"Si no tenemos estos indicadores y estos datos, este seguimiento, no tendremos suficiente para seguir adelante. Eso no quiere decir que los estados no estén avanzando, pero en cualquier caso es con menos velocidad y con menos resultados de los que esperamos”, ha defendido Gisèle Marlière, miembro del Foro Europeo de la Discapacidad.

En Bélgica, la ONG de la que Thierry forma parte asegura que es vital acelerar la implementación de políticas de inclusión, ya que la pandemia ha afectado mucho a las personas con discapacidad. “Se encuentran en verdadero aislamiento y soledad porque no tienen acceso a todos los medios que utilizan las personas sin discapacidad para comunicarse, es decir, videoconferencias, teléfonos o cosas por el estilo”, asegura Gilles Bogarts, director de la asociación Silex.

Como consecuencia, algunas personas con discapacidad sufren alcoholismo, depresión y tendencias suicidas. Lo que hace que la necesidad de una mejor inclusión sea aún más urgente.