This content is not available in your region

La sequía pone a los agricultores belgas en jaque

Access to the comments Comentarios
Por Gregoire Lory
euronews_icons_loading
Tierra seca
Tierra seca   -   Derechos de autor  AFP

Los agricultores y ganaderos belgas están preocupados. Este año la primavera está siendo muy seca y las pocas lluvias que han caido pueden no ser suficientes.

Jean-Luc Dewez tiene una granja de 66 hectáreas cerca de Namur, al sur de Bélgica. Produce cereales y remolacha azucarera. El suelo está reseco debido a la falta de lluvias y al viento del noreste que ha soplado continuamente en las últimas semanas. Ahora está empezando a evaluar las posibles pérdidas provocadas por la sequía. "Si no llueve a principios de junio, podría ser un problema. ¡De verdad! Para todos los cultivos y toda la producción", ha lamentado Dewez.

En suelos secos, los fertilizantes no penetran en profundidad. Sin agua ni abono, la producción será probablemente menor, explica Laurent Gomand, propietario de una explotación vecina. Esta sequía le afecta el doble, porque sin la producción de forraje, es probable que tenga dificultades para alimentar a sus 250 vacas y 600 cabras.

"Los primeros cortes de hierba en primavera han sido muy escasos. Es la mitad de lo que cosechamos el año pasado. Así que ya estamos usando las reservas, que serán más pequeñas para alimentar a los animales en invierno. Eso significa que vamos a tener que comprar materias primas que obviamente son muy caras, porque la situación económica, el contexto geopolítico es tal que todo lo que compramos, todo lo que tenemos que comprar es muy caro", ha explicado Gomand.

El sector agrícola considera que aún es demasiado pronto para hablar de catástrofe. Pero la situación actual, con la guerra en Ucrania, supone un coste adicional para el sector.

"Los fertilizantes son extremadamente caros y en tiempos de sequía son menos eficaces. Aunque nos gustaría que en este periodo la eficiencia aumentara, por la sequía es todo lo contrario . Si mañana tenemos que complementar la alimentación del ganado, también será extremadamente caro", ha asegurado José Renard, secretario general de la Federación Valona de Agricultura.

Bélgica no es el único país de Europa afectado por la sequía. En Francia, por ejemplo, se espera que este sea el mes de mayo más caluroso desde que hay mediciones, lo que apunta a un verano seco.