Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

¿Cómo puede un dron ayudar a salvar vidas en el Mediterráneo?

¿Cómo puede un dron ayudar a salvar vidas en el Mediterráneo?
Derechos de autor
Universitat Politècnica de Catalunya UPC - Barcelona Tech
Tamaño de texto Aa Aa

Más de 2.000 personas murieron ahogadas en el Mediterráneo en 2018, según cifras de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR). Ingenieros españoles han diseñado un dron con el objetivo de que pueda ayudar en las tareas de búsqueda de personas y salvamento en mar abierto en colaboración con la ONG Proactiva Open Arms.

"Es un dron de ala fija que lleva una cámara que va grabando todo lo que sobrevuela y, cuando ve un barco, lleva un software que detecta si es un barco a la deriva y calcula la posición en coordinadas de longitud y latitud con un GPS", explica a Euronews Azamat Kinzyabaev, uno de los desarrolladores.

Kinzyabaev indica que el dron también es capaz de trazar la trayectoria a la que se dirige la embarcación y enviar una alarma al barco de rescate humanitario de Open Arms, que es el centro de operaciones y el que decide si lanzar una operación de rescate.

Se trata del proyecto FREEDA, impulsado por Hemav Foundation, una entidad sin ánimo de lucro que busca desarrollar tecnología con fines sociales, en colaboración con estudiantes de la Universidad Politécnica de Cataluña.

El equipo de Hemav Foundation y un mimebro de Open Arms

"Este sistema se implementa para incrementar el rango de búsqueda y para mejorar la seguridad del equipo de rescate, porque muchas veces han encontrado casos de gente, sobre todo en las costas de Libia, que les han llegado a abrir fuego", añade.

La idea surgió del trabajo de fin de grado del supervisor del proyecto, Sergi Tres, quien pensó en integrar una cámara de infrarrojos en un dron que detectara calor, lo que le permitiera identificar barcos en alta mar, que aparecerían en el visor como puntos rojos.

Al extenderse el proyecto, decidieron integrar un cámara digital que pudiera grabar imágenes en espectro visible, y diseñar un sistema que reconociera de forma automática los barcos a la deriva en el Mediterráneo.

Pruebas con el dron del proyecto FREEDA en Burriana (Castellón)

El pasado fin de semana, pusieron a prueba el dron frente a las costas españolas, en Burriana, y se dieron cuenta de que aún no estaba listo, porque los equipos se quedan cortos y necesitan financiación para comprar mejores ordenadores y cámaras.

Kinzyabaev dice que uno de los problemas es el rango de alcance. Los drones con los que operan tienen una hora y media de autonomía, lo que significa cubrir una distancia de entre 100-130 kilómetros, pero Open Arms puede necesitar enviar misiones de rescate a 50 kilómetros. "Ya son 100 kilómetros - ida y vuelta - deja poco margen", precisa.

Otro reto es mejorar la fiabilidad del sistema de detección, para que no confunda barcos a la deriva con "un pesquero o un velero". Para ello, quieren que el Open Arms reciba una imagen con la alerta para que el factor humano tenga la última palabra.

"El horizonte está muy lejos, se puede hacer una primera versión funcional, pero para realmente cubrir las necesidades de esta gente se necesitará seguir trabajando".