This content is not available in your region

La UE impondrá una cuota del 40% de mujeres en los comités de grandes empresas para 2026

Access to the comments Comentarios
Por Natalie Huet
La UE ha acordado finalmente imponer una cuota del 40% de mujeres en los comités de empresas para fomentar la diversidad y el equilibrio de género
La UE ha acordado finalmente imponer una cuota del 40% de mujeres en los comités de empresas para fomentar la diversidad y el equilibrio de género   -   Derechos de autor  Canva

La Unión Europea ha acordado imponer cuotas de género para garantizar que las mujeres ocupen al menos el 40% de los puestos en los consejos de administración de las grandes empresas.

Tras una década de estancamiento en el tema, la propuesta recibió un nuevo impulso este año con un nuevo respaldo de Alemania y Francia, y el martes se alcanzó finalmente un acuerdo político entre el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE.

La legislación exige a las empresas que cotizan en bolsa en los 27 Estados miembros de la UE que las mujeres ocupen al menos el 40% de los puestos de los consejos de administración no ejecutivos o el 33% de todos los puestos de los consejos de administración para mediados de 2026.

Las empresas podrían ser multadas por no contratar suficientes mujeres en sus consejos y ver cancelados los nombramientos de directores por incumplimiento de la ley.

"La diversidad no es sólo una cuestión de equidad. También impulsa el crecimiento y la innovación. El argumento empresarial para tener más mujeres en el liderazgo es claro", dijo la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en un comunicado. "Hay muchas mujeres cualificadas para los puestos más altos: deberían poder conseguirlos". 

Progreso desigual

El año pasado, los datos de la UE mostraban que las mujeres ocupaban el 30,6% de los puestos en los consejos de administración de todo el bloque, pero esta cifra variaba mucho de un país a otro: en Chipre había un 8,5% de mujeres en los consejos y en Francia más del 45%.

Francia introdujo por primera vez objetivos legales para las mujeres en los consejos de administración en 2011. Su propia cuota del 40% entró en vigor en 2017 y es el único Estado de la UE que supera esa cifra en la actualidad, según el Instituto Europeo de la Igualdad de Género (EIGE), una agencia de la UE.

Italia, Países Bajos, Suecia, Bélgica y Alemania fueron los siguientes mejores de la clase, con entre el 36 y el 38,8% de mujeres en los consejos de administración. A la zaga se encuentran Hungría, Estonia y Chipre, donde menos de uno de cada diez consejeros no ejecutivos son mujeres.

El EIGE afirmó en abril que las cuotas vinculantes han demostrado ser más eficaces a la hora de incorporar más mujeres a los consejos de administración, en comparación con los países que han adoptado medidas más suaves o no han tomado ninguna medida.

¿Qué va a cambiar?

La llamada directiva "Mujeres en los Consejos de Administración" se aplica a las empresas con al menos 250 empleados.

Su objetivo es introducir procedimientos de contratación transparentes en las empresas, de modo que al menos el 40% de los puestos de director no ejecutivo, o el 33% de los puestos ejecutivos y no ejecutivos combinados, estén ocupados por el sexo menos representado, generalmente mujeres.

En los casos en que los candidatos estén igualmente cualificados para un puesto, se debe dar prioridad al candidato del sexo menos representado.

Las empresas que cotizan en bolsa deberán informar anualmente a las autoridades competentes sobre la representación de género en sus consejos de administración y, si no se han cumplido los objetivos, cómo piensan alcanzarlos.

"Un mayor número de mujeres en los consejos de administración hace que las empresas sean más resistentes, más innovadoras y ayudará a cambiar las estructuras descendentes en el lugar de trabajo", dijo en un comunicado la coponente de la directiva, la eurodiputada austriaca socialdemócrata Evelyn Regner.

"Los procesos de selección tienen que basarse en criterios claros y predeterminados, y con este acuerdo sólo se seleccionarán los mejores candidatos, mejorando así la calidad general de los consejos".

Las empresas se enfrentarán a sanciones

Los Estados miembros tendrán que transponer la directiva a su propia legislación nacional en los próximos dos años.

Las empresas, por su parte, tendrán que cumplir el nuevo objetivo antes del 30 de junio de 2026. Se trata de un plazo más ajustado que la propuesta del Consejo del 31 de diciembre de 2027.

La propuesta de la UE incluye sanciones "efectivas, disuasorias y proporcionadas" para las empresas que no cumplan con las obligaciones de selección e información. Estas podrían incluir multas y la anulación de los nombramientos impugnados.

Los Estados miembros también tendrán que publicar información sobre las empresas que alcancen los objetivos como forma de presión de grupo y para fomentar el cumplimiento.

El Parlamento Europeo ha exigido que se evalúe más adelante el alcance de la directiva para saber si debe incluir también a las empresas que no cotizan en bolsa.