EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Las compras de GNL ruso por parte de la UE aumentan un 40 % respecto a los niveles de antes de la guerra, según un nuevo estudio

La guerra de Vladimir Putin contra Ucrania se sustenta fundamentalmente en las ventas internacionales de combustibles fósiles rusos.
La guerra de Vladimir Putin contra Ucrania se sustenta fundamentalmente en las ventas internacionales de combustibles fósiles rusos. Derechos de autor Konstantin Zavrazhin/Sputnik
Derechos de autor Konstantin Zavrazhin/Sputnik
Por Jorge Liboreiro
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La Unión Europea se comprometió a recortar drásticamente las importaciones de gas procedentes de Moscú por su invasión de Ucrania, pero los datos muestran que las compras de gas natural licuado (GNL) de fabricación rusa por parte del bloque se han disparado.

PUBLICIDAD

Según los nuevos datos publicados por Global Witness, una organización de vigilancia medioambiental, la Unión Europea compró 21,6 millones de metros cúbicos (mcm) de GNL ruso entre enero y julio de este año, un pequeño aumento en comparación con el mismo periodo de 2022, cuando las importaciones ascendieron a 21,3 mcm.

Pero cuando la cifra de 2023 se compara con el mismo periodo de 2021, antes de la decisión del Kremlin de declarar la guerra a Ucrania, se observa un aumento del 39,5 %. Un porcentaje increíblemente alto para el bloque, que ha condenado enérgicamente la invasión como un intento ilegal, brutal y despiadado de acabar con la independencia de Ucrania.

Además, tres Estados miembros figuran entre los cinco principales clientes de GNL ruso en los siete primeros meses del año: China se situó a la cabeza con 8,7 mcm en compras, seguida de España (7,5 mcm), Bélgica (7,1 mcm), Japón (7 mcm) y Francia (4,5 mcm).

Como países costeros, España, Bélgica y Francia se han convertido en destinos muy frecuentados por los buques metaneros, que necesitan descargar sus suministros en sofisticadas terminales donde el líquido enfriado se convierte de nuevo en gaseoso y se envía a las centrales eléctricas.

Países Bajos, Grecia, Portugal, Finlandia, Italia y Suecia también figuran en la lista de Global Witness como consumidores actuales de GNL ruso. Las cifras se basan en datos de transporte obtenidos de la empresa de análisis Kpler.

En conjunto, se calcula que la UE ha comprado el 52 % de todas las exportaciones rusas de GNL entre enero y julio, una cuota de mercado que supera el 49 % de 2022 y el 39 % de 2021.

El total de compras de este año ascendió a 5290 millones de euros, según Global Witness, una cantidad que pone en entredicho los esfuerzos del bloque por debilitar el cofre de guerra del Kremlin, que se sustenta fundamentalmente en las ventas internacionales de combustibles fósiles.

Desde el inicio de la guerra, la UE ha prohibido las importaciones de carbón ruso y petróleo ruso por gasoducto, algo que no ha sucedido con las de gas ruso. Mientras que los flujos de gas por gasoducto se han reducido drásticamente gracias a los planes nacionales y a las represalias de Vladímir Putin, los tanques de GNL ruso parecen ser bien recibidos en los puertos europeos.

"Comprar gas ruso tiene el mismo impacto que comprar petróleo ruso. Ambos financian la guerra en Ucrania, y cada euro significa derramar más de sangre. Mientras los países europeos condenan la guerra, ponen dinero en los bolsillos de Putin", ha afirmado en un comunicado Jonathan Noronha-Gant, responsable de la campaña de combustibles fósiles de Global Witness.

Los datos de Eurostat muestran un patrón similar: en el primer trimestre de 2023, Rusia era el segundo mayor proveedor de GNL de la UE, solo por detrás de Estados Unidos y por delante de Catar, Argelia, Noruega y Nigeria.

Los datos de mercado analizados por Bruegel, un grupo de pensamiento económico con sede en Bruselas, no muestran variaciones considerables en los flujos de GNL ruso, a pesar de las múltiples rondas de sanciones y las crecientes pruebas de posibles crímenes de guerra cometidos dentro de Ucrania: la UE compró 1,99 mcm de GNL ruso en marzo de 2022, el primer mes completo de la invasión, y 1,59 mcm en julio de 2023, el último mes registrado.

La Comisión Europea no ha respondido inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Finlandia instala su primera terminal flotante de regasificación gas natural licuado

¿Por qué la Unión Europea busca ahora desesperadamente proveedores de gas natural licuado?

Los 37 atletas del Equipo Olímpico de Refugiados se preparan para el comienzo de los Juegos