Última hora

Última hora

Varadkar: “Uno de nuestros grandes temores es que el Brexit socave la paz en Irlanda”

Varadkar: “Uno de nuestros grandes temores es que el Brexit socave la paz en Irlanda”
Tamaño de texto Aa Aa

Shona Murray: Ha sido una semana muy movida en Davos. Y, también para el Brexit. Me acompaña el primer ministro de irlanda Leo Varadkar. Primer ministro, gracias por acompañarnos. Supongo que han ocurrido cosas interesantes esta semana en relación el Brexit. En una intervención el lunes, el ministro de Asuntos Exteriores polaco sugirió que quizás el mecanismo de contención para una frontera dura podría limitarse a un período de cinco años. Esto es para salvar el acuerdo de retirada porque hay muchos Estados miembros que están muy preocupados por sus ciudadanos en el Reino Unido. ¿Qué opina de esto?

Leo Varadkar: Parte de la razón por la que tenemos paz en Irlanda desde hace 20 años es que la Unión Europea ha eliminado muchas de las diferencias entre el norte y el sur. Uno de nuestros grandes temores es que cuando el Reino Unido se vaya y se lleve a Irlanda del Norte con él, esas diferencias vuelvan a surgir y eso socave la paz. Y parte de lo que hago aquí en Davos y cada vez que viajo internacionalmente es recordar a la gente lo que está en juego y el panorama general que afecta a Irlanda. El mecanismo de protección en sí mismo es un medio para lograr un fin y está ahí para dar a la población de Irlanda del Norte y del sur una garantía jurídicamente vinculante y viable de que, independientemente de lo que ocurra como consecuencia de Brexit, no volverá a surgir una frontera dura en nuestra isla. Y la dificultad, por supuesto, con un límite de tiempo es exactamente eso. El mecanismo asegura que una frontera dura no emergerá en nuestra isla hasta dentro de tres o cinco años, de seis o diez años, pero después puede que sí. Y ahí es donde surge la dificultad, a menudo oigo a personas que apoyan el Brexit en el Reino Unido diciendo que no quieren la frontera dura pero que tampoco quieren la barrera de contención. Pero, ¿qué ofrecen a cambio? Todo lo que ofrecen a cambio del mecanismo de contención es una promesa de resolverlo de alguna manera en los próximos dos años o la promesa de algún tipo de tecnología que todavía no existe.

Shona Murray: Pero, ¿no cree usted en el Gobierno británico y en quienes dicen que prometen resolver esto a través del comercio y que quizás ese debería haber sido el punto de partida de todo esto?

Leo Varadkar: Creo que son honestos en su intención, pero, como en el caso del Brexit, no estoy seguro de que se haya pensado bien. En mi opinión, la única forma de evitar una frontera dura a largo plazo es tener una alineación muy estrecha, si no completa, con las reglamentaciones aduaneras y de mercado. Y eso entra en conflicto directo con la opinión de que el Reino Unido puede solucionar estas cuestiones solo.

Shona Murray: Entonces, ¿está diciendo que los objetivos de Brexit son simplemente irreconciliables con las obligaciones del Acuerdo del Viernes Santo? ¿Cree que hay en el Reino Unido quienes quieren tener su parte del pastel en este punto, a 60 días del Brexit?

Leo Varadkar: Bueno, es muy evidente que hay muchas opiniones diferentes en el Reino Unido. Me parece que el país sigue dividido a partes iguales en cuanto a si deben irse o quedarse. Es su decisión, por supuesto, y yo no quisiera interferir. Aquellos que definitivamente quieren irse, están divididos en cuanto a lo que eso significa. Y ese ha sido el problema durante dos años. Ya saben, un gobierno que negocia consigo mismo. Además, un parlamento que negocia consigo mismo y cuyas partes se dividen internamente. Pero usted sabe que este no es un problema que la Unión Europea pueda resolver para Gran Bretaña, ni es un problema que Irlanda pueda resolver para Gran Bretaña. Todo lo que podemos hacer es defender nuestros intereses, nuestro proceso de paz, los intereses de nuestros ciudadanos del norte y del sur y nuestra economía, nuestros agricultores y exportadores, y eso es lo que vamos a hacer. Nunca debemos olvidar que el Brexit es un problema creado por Gran Bretaña. Creo que es un verdadero acto de autolesión. Esa es su elección, pero también está creando problemas que están imponiendo a las personas que no votaron por el Brexit, incluyendo a la mayoría de las personas en Irlanda del Norte y a las personas a las que no se les preguntó, como las personas en la República de Irlanda.

Shona Murray: Ya ha dicho antes que está en manos del Parlamento del Reino Unido, o al menos, del Gobierno del Reino Unido, no sacar de la mesa una posible salida sin acuerdo, porque sabemos lo perjudicial que eso puede ser. ¿Es irresponsable que Theresa May no haya eliminado la opción de una salida sin acuerdo?

Leo Varadkar: Entiendo, o al menos creo que entiendo lo que está haciendo. Si elimina la posibilidad de una salida sin acuerdo, el parlamento no tendrá que tomar una decisión sobre lo que quieren y formar una mayoría viable. Pero creo que, si todo sigue igual a finales de marzo, seguramente será importante para todos nuestros ciudadanos en el Reino Unido, Irlanda y Europa, que no haya un brexit sin acuerdo. Se puede evitar ampliando el artículo 50.

Shona Murray: Si la barrera de contención es el mayor escollo y conduce a un escenario de no acuerdo, entonces Irlanda se verá forzada a poner una frontera por su responsabilidad en el marco del mercado único. La Unión Aduanera tendría que proteger esas zonas. Entonces, ¿cuál es la solución?

Leo Varadkar: Creo que es importante decir que, desde mi punto de vista, de todos modos, un acuerdo de retirada, un acuerdo que no nos da esa garantía legal de que no habrá una frontera dura entre Irlanda del Norte e Irlanda es un acuerdo sólo de nombre. Y no es algo con lo que se pueda vivir y que pueda recomendar al Parlamento o aceptarse a nivel del Consejo Europeo. Si terminamos en un escenario en el que no hay trato, esto presenta un enorme dilema para todos nosotros. El Reino Unido también tendría la obligación de cumplir las normas de la Organización Mundial del Comercio. No estarían en condiciones de hacer acuerdos comerciales con nadie hasta que empiecen a cumplir las normas de la OMC. Y tanto el Reino Unido como Irlanda tienen compromisos en virtud del Acuerdo del Viernes Santo y del proceso de paz que, en muchos sentidos, como he dicho al principio, anulan los objetivos económicos y comerciales. Así que creo que tendríamos que sentarnos, el Reino Unido, Irlanda y la UE. No puede ser un acuerdo bilateral. Esto implica competencias de la UE y tendríamos que negociar un acuerdo que condujera a la plena armonización de las aduanas y los reglamentos y ¡adivinen qué es lo que ya tenemos sobre la mesa! Entonces, ¿por qué no ratificamos el acuerdo que tenemos en lugar de pasar por un período caótico después de una falta de acuerdo para terminar con un trato muy similar al que tenemos ahora?

Shona Murray: No obstante, el portavoz de la Comisión Europea confirmó esta semana que se realizarán algunos controles en la frontera. Hemos oído cosas parecidas de otros cargos europeos. Entonces, ¿es algo a lo que el Gobierno irlandés se resistiría rotundamente, aunque se viera presionado por otros Estados miembros como Francia? ¿Estaría dispuesto a mantener conversaciones muy difíciles con los 26 Estados miembros?

Leo Varadkar: Creo que lo que la Comisión ha dicho que todos trabajaremos juntos para hacer todo lo posible por evitar las fronteras duras, la estructura física, los controles, los controles aduaneros y todas esas cosas. Pero también entendemos que existe la obligación de proteger el mercado único. Por ejemplo, si el Reino Unido, después de Brexit, cerrara un acuerdo comercial con los Estados Unidos y hubiera carne de pollo y carne de vacuno con cloro que llegara a Gran Bretaña e Irlanda del Norte, por supuesto querríamos proteger a nuestros consumidores y a nuestros agricultores de los productos que llegan a Irlanda y no querríamos que Irlanda se convirtiera en una puerta trasera para que ese tipo de productos llegaran al resto de la Unión Europea. Así que eso es sólo para darte un pequeño ejemplo. Hay muchos otros ejemplos. Sabe, por ejemplo, que el Reino Unido ya tiene leyes laborales inferiores y salarios más bajos. Si siguen bajando y compiten injustamente con los trabajadores de Irlanda, Francia y Alemania, todas esas cuestiones empiezan a surgir y les hace pensar por qué tenemos a la Unión Europea en primer lugar, para que tengamos libre comercio, pero también igualdad de condiciones, justicia y decencia. Así que tendremos que resolver estos problemas de todos modos, creo. Y pueden ser resueltos en las próximas semanas.

Shona Murray: Justo antes de que te deje ir. Tuvimos el ataque del coche bomba en el norte también. ¿Aparte de las obligaciones evidentes del mercado único, le preocupa el resurgimiento de los disidentes y las hostilidades en caso de que no se produzca un acuerdo?

Leo Varadkar: Me preocupa la violencia de los republicanos disidentes en Irlanda del Norte. Hubo un coche bomba en Derry hace un par de días. Es una suerte que no haya muerto nadie. No quiero decir que eso estuviera directamente relacionado con el Brexit o que estuviera directamente relacionado con el centenario, después de todo, de la fundación del Parlamento irlandés. Pero Brexit es ahora parte del contexto. Es una de las razones por las que el ejecutivo que comparte el poder, el gobierno que comparte el poder, no está funcionando en Irlanda del Norte. Y es algo que está causando gran preocupación a los ciudadanos en el norte y también a lo largo de los condados fronterizos. Cada día, miles de personas cruzan la frontera para ir a trabajar. Miles de personas cruzan la frontera para ir a la universidad o a la escuela y todas esas personas están muy preocupadas ahora por lo que les depara el futuro. Las cosas que pensaban que se habían resuelto no lo han hecho y eso crea un entorno que los disidentes pueden explotar. Y no creo que debamos permitir que lo hagan.