EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Hungría no descarta utilizar su veto durante su turno de presidencia rotatoria del Consejo de la UE

El Primer Ministro Viktor Orbán ha enfurecido a sus colegas dirigentes por su habitual uso del derecho de veto.
El Primer Ministro Viktor Orbán ha enfurecido a sus colegas dirigentes por su habitual uso del derecho de veto. Derechos de autor Petr David Josek/Copyright 2024 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Petr David Josek/Copyright 2024 The AP. All rights reserved
Por Jorge Liboreiro
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Hungría utilizará su derecho de veto si es necesario una vez asuma la presidencia rotatoria del Consejo de la UE.

PUBLICIDAD

Está previsto que el país asuma el Consejo el 1 de julio, sucediendo a Bélgica. Como titular de la presidencia, Hungría se encargará de fijar la agenda política, moderar las conversaciones entre los Estados miembros y representar a la institución ante el Parlamento Europeo y la Comisión Europea.

Esta perspectiva ha avivado los temores de que el país haga caso omiso del papel de "mediador honesto" y abuse de la posición para paralizar, bloquear o simplemente ignorar expedientes clave que considera desfavorables, como el apoyo a Ucrania y las sanciones contra Rusia.

Según Zoltán Kovács, portavoz internacional del Gobierno, que coordina la próxima presidencia, Hungría no ocultará asuntos de la agenda común, pero hará oír su voz. "Sabemos lo que significa ser un intermediario honesto", declaró Kovács el jueves durante una reunión informativa con periodistas, a la que asistió 'Euronews'.

"Conocemos nuestro papel y nuestras obligaciones en relación con la presidencia, pero eso no significa que Hungría no vaya a hablar en favor de su propia posición".

Desde que Vladimir Putin decidió lanzar su invasión total de Ucrania en febrero de 2022, Hungría ha indignado a sus países hermanos al utilizar ampliamente su poder de veto para desbaratar decisiones colectivas y extraer concesiones. Este ha sido el caso de la prohibición de la UE al petróleo ruso, la inclusión del Patriarca Kirill en la lista negra y el fondo especial de 50.000 millones de euros para Ucrania.

Durante casi un año, Hungría ha mantenido un firme veto a un tramo de 500 millones de euros de ayuda militar a Kiev. El bloqueo significa que los demás Estados miembros no pueden pedir reembolsos con cargo al Fondo Europeo para la Paz (FEP).

Orbán ha prometido "ocupar Bruselas"

Otros líderes de la UE se han mostrado a veces visiblemente frustrados con el primer ministro Viktor Orbán, que ha prometido "ocupar Bruselas" y "traer el cambio" al bloque según su ideología nacionalista de extrema derecha.

Preguntado sobre si el país hará uso del veto mientras ostente la presidencia del Consejo, Kovács sugirió que lo hará si es necesario. "Hasta que no haya una posición común, no hay posición común", dijo.

El hecho de que la Presidencia del Consejo ejerza el veto en solitario suscitaría una controversia inmediata, ya que se espera de ella que se abstenga en expedientes delicados en los que, de otro modo, votaría en contra. 

Pero Kovács dejó claro que, en los casos en los que el país tenga una postura "firme", no se verá afectado por las expectativas. "El hecho de que estemos presidiendo no significa que vayamos a renunciar a nuestra propia posición", dijo. "Elaborar el consenso no significa que renunciemos al nuestro".

Kovács señaló que el "respeto" a los intereses nacionales es la "esencia" de la Unión Europea y puso la reciente aprobación del Nuevo Pacto sobre Migración y Asilo como ejemplo de que el bloque no tiene en cuenta la necesidad de "consenso".

Sin embargo, según los Tratados, la política migratoria se decide por mayoría cualificada, no por unanimidad.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Orbán carga contra su rival Péter Magyar en su campaña electoral y le acusa de ser una "marioneta"

El intento fallido de clausurar una conferencia de la extrema derecha provoca una lluvia de críticas

Los neonazis húngaros amenazan a Ilaria Salis y publican la dirección de su domicilio en Internet