This content is not available in your region

Pegasus: el "Gran hermano" contra el que quiere luchar la Unión Europea

Access to the comments Comentarios
Por Alberto De Filippis  & Euronews en español
Pegasus: el "Gran hermano" contra el que quiere luchar la Unión Europea
Derechos de autor  Amnesty International

El Parlamento Europeo está preparando una inusual comisión de investigación sobre el escándalo del programa espía Pegasus ante el aumento de pruebas de estar siendo empleado para espiar a políticos, periodistas y activistas en varios Estados miembro.

El supervisor europeo de protección de datos ha pedido que sea prohibido en territorio de la Unión. Y el comisario de justicia Didier Reynders ha condenado tajantemente los supuestos intentos por parte de servicios de seguridad nacionales de acceder de forma ilegal a información sobre opositores políticos.

¿Qué es Pegasus y por qué se considera tan peligroso?

El personaje mitológico del caballo alado Pegaso, nacido de la sangre derramada por Medusa cuando Perseo le cortó la cabeza, era interpretado en la antigüedad como una alegoría sobre la inmortalidad del alma. En los tiempos modernos su nombre se relaciona con un enorme dolor de cabeza. Al menos para la Unión Europea.

Desarrollado por la empresa israelí de ciberarmamento NSO Group, Pegasus es un programa de espionaje que puede ser instalado de forma encubierta en teléfonos móviles y otros dispositivos, funcionando en la mayor parte de las versiones de iOS y Android.

Su existencia fue descubierta por una investigación conjunta de varios medios internacionales que mostraba que activistas, periodistas, abogados y figuras públicas eran controlados a través del programa, que provocó una gigantesca filtración de datos privados. El Proyecto Pegasus, desarrollado por el consorcio Forbidden Stories (Historias prohibidas) y Amnistía Internacional, ganó la primera edición del premio de periodismo del Parlamento Europeo Daphne Caruana Galizia en 2021.

Muchos países de la UE están muy preocupados. En Polonia, una comisión del Senado analizó el pasado enero documentos que sugerían que la Agencia Central Anticorrupción del país (CBA) había comprado el sistema en 2017 con fondos del Ministerio de Justicia. Ley y Justicia, el partido que gobierna en coalición, boicoteó la comisión del Senado, controlado por la oposición.

¿Qué está haciendo Bruselas al respecto?

El grupo liberal Renovar Europa del Parlamento Europeo solicitó la creación de una comisión de investigación, y su petición fue aceptada. La eurodiputada Sophie in 't Veld justificaba así su demanda: "Con el escándalo de espionaje de Pegasus, los europeos regresamos a los tiempos más oscuros de nuestro pasado. Las autoridades estatales están volviendo a realizar estas actividades de vigilancia de opositores y críticos como en la película La vida de los otros, pero en la Europa de hoy. Considerando que desde 2019 se ha establecido a personas como objetivos del sistema Pegasus, la comisión de investigación también debería averiguar si algunas elecciones europeas han sido puestas en riesgo. La democracia europea debe ser defendida y protegida por todos los medios".

La europarlamentaria de la oposición húngara Anna Júlia Donáth también cree que Pegasus podría poner en peligro el sistema electoral en su país: "En la primavera de 2022 se celebrarán elecciones parlamentarias en Hungría. Y hay mucho en juego porque, a pesar de las medidas antidemocráticas tomadas por el partido gobernante, existe una posibilidad real de que Viktor Orbán sea finalmente sustituido. Teléfonos de periodistas, estudiantes, jueces y opositores politicos han sido jaqueados y silenciados. Por eso tenemos que establecer una comisión de investigación europea independiente y abrir una audiencia y un proceso contra Viktor Orbán en el Parlamento Europeo. Debemos evitar más destrucción del estado de derecho".

La cámara buscará testimonios de los servicios de inteligencia de los Estados miembro, políticos en ejercicio y autoridades de alto nivel.

Una vez que la comisión haya completado su investigación, realizará un informe para los Gobiernos nacionales y la Comisión Europea.

La UE no ha comunicado aún la fecha del comienzo de las pesquisas. Pero tras el debate sobre el cumplimiento del estado de derecho en países como Hungría o Polonia, la investigación parece inminente.

¿Qué alegan los fabricantes del software en su defensa?

NSO Group siempre se ha defendido declarando que el sistema fue diseñado para combatir el terrorismo. Pero los medios han demostrado que desde 2016 decenas de miles de mensajes privados han sido robados gracias a él.

Euronews ha intentado contactar con la compañía para conocer su versión de primera mano, pero lo único que hemos conseguido ha sido el consejo de consultar su página web. Por cierto, un sitio pobre y discreto. En el área de medios, solo hay una frase: "Enough is enough!" ("'¡Ya es suficiente!"). La compañía se explica: "A la luz de la reciente campaña mediática planificada y bien orquestada dirigida por Forbidden Stories y promocionada por determinados grupos de interés, y debido al total desdén hacia los hechos, NSO anuncia que no responderá más a solicitudes de los medios en relación a este asunto y no le seguirá el juego a esta campaña difamatoria y feroz".

Las bases de la investigación

Las necesidades industriales de la UE han llevado a Bruselas a trabajar en una red de internet de alta velocidad en el espacio, paralela a la terrestre, que permite a Europa estar siempre conectada. Este es el proyecto recientemente anunciado por la Comisión Europea sobre la conectividad espacial. Se calcula que el coste total de la infraestructura será de seis mil millones de euros, de los que 2 400 millones saldrán del presupuesto común. Algo que, sin duda, multiplicará los riesgos para los usuarios europeos. Sus datos podrían ser copiados. Podría pasar. Ya ha pasado.