EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

¿Cómo son las ayudas por natalidad en Europa?

El aumento del coste de la vida hace que los británicos pospongan la idea de tener hijos.
El aumento del coste de la vida hace que los británicos pospongan la idea de tener hijos. Derechos de autor Euronews
Derechos de autor Euronews
Por Camille Bello
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

El dinero es la mayor preocupación de los jóvenes del Reino Unido para formar una familia. ¿Qué sucede en otros países? Aquí un pequeño repaso de las ayudas por natalidad de varios países europeos

PUBLICIDAD

**El dinero es el mayor impedimento para los jóvenes del Reino Unido para formar una familia, según una nueva encuesta.**Más de la mitad (59%) de los encuestados citaron las preocupaciones económicas como la razón número uno por la que considerarían retrasar o decidir no tener hijos.

La investigación, encargada por Apryl, una empresa berlinesa de prestaciones de fertilidad, reveló que el mayor obstáculo para la paternidad era el aumento del coste de la vida, citado por el 29% de los encuestados. Le siguen el coste del cuidado de los niños (13%), no haber encontrado aún a la pareja adecuada (12%) y no poder permitirse comprar una vivienda propia (11%).

La encuesta, realizada en febrero por Censuswide entre 2.000 adultos británicos de 18 a 35 años, también reveló que dos tercios de los encuestados considerarían la posibilidad de congelar sus óvulos, esperma o embriones para prolongar su fertilidad si pudieran permitírselo.

La congelación de óvulos, práctica médica para preservar la fertilidad de la mujer, tiene fama de ser cara y su uso está muy restringido en algunos países como Francia. El coste típico de un solo ciclo de congelación de óvulos en el Reino Unido y la UE ronda los 3.000 euros, a lo que hay que añadir el coste de la descongelación posterior de los óvulos para la fecundación in vitro (FIV), procedimientos que pueden alcanzar un total de 10.000 euros o más.

Apryl ayuda a las empresas europeas -entre ellas Soundcloud- a dar acceso a sus empleados a prestaciones de fertilidad como la congelación de óvulos, la adopción, la maternidad subrogada y la fecundación in vitro.

"Al apoyar las necesidades de formación de familia y fertilidad en el trabajo, los empresarios demuestran que reconocen los compromisos familiares de las personas fuera del trabajo", declaró a Euronews Next Jenny Saft, cofundadora de Apryl.

De este modo se fomenta una cultura laboral "en la que buscar tratamiento de fertilidad, quedarse embarazada o ausentarse del trabajo por necesidades familiares no repercute en la progresión de la carrera profesional y no se enfrenta a prejuicios conscientes o inconscientes", según Saft

Estos países te pagarán por tener hijos

Un cóctel tóxico de envejecimiento de la población y descenso de la natalidad en toda Europa ya está poniendo en entredicho la sostenibilidad de los sistemas de seguridad social.

La tasa media de fecundidad en la UE, de 1,50 nacidos vivos por mujer en 2020, está muy por debajo del nivel de reemplazo de alrededor de 2,1 nacidos vivos por mujer necesario para garantizar una población ampliamente estable en ausencia de migración.

Los países europeos han ideado diferentes estrategias para animar a las mujeres a tener más hijos. Una de las más comunes es dar a las familias una "prima por bebé": una recompensa en metálico por cada hijo que tengan.

El propio Reino Unido ofrece diversas prestaciones para animar a las parejas a tener hijos. Las prestaciones por hijos, por ejemplo, proporcionan 21,80 libras (24,87 euros) a la semana por el primer hijo y 14,45 libras (16,48 euros) a la semana por los hijos siguientes.

Los ciudadanos también pueden solicitar la subvención de maternidad Sure Start, un pago único de 500 libras (571 euros) para ayudar a sufragar los gastos de tener un hijo. Los padres o tutores también pueden solicitar créditos fiscales y el crédito universal, una prestación que les permite reclamar hasta el 85% de los gastos de guardería.

En el resto de Europa, Finlandia es conocida por ser una de las más generosas. Entre 2012 y 2022, uno de los municipios más pequeños del país, Lestijärvi, se hizo famoso por conceder 10.000 euros por cada recién nacido en un llamamiento desesperado por vigorizar la tasa de natalidad de la ciudad.

Su alcalde en funciones, Markku Vehkaoja, dijo a Euronews Next que el plan había terminado el año pasado porque muchas de las familias que recibían la ayuda financiera cobraban el dinero y se trasladaban a otro lugar. En Hungría, las clínicas de fertilidad son consideradas "de importancia estratégica nacional" por el Primer Ministro de extrema derecha del país, Viktor Orbán.

En Hungría, los matrimonios jóvenes también pueden solicitar al banco un préstamo de hasta 10 millones de forints (unos 30.000 euros), dejar de pagar intereses por él si tienen un hijo en un plazo de cinco años, y ver el préstamo totalmente condonado si tienen al menos tres hijos. Las mujeres que tienen cuatro hijos, por su parte, están exentas permanentemente de pagar el impuesto sobre la renta.

PUBLICIDAD

En Grecia se concede una bonificación de 2.000 euros a toda madre que dé a luz y resida legal y permanentemente en el país. En Italia, los padres pueden solicitar un subsidio de natalidad de hasta 192 euros por hijo y mes, en función de los ingresos de su hogar.

En España, el proyecto de ley de presupuestos para 2023 incluirá, entre otras medidas, una ayuda mensual de 100 euros para las madres con hijos menores de tres años.

Francia también es conocida por su abundante gasto en política familiar, con cerca del 4% del Producto Interior Bruto (PIB) dedicado a prestaciones como el permiso parental retribuido, el subsidio familiar y las guarderías subvencionadas.

El país ofrece varios tipos de ayudas. En función de sus ingresos, los hogares con tres hijos pueden recibir hasta 594 euros al mes en concepto de prestación familiar. También reciben ayudas económicas para pagar guarderías. La suma, basada en los ingresos brutos anuales de los padres o de las madres solteras, puede ascender a 647 euros al mes. Curiosamente, Francia es también el campeón de Europa en fecundidad, con 1,83 nacimientos por mujer.

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Cambios en tu iPhone: Ahora podrás usar nuevos sistemas de pago además de Apple Pay

"La época de los ciberdelincuentes": Cómo protegerse de las estafas esta Navidad

El jefe del gigante de las criptomonedas Binance dimite por blanqueo de capitales