Última hora

España se convierte en el primer destino europeo de la inmigración por mar

Imagen de uno de los migrantes desembarcando del Open Arms en Algeciras
Imagen de uno de los migrantes desembarcando del Open Arms en Algeciras -
Derechos de autor
Cortesía de la ONG Proactiva Open Arms
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La llegada este viernes de 308 migrantes al puerto de Algeciras lo confirma. España se ha convertido en el principal destino de llegadas por mar. En total, según cifras de ACNUR, este año 55.756 personas han alcanzado las costas españolas. Una realidad que no parece que vaya a cambiar en 2019.

"Este año ha sido bastante complicado. Las llegadas han superado las expectativas que había sobre el número total y estamos ya casi rondando las 60.000 y nos estamos preparando para un 2019 que sea, como mínimo igual", explica íñigo Vila, director de urgencias de Cruz Roja española.

Gerard Canals, jefe de Misión de Open Arms: "Sí que es verdad que las cifras en los últimos años han ido variando, ha descendido mucho el flujo del Mediterráneo Central pero también hemos visto cómo se ha incrementaba por aquí en el sur de España. No sé qué es lo que va a pasar pero nosotros estaremos listos para movernos al sitio donde sea más necesario".

En España como en otros países europeos, la inmigración se ha convertido, sobre todo en las regiones de acogida, en uno de los argumentos centrales de la extrema derecha, a pesar de que su discurso no siempre sea fiel a la realidad.

"Creo que es normal que la gente tenga miedo", cuenta Canals, a bordo del Open Arms. "Es normal que uno quiera proteger una posición que tenga de seguridad. Pero el discurso que están utilizando es una falacia, en muchos casos no está sustentado por los datos. Solo hay que mirarlos y se darán cuenta que las ayudas que reciben los refugiados en ningún caso son mayores que las que están recibiendo los españoles y al final no vienen a quitarnos el trabajo sino que vienen a cubrir trabajos que otros no queremos hacer".

Tras la negativa de países como Malta e Italia, el barco Open Arms, en el que viajaban 308 personas, 137 de ellas menores, se vio obligado a navegar en busca de puerto seguro hasta que el Gobierno español dio luz verde para que pudieran llegar a las costas andaluzas.

"Estamos hablando de vidas en peligro, de personas que necesitan ayuda", explica Óscar Camps, fundador de la ONG Proactiva Open Arms. "Ha sido muy lamentable tener que hacer ocho días de navegación para poder depositarlos en un puerto seguro cuando la normativa internacional dice que hay que ir al puerto seguro más cercano".

Tras la alegría inicial por llegar a tierra, muchos de ellos solicitarán asilo mientras que otros se irán con una orden de expulsión bajo el brazo.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.