This content is not available in your region

La UE niega que el embargo al petróleo ruso aumente los precios

Access to the comments Comentarios
Por Jorge Liboreiro
euronews_icons_loading
Josep Borrell en una rueda de prensa.
Josep Borrell en una rueda de prensa.   -   Derechos de autor  European Union, 2022.

La UE rechaza las acusaciones de que su embargo generalizado del petróleo ruso está elevando los precios mundiales e aumentando los problemas en un mercado energético ya imprevisible.

"Eso es completamente falso", dijo Josep Borrell, jefe de la política exterior de la UE.

"El precio del petróleo empezó a subir un mes antes de la guerra, está causado por la guerra. Ha llegado a un punto máximo tras el comienzo de la guerra. Y desde que adoptamos las sanciones y prohibimos las exportaciones de petróleo de Rusia, como puede ver, el precio del petróleo ha disminuido, alcanzando hoy el mismo nivel que justo antes de que empezara la guerra".

Aunque los datos de Borrell son objetivamente ciertos -el precio de referencia del crudo Brent ha bajado a unos 106 dólares por barril frente a su máximo de 123 dólares a principios de marzo-, la imagen es incompleta.

La prohibición del petróleo acordada por los Estados miembros a finales de mayo se diseñó como una medida gradual y estructurada: las importaciones marítimas de petróleo ruso, tanto de crudo como de productos refinados, se eliminarán gradualmente hasta finales de año.

Hungría y otros países sin litoral se aseguraron una exención indefinida para las importaciones por oleoducto.

Las sanciones también incluyen la prohibición de asegurar y financiar el transporte de petróleo ruso a países no pertenecientes a la UE, un sector en el que el bloque goza de un cómodo dominio. Obtener un seguro de alta calidad para cubrir posibles responsabilidades es esencial para los petroleros que transportan petróleo por todo el mundo. La UE se ha comprometido a eliminar más del 90% de sus importaciones de petróleo de Rusia.

Las cifras de antes de la guerra indican que el bloque solía comprar diariamente a Rusia unos 2,2 millones de barriles de crudo, junto con 1,2 millones de barriles de productos refinados.

La prohibición, una vez completada, podría eliminar hasta 3 millones de barriles de petróleo de los mercados internacionales. Esto provocaría un reajuste sustancial del equilibrio entre la oferta y la demanda y podría hacer subir los precios drásticamente si Rusia no consigue encontrar nuevos clientes para todos esos barriles.

China e India ya están aumentando sus compras de petróleo ruso, que el Kremlin ofrece con un atractivo descuento de 30 dólares, para frustración de los aliados occidentales.

En un intento de evitar una mayor perturbación del mercado, Estados Unidos lidera la causa de introducir un tope de precios para el petróleo ruso. La idea surgió en la última reunión del G7, pero Washington quiere que todo el G20 se sume a ella para conseguir una mayoría más amplia y fuerte.

El plan consistiría en que un grupo de países actuara como un cártel e impusiera un límite al precio que están dispuestos a pagar por el petróleo ruso, probablemente entre 40 y unos 60 dólares por barril.

Las empresas y entidades que acepten jugar y respetar el tope quedarían exentas de la prohibición de aseguramiento, lo que les permitiría transportar y comercializar el petróleo ruso. En cambio, a los que intenten comprar barriles por encima del límite acordado se les negaría la prestación de servicios de transporte, bancarios y de seguros.

EE.UU. cree que el tope reduciría automáticamente los crecientes ingresos energéticos de Rusia y garantizaría la estabilidad de los precios de la gasolina, una prioridad clave para el presidente Joe Biden antes de las cruciales elecciones de mitad de mandato.

Pero varios expertos y grupos de pensamiento han planteado serias dudas sobre la viabilidad y utilidad del plan, advirtiendo de que podría ser fácilmente contraproducente y desencadenar un aumento aún mayor de los precios.

Vea el vídeo de arriba para saber más sobre la alteración de los mercados del petróleo.