EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Expertos explican qué se necesita para que los europeos usen más el tren que el avión

Los trenes son mucho mejores para el medio ambiente que los vuelos, pero también mucho más caros.
Los trenes son mucho mejores para el medio ambiente que los vuelos, pero también mucho más caros. Derechos de autor Canva
Derechos de autor Canva
Por Ian SmithEuronews
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Entre las peticiones más populares se encuentran dos: Skyscanner para trenes y tiempos de viaje más cortos.

PUBLICIDAD

Anna Pagani no es ajena a los viajes largos. Ha gastado miles de euros e incontables horas recorriendo las vías del tren europeo desde que hace un par de años se comprometió a no coger vuelos.

Una decisión que le ha resultado "más difícil de lo que debería". "Planificar los viajes en tren requiere tiempo, paciencia y dinero", explica a 'Euronews Travel'.

Vive en Londres, pero viaja con frecuencia a su Italia natal y a Austria para ver a la familia de su pareja. Además, su trabajo como investigadora le obliga a asistir a conferencias repartidas por todo el continente.

"En general, se aprende mucho haciendo", confiesa. "A veces mi avión a Turín me costaba 9 euros y pagaba más de 250 euros por el tren".

¿Por qué los vuelos son más baratos que los trenes?

Es una experiencia con la que muchos pueden sentirse identificados cuando se plantean si coger un tren o un avión.

Un informe de Greenpeace publicado el año pasado reveló que los billetes de tren son, de media, el doble de caros que los vuelos. El análisis analizó 112 rutas en Europa y descubrió que para algunos trayectos como Londres-Barcelona el tren costaba la friolera de 30 veces más.

"El precio es la clave", reconoce Alberto Mazzola cuando se le pregunta cómo aumentar el número de pasajeros de tren. Mazzola es el director ejecutivo de la Comunidad Europea de Empresas Ferroviarias y de Infraestructuras (CER), un grupo de defensa que representa a las empresas ferroviarias europeas.

Mazzola cree que los trenes reciben un trato diferente al de los sectores de la carretera y la aviación. En su opinión, los trenes no reciben un trato fiscal preferente, como ocurre con las compañías aéreas, que no tienen que pagar impuestos por el queroseno, o con los billetes de vuelos internacionales, que están exentos de IVA.

Para corregir estas disparidades, el CER quiere que la UE cree normas que garanticen una competencia leal entre trenes, aviones y otros tipos de transporte.

Mazzola también quiere que se aborde la duración de los viajes. "Si se tarda 18 horas, muy pocos cogerán el tren", dice. Está presionando a la UE para que destine más fondos a infraestructuras que permitan crear enlaces ferroviarios de alta velocidad entre las principales ciudades europeas.

¿Hasta qué punto son populares los trenes en Europa?

A pesar de estos problemas, el tren está viviendo una especie de renacimiento en Europa. El número de pasajeros aumentó un 10% en la década anterior a la pandemia, los trenes nocturnos están resurgiendo y los viajeros anhelan opciones de viaje más sostenibles.

Sin embargo, un informe de la Comisión Europea reveló que el número total de servicios transfronterizos de pasajeros de larga distancia en la UE se mantuvo igual entre 2001 y 2019, y en general solo representan alrededor del 7% de los viajes en tren en Europa.

Para ayudar a impulsar estas cifras, Victor Thévenet, responsable de política ferroviaria de la ONG de movilidad sostenible Transport and Environment, insiste en que la planificación de un viaje en tren debe ser mucho más sencilla.

"La gente necesita poder combinar diferentes operadores ferroviarios y para ello es necesario tener los diferentes billetes en uno solo", explica a 'Euronews Travel'.

Comprar billetes de tren en Europa puede ser complicado

Actualmente no existe un equivalente de Skyscanner para trenes. Esto hace que reservar y gestionar viajes internacionales en tren sea difícil y a menudo más caro.

La UE tiene un plan para remediar la situación: la legislación sobre Servicios de Movilidad Digital Multimodal. Se retrasó el año pasado, pero se espera darle otra oportunidad a principios de 2025.

Crearía una plataforma en la que se podría comprar un billete para todo un viaje transfronterizo en lugar de tener que pasar por varios operadores nacionales por separado y daría a los pasajeros más derechos en caso de perder un tren de conexión.

Pero de momento las señales de algunas compañías no dan confianza a los entusiastas del ferrocarril. Desde el 23 de mayo, la compañía ferroviaria francesa SNCF ha suspendido la venta de algunos billetes internacionales en su página web, como el de París a Berlín. Dice que se debe a "un cambio en curso en el sistema de reservas". En un comunicado remitido a Euronews Travel, la empresa afirma: "Se introducirán mejoras a partir de otoño de 2024 antes de que se ponga en marcha un nuevo sistema en 2025".

PUBLICIDAD

La UE puede ayudar a mejorar los viajes transfronterizos

El ferrocarril europeo se encuentra en un momento crucial: Las elecciones europeas de la próxima semana pueden marcar el futuro del ferrocarril transfronterizo.

Durante la última legislatura la UE dio algunos pasos para mejorar la situación mediante la financiación de billetes para el clima y proyectos de infraestructura y el fomento de las conexiones ferroviarias de alta velocidad. Pero los defensores del ferrocarril afirman que aún queda mucho por hacer y que los eurodiputados pueden desempeñar un papel clave presionando a la Comisión y modificando la legislación.

Los grupos de defensa del ferrocarril también temen que la financiación sea difícil de conseguir en función de la composición del próximo Parlamento y la próxima Comisión, debido a la reacción contra el Pacto Verde Europeo y el auge de la extrema derecha.

"Los ciudadanos europeos que realmente se preocupan por mejorar el ferrocarril deberían votar sin duda a los partidos más ambiciosos a la hora de establecer una agenda verde progresista y ambiciosa", opina Thévenet.

A pesar de los problemas actuales de los viajes en tren, entusiastas como Anna Pagani mantienen su amor por el ferrocarril. "Es la sensación de alegría cuando llego a un destino, cruzando paisajes e idiomas, evitando el coche, disfrutando del viaje", dice.

PUBLICIDAD

"Tomo aviones cuando la duración del viaje u otros obstáculos me impiden coger un tren. Pero me encantaría vivir en un mundo donde no existieran esas barreras".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Un billete de tren de 10 euros al día perfecto para visitar la mayor región vinícola de Francia

'DiscoverEU': Cómo conseguir uno de los 35.500 pases de tren gratuitos de la UE para jóvenes este verano

Estrechos pero acogedores: Cómo son los trenes nocturnos europeos para dormir