Última hora

Última hora

El espectro de las fronteras duras entre Irlanda e Irlanda del Norte

Leyendo ahora:

El espectro de las fronteras duras entre Irlanda e Irlanda del Norte

El espectro de las fronteras duras entre Irlanda e Irlanda del Norte
Tamaño de texto Aa Aa

¿Qué consecuencias tendría el restablecimiento de "fronteras duras" entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte? en Castleblaney no se habla de otra cosa:

Eamon Devlin, del Grupo Devlin: "Yo creo que volveremos a las fronteras para evitar el contrabando. Las van a tener que ponerlas para evitar que la gente falsifique pases con los ordenadores. A mí me criaron en la frontera y tenemos locales a ambos lados... conocemos esto al dedillo. El Reino Unido se equivocó al irse. No deberían haberse ido; todos los hombres de negocios del país te dirían lo mismo".

Justine Mone, fabricante de muebles comparte su preocupación: "Significaría menos trabajo, menos empleo, menos dinero en la economía local, y está claro que tendría un impacto en la ciudad. Tendrá repercusiones en ambos lados de la frontera. Yo vengo del lado norte. Cuando se habla de una frontera dura, no sé qué significa realmente. Pero si se trata de una frontera difícil, me afectará de inmediato al venir a trabajar".

Para Martin Mc Vicar, director general de Combilift, la incertidumbre está ya lastrando la economía: "Ninguno de nosotros tiene hoy las cosas más claras de lo que las teníamos el día de la votación, y la incertidumbre no es buena ni para los negocios ni para la vida personal en estas zonas fronterizas".

Un discurso que se repite en Carna Transport. Kevin Mc Guire: "Si se acaba imponiendo una frontera dura muchos de nuestros trabajadores tendrían que cruzarla cuatro veces sólo para llegar al trabajo, y volver a casa por la noche. Es absolutamente ridículo".

La población local y los empresarios temen que el regreso de los problemas económicos vuelva a desencadenar la violencia en la región. Gus O'Gorman, copropietario de SuperValue, Carrickmacross: "Cualquier cosa que interfiera con la paz y el sosiego que hemos tenido durante los últimos 20 años, sería una tragedia". Eugene O'Gorman, su hermano, apostilla: "Lo que queremos es que gente racional, con la cabeza fría, permanezca al mando. Es lo que necesitamos".

Finnbar Daly, CEO, Monaghan Emprendedora: "El Brexit es esencialmente un proyecto político que tiene consecuencias económicas. No sabemos lo que va a pasar. Esencialmente se han desentrañado cuarenta y cinco años de estrechas relaciones entre el Reino Unido y la UE. No sabemos cómo van a hacerlo, pero no puede ser tan bueno como lo que tenemos en este momento y ese es el problema". La cuestión de la frontera irlandesa sigue siendo el principal escollo en las negociaciones de Brexit.