EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Von der Leyen "advierte" a terceros países que ayudan a Rusia a eludir las sanciones

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.
El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Derechos de autor AP Photo/Virginia Mayo
Derechos de autor AP Photo/Virginia Mayo
Por Gregoire LoryAlice Tidey
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La próxima ronda de sanciones de la UE contra Rusia pretende cerrar vacíos legales y acabar con la elusión, y podría dirigirse contra empresas y países que ayuden a Rusia a adquirir productos sancionados.

PUBLICIDAD

El martes comienza para la UE una intensa semana diplomática en la que el bloque está decidido a situar el apoyo a Ucrania y las sanciones a Rusia en el centro de los debates.

La primera cumbre de la semana tendrá lugar en Reikiavik (Islandia), donde se reunirán los dirigentes de los 46 miembros del Consejo de Europa. A continuación, los líderes de Francia, Alemania e Italia, así como los de la Comisión Europea y el Consejo, se dirigirán a Hiroshima (Japón) para celebrar una cumbre de líderes del G7. Los dos últimos se trasladarán a Seúl para celebrar una cumbre UE-Corea del Sur.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha asegurado a la prensa este lunes que el principal mensaje  que la UE se esforzará por trasladar es la determinación del bloque de apoyar a Ucrania el tiempo que haga falta en su lucha contra la invasión rusa y garantizar que Moscú rinda cuentas por la guerra y las atrocidades cometidas.

En la cumbre del G7, en la que también se sientan a la mesa Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y Japón, la UE quiere que los miembros hagan balance de los paquetes de sanciones ya desplegados contra Rusia, así como de los que están en preparación.

Los países de la UE están negociando una undécima ronda de sanciones destinadas a cerrar los vacíos legales y atajar la elusión. Las nuevas medidas permitirán al bloque perseguir a empresas y países que se cree ayudan a Rusia a eludir las sanciones.

Uno de los motivos es que la UE ha detectado como varios terceros países han estado importando productos europeos sancionados y posteriormente los han exportado a Rusia. Esta maniobra ha permitido a Moscú adquirir tecnología clave que puede ser usara por el ejército a pesar de la prohibición de exportación impuesta por el bloque.

Von der Leyen ha apuntado de la medida prevista que "se trata de una advertencia de que nos tomamos en serio nuestras sanciones y de que podríamos prohibir que estos bienes vayan a ese tercer país si hay pruebas claras de que se trata de una elusión de las sanciones y de entregas a Rusia". También ha anunciado que el conjunto de sanciones propuestas podría ampliar la lista de productos de la UE cuyo tránsito por Rusia está prohibido.

"Vemos que hay una discrepancia entre lo que empieza en la Unión Europea, transita por Rusia y luego acaba en el tercer país. Y, por tanto, estamos debatiendo como medida disuasoria la cuestión de si debe existir esa prohibición de tránsito. Hay varios puntos de vigilancia dentro del mecanismo para asegurarnos de que está justificado", ha añadido.

Pero la UE sabe que también necesita centrarse en la divulgación, ha dicho Michel, en particular con los países en desarrollo, no sólo para estrechar lazos sino también para explicar las sanciones contra Rusia.

Esto se abordará principalmente en la cumbre del G7, a la que también han sido invitadas otras ocho naciones: Australia, Brasil, Comores, India, Indonesia, Corea del Sur, las Islas Cook y Vietnam.

Algunos países del Sur Global comparten la versión rusa de que Occidente pone en peligro la seguridad alimentaria mundial, a pesar de que los productos agroalimentarios rusos no han sido sancionados y, por tanto, pueden exportarse a todo el mundo y transitar por la UE.

"Hablaremos abierta y francamente sobre por qué estamos convencidos de que estas sanciones son necesarias y están justificadas. La propaganda rusa se basa en mentiras y conspiraciones. Nosotros contraatacamos con hechos y cifras", ha respondido Michel a la prensa.

"Los países en desarrollo y emergentes han expresado su preocupación por que el G7 se centre demasiado en Ucrania y no preste suficiente atención a sus necesidades y prioridades. Y hemos escuchado sus preocupaciones. Queremos establecer asociaciones sólidas con los países en desarrollo y emergentes que sean mutuamente beneficiosas", ha defendido.

China será el otro tema principal, ya que la UE y otros aliados occidentales pretenden "reducir riesgos" disminuyendo la dependencia económica de Pekín. La UE quiere, por ejemplo, endurecer su arsenal para garantizar que las infraestructuras y tecnologías clave permanezcan bajo control europeo con el despliegue de un escrutinio de las inversiones salientes o controles avanzados de las exportaciones.

Por último, la transición ecológica y la necesidad de acelerar el despliegue de tecnologías limpias también deberían figurar en la agenda de las distintas cumbres.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La UE aprueba un nuevo paquete de sanciones y apunta a los países que ayudan a evadirlas

Euronews Hoy | Las noticias del 16 de mayo de 2023

¿Con quién puede comerciar Rusia bajo las sanciones?