Bruselas advierte de las "graves consecuencias" de la celebración del aniversario de la escisión serbobosnia

Serbios de Bosnia marchan portando una bandera serbia gigante durante una ceremonia con motivo del "día de la República Srpska" en la ciudad bosnia de Banja Luka en 2022.
Serbios de Bosnia marchan portando una bandera serbia gigante durante una ceremonia con motivo del "día de la República Srpska" en la ciudad bosnia de Banja Luka en 2022. Derechos de autor Radivoje Pavicic/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Por Mared Gwyn Jones
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Bruselas ha dado la voz de alarma sobre las celebraciones previstas en la región serbia de Bosnia y Herzegovina, la República Srpska, para conmemorar el aniversario de su escisión.

PUBLICIDAD

El llamado "Día de la República Srpska" celebra la reivindicación de independencia de la región de Bosnia en 1992, durante la desintegración de Yugoslavia, que desembocó en una sangrienta guerra interétnica que se cobró 100.000 vidas.

La conmemoración, que coincide con una festividad religiosa ortodoxa, ha sido considerada inconstitucional por el Tribunal Constitucional de Bosnia y Herzegovina porque discrimina a los no serbios.

Los acontecimientos del martes se producen en medio de crecientes tensiones, ya que el Presidente de la República Srpska, Milorad Dodik, considerado un aliado del Kremlin, ha intensificado las amenazas secesionistas, lo que ha suscitado la preocupación internacional. Dodik ha prometido "declarar la plena independencia" de las regiones de Bosnia controladas por los serbios si las democracias occidentales intentan intervenir en las instituciones multiétnicas compartidas del país.

La Comisión Europea ha reafirmado este martes la posición habitual del bloque respecto a cualquier acto que socave la integridad territorial del país balcánico. "Cuando se trata de la legalidad del 'Día de la República Srpska', el Tribunal Constitucional del país ya dictaminó en dos ocasiones, en 2015 y 2019, que la legislación de la República Srpska sobre el 'Día de la República Srpska' no está en consonancia con la Constitución de Bosnia y Herzegovina", ha dicho Peter Stano, portavoz de Asuntos Exteriores de la Comisión Europea.

"La Unión Europea siempre ha insistido en la necesidad de mantener la soberanía, la integridad territorial, el orden constitucional y la personalidad internacional de Bosnia-Herzegovina", ha añadido Stano.

"Cualquier acción contra estos principios acarreará graves consecuencias".

En vísperas de las celebraciones, Estados Unidos sobrevoló Bosnia-Herzegovina con cazas F16 en señal de apoyo. Su embajada en Sarajevo también pidió una investigación sobre las celebraciones y dijo que "no dudaría" en actuar en respuesta a actos que violen el acuerdo de paz de 1995 mediado por Estados Unidos.

Las amenazas de ruptura suscitan preocupación

La República Srpska, cuya población de 1,2 millones de habitantes está compuesta en su mayoría por serbios cristianos ortodoxos, es una de las dos entidades de Bosnia y Herzegovina. La segunda entidad, la Federación de Bosnia y Herzegovina, está formada en su mayoría por bosnios y croatas.

Ambas entidades se formaron en virtud de los Acuerdos de Dayton de 1995, que pusieron fin a la guerra bosnia de tres años y dividieron el país en dos entidades según criterios étnicos y religiosos.

La estabilidad del país y los intrincados acuerdos de reparto del poder, fruto de la construcción democrática occidental, se consideran precarios y se han visto amenazados recientemente por la intensificación de la retórica separatista del presidente Dodik.

Adnan Ćerimagić, analista senior del laboratorio de ideas European Stability Initiative, ha asegurado a Euronews que, aunque las advertencias de Dodik no han cambiado de fondo en los últimos meses, su mayor intensidad, combinada con un entorno geopolítico en rápida evolución, merecen ahora la atención internacional.

"Aunque la idea de dividir Bosnia-Herzegovina en tres territorios monoétnicos no es nueva, lo que sí es nuevo es que Dodik cuenta con el apoyo no sólo de Belgrado, en Serbia (...), sino también del exterior", ha explicado Ćerimagić.

"Es el apoyo que proviene de ciertos miembros de la UE y de la OTAN como Hungría", ha añadido. "Hoy mismo, el primer ministro de Hungría, miembro de la OTAN y de la UE, Viktor Orbán, ha sido condecorado en el marco de las celebraciones del Día de la República Srpska".

El futuro de la región, en la cuerda floja

El presidente de Serbia, Aleksandar Vučić, también ha prestado su apoyo a la controvertida causa, prometiendo que el martes por la noche se lanzarían fuegos artificiales sincronizados en Belgrado, la capital serbia, en señal de su apoyo a las celebraciones festivas de la República Srpska.

La polémica sobre la conmemoración se produce menos de un mes después de que los observadores internacionales de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) descubrieran que miles de votantes de etnia serbia habían sido trasladados en autobús desde Bosnia y Herzegovina para votar ilegalmente en las recientes elecciones serbias.

"Tendemos a pensar que esta alianza entre Vučić y Dodik es natural y explícita, pero yo diría que no lo es", ha asegurado Berta López Domènech, analista política sobre los Balcanes Occidentales en el European Policy Centre.

"Vučić ha utilizado esta carta de no apoyar explícitamente la secesión de la República Srpska porque sabe que sería una línea roja en sus relaciones con los socios occidentales, como la UE", ha apuntado López Domènech.

Pero Ćerimagić cree que Belgrado podría ver su capacidad para frenar una posible escalada de las tensiones en Bosnia-Herzegovina como una "moneda de cambio" en el diálogo con los socios occidentales mientras éstos examinan los recientes resultados de las elecciones parlamentarias de diciembre, que se vieron empañados por acusaciones de fraude electoral.

PUBLICIDAD

Bosnia y Herzegovina es candidata oficial a la adhesión a la UE desde diciembre de 2022. Sin embargo, la apertura de las conversaciones de adhesión se ha visto estancada por divisiones étnicas profundamente arraigadas y retrasos en las reformas constitucionales, judiciales y electorales.

Los líderes de la UE declararon en diciembre que el bloque abriría las conversaciones de adhesión con el país "una vez se alcance el grado necesario de cumplimiento de los criterios de adhesión".

Pero ambos expertos temen que la postura cada vez más desafiante de Dodik y la coalición gobernante de la República Srpska pueda tener consecuencias para la candidatura de Bosnia y Herzegovina a la UE.

"Está claro que para algunos Estados miembros, una condición para iniciar las conversaciones de adhesión (con Bosnia y Herzegovina) es que se reviertan algunas de las medidas que la coalición gobernante en la República Srpska y Milorad Dodik han tomado en los últimos dos años", ha apuntado Ćerimagić.

"Eso significa que Milorad Dodik y la coalición gobernante en la República Srpska tienen una especie de veto en ese camino de la UE", ha añadido.

PUBLICIDAD

Mientras tanto, López Domènech ha advertido que "marcar un día que celebra un genocidio no está  en línea con las prioridades de la Unión Europea."

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Nicolas Schmit, principal candidato socialista para las elecciones europeas

'Euronews' a pleno rendimiento en unas elecciones europeas que marcarán una época

La voz de los ciudadanos, a 100 días de las elecciones europeas