Última hora

Última hora

Chernóbil se transforma en un foco de atracción turística

Chernóbil se transforma en un foco de atracción turística
Tamaño de texto Aa Aa

Chernóbil: de ser uno de los mayores desastres causados por el ser humano a convertirse, poco a poco, en un popular destino de vacaciones. Unos 70.000 turistas, la mayor parte de ellos extranjeros, visitaron el año pasado la zona de exclusión ubicada en Ucrania. Turistas a los que el lugar no provoca indiferencia. Es el caso de Johan. Originario del Reino Unido se ha quedado impactado tras visitar Prípiat , una ciudad fantasma en la que antes del desastre de 1986 vivían buena parte de los trabajadores de la Central Nuclear de Chernóbil.

"Es bastante alucinante ver tantas estructuras. Ver cuánto se había construido aquí. Hay mucho diseño. No se trata solo de los pisos en los que vivía la gente. Hay una piscina, un colegio. Es increíble que toda esta gente tuviera que mudarse en un abrir y cerrar de ojos", señala Johan.

Los turistas también dejan su huella en el área, especialmente aquellos que vienen ilegalmente, sin el permiso necesario y la supervisión de un guía.

“Botellas de vodka, latas de cerveza de plástico. La zona de exclusión de Chernobyl no está contaminada sólo con la radiación. Hoy, los voluntarios locales se unen a la iniciativa mundial Trashtag Challenge para recolectar la basura que dejaron los turistas antes”, apunta la enviada de Euronews Natalia Liubchenkova.

Entre los limpiadores que se han ofrecido como voluntarios para ordenar las principales rutas turísticas de Prypiat se encuentran los guías turísticos de Chernobyl. Tienen permisos para entrar. en la zona de exclusión Anton Yuhymenko es uno de ellos.

"Nuestra tarea es recoger toda la basura que se ha ido acumlando aqui en los últimos años. Hacemos pilas con ellas y entonces lo sacamos de la zona siguiendo las normas de seguridad de radiación”, apunta el guía de Chernobyl Anton Yuhymenko.

Muchos turistas vienen al país solo para visitar este lugar. Precisamente por ello durante los últimos años la Asociación de operadores de Turismo han estado trabajando para obtener el estatus de Patrimonio Mundial de la UNESCO para la zona de exclusión.