Última hora

Última hora

¿Qué parlamentos europeos se parecen más al voto del pueblo?

Leyendo ahora:

¿Qué parlamentos europeos se parecen más al voto del pueblo?

¿Qué parlamentos europeos se parecen más al voto del pueblo?
@ Copyright :
REUTERS/Susana Vera
Tamaño de texto Aa Aa

Hungría tiene la mayor diferencia entre los votos y los escaños parlamentarios en la UE, según muestra un análisis de Euronews de los datos electorales.

La contundente victoria de Viktor Orbán a principios de este mes dio a su partido Fidesz dos tercios de los escaños en el parlamento del país.

Pero su movimiento político de derecha obtuvo poco menos de la mitad de los votos emitidos en la encuesta del 8 de abril.

Esto significa que existe una diferencia del 18% entre la proporción de votos obtenidos y la proporción de escaños parlamentarios otorgados.

Lituania ocupó el segundo lugar en nuestro estudio, mientras que Polonia, Grecia y Letonia también tenían diferencias de más del 10%.

Países Bajos, Alemania, Dinamarca y Malta han sido los que más se han alineado entre el porcentaje de votos y el de escaños.

La mayor parte de la UE utiliza un método de representación proporcional, que otorga escaños en función de la proporción de votos obtenida por cada partido. Sin embargo, los críticos señalan que el sistema a menudo da lugar a coaliciones que pueden causar retrasos y socavar la capacidad del gobierno para actuar con decisión.

Francia y el Reino Unido utilizan variaciones del sistema de mayoría simple, que dividen el país en regiones electorales, otorgando una posición parlamentaria al partido con más votos y nada a los subcampeones. En Francia, las elecciones se celebran en dos rondas para garantizar que el eventual ganador de cada escaño cuente con el apoyo de al menos la mitad de los votantes.

El resultado electoral de cada país se midió observando la desviación de la proporcionalidad.

Los dos países de nuestra muestra con la mayor división entre el voto popular y el resultado final - Hungría y Lituania - tienen ambos una mezcla del método de representación proporcional y de las variaciones de sistema de mayoría simple.

Orbán y su partido Fidesz introdujeron este sistema híbrido en una reforma previa a las elecciones húngaras de 2014.

Los cambios incluyeron la reducción del número de escaños parlamentarios de 386 a 199, lo que, según los expertos, ha ampliado la brecha entre el partido gobernante y la oposición.

Decenas de miles de húngaros protestaron el fin de semana en Budapest por la victoria electoral de Orbán.

Están molestos por la supuesta concentración de su campaña en el "odio" y dicen que el sistema electoral en Hungría es injusto.

En una publicación en Facebook, los organizadores del mitin dijeron: "El sistema electoral de Fidesz y la campaña de odio del gobierno han empujado a la mayoría a una minoría (parlamentaria) de un tercio".

Sin embargo, el 49% de los votos de Fidesz fue más del doble del 20% alcanzado por su rival más cercano.