Última hora

Última hora

Miles de suecos se instalan microchips bajo la piel voluntariamente

Leyendo ahora:

Miles de suecos se instalan microchips bajo la piel voluntariamente

Miles de suecos se instalan microchips bajo la piel voluntariamente
@ Copyright :
REUTERS/Arnd Wiegmann
Tamaño de texto Aa Aa

Miles de personas en Suecia se están insertando pequeños microchips bajo la piel, lo que les facilita mucho la vida, ya que no tienen que llevar carnets de identidad, pases de gimnasio, ni tarjetas de acceso al trabajo.

Pero no está exento de riesgos para la protección de datos.

Cerca de 3.000 suecos se han insertado los diminutos chips en sus cuerpos en los últimos tres años, según informa AFP.

Los chips electrónicos son del tamaño de un grano de arroz y se implantan en el dorso de la mano mediante una jeringa.

"La tecnología es increíblemente conveniente", dijo a Euronews Ben Libberton, microbiólogo del Laboratorio MAX IV.

Muchos empleados los usan para entrar a sus edificios de oficinas, como un pase de gimnasio, para comprar comida en las máquinas expendedoras, e incluso en lugar de usar billetes de tren.

En un año, unos 130 pasajeros se inscribieron en el servicio nacional sueco de reserva de microchips para el ferrocarril SJ.

Riesgos para los datos personales

Libberton advierte que al tener un microchip implantado en su mano, también regalas tus datos.

"El verdadero problema es el manejo de datos, que será un problema más tarde con la forma en que se almacenan los datos... si los datos no son seguros, alguien puede obtener su información y una vez que está ahí fuera, es difícil volver."

También advierte que algunas personas podrían incluso estar entregando sus datos sin darse cuenta en los términos y condiciones que firman.

Sin embargo, los microchips han sido muy populares en Suecia, donde algunas empresas incluso organizan las llamadas fiestas de los implantes para sus empleados.

Epicenter, un centro digital en Estocolmo que alberga más de 300 laboratorios de start-up para grandes empresas, ha puesto el chip a disposición de sus trabajadores y de sus organizaciones miembro en los últimos años.

Una de las razones por las que los microchips han sido un éxito en Suecia es que "al ser un país más pequeño, la mayoría de la gente tiene mucha confianza con las autoridades", dice Libberton.

Eso podría explicar por qué más personas reciben los microchips en Suecia que en otros países.