EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Human Rights Watch involucra a altos mandos del Ejército colombiano en el caso de los "falsos positivos"

Human Rights Watch involucra a altos mandos del Ejército colombiano en el caso de los "falsos positivos"
Derechos de autor 
Por Euronews con EFE/AFP
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Se trata de ejecuciones extrajudiciales, miles de civiles fueron asesinados por militares y fueron contabilizados por el Ejército haciéndolos pasar

PUBLICIDAD

Se trata de ejecuciones extrajudiciales, miles de civiles fueron asesinados por militares y fueron contabilizados por el Ejército haciéndolos pasar por guerrilleros de las FARC.

“Los oficiales del Ejército que estaban al mando cuando sucedieron las ejecuciones han conseguido eludir la acción de la Justicia e incluso han ascendido a los niveles más altos del mando militar. También, hay que incluir a los actuales comandantes del Ejército nacional y de las fuerzas militares colombianas”, ha relatado José Miguel Vivanco, director ejecutivo de Human Rights Watch para las Américas.

El informe de la ONG aborda el periodo entre 2002 y 2008 en el que el actual presidente ejerció, en parte, como ministro de Defensa. Manuel Santos ha rechazado tales acusasaciones y ha pedido a Human Rights Watch que no señale a los altos mandos
“sin ninguna documentación”, porque “esa no es la forma de vigilar por el respeto de los derechos humanos”.

Según Human Rights Watch, durante el periodo investigado se produjeron ejecuciones de manera sistemática. La Fiscalía que, esta semana ha citado a cuatro generales retirados para ser interrogados, registró unos 3 000 casos de ejecuciones extrajudiciales.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Duro golpe al narcotráfico con la incautación de cientos de toneladas de drogas

Colombia | El diálogo entre el Gobierno y la disidencia de las FARC empezará el 8 de octubre

Colombia es el país más peligroso del mundo para ser ambientalista