Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

¿Cómo celebran el Día D en Berlín?

¿Cómo celebran el Día D en Berlín?
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La catedral de Berlín es la iglesia más grande de la capital alemana. Un templo que todavía arrastra las cicatrices de la II Guerra Mundial. Algunas partes de la iglesia fueron destruidas por bombas aliadas. Si nos acercamos un poco, aún se pueden ver agujeros de bala, de cuando el Ejército Rojo tomó la ciudad. Vivir en Berlín es un recordatorio constante de los horrores del nazismo y la II Guerra Mundial, cuyas consecuencias cambiaron la ciudad para siempre.

Jürgen Lillteicher, historiador y director del Museo Aliado de Berlín: "La ciudad fue completamente destruida. Según cálculos de los soviéticos, sólo quedaron unos dos millones de habitantes después de la guerra en la ciudad, frente a los cuatro millones que tenía antes del conflicto. Y de ellos, la mitad eran trabajadores extranjeros, o en realidad, trabajos forzados."

Aquí, en el distrito de Tempelhof de la capital, observamos otro recuerdo del pasado de la ciudad. Esta estructura de 12.000 toneladas que fue construida por trabajadores forzados franceses en 1941 tenía como objetivo probar cuánto peso podía soportar el suelo arenoso de Berlín. La prueba formó parte del fallido plan de Adolf Hitler para reconstruir Berlín con enormes estructuras y avenidas. Pero el memorial que la mayoría de los berlineses asocian con el nazismo es este monumento en memoria de los judíos asesinados en el centro de la ciudad. La edificación es un recordatorio constante del oscuro pasado de Alemania y de la determinación de la mayoría de los alemanes de no dejar que el régimen nazi se repita.

Jürgen Lillteicher, historiador y director del Museo Aliado de Berlín: "La II Guerra Mundial nos muestra a qué pueden conducir el nacionalismo, el racismo y la intolerancia. La era de la posguerra nos muestra cómo se puede mantener la paz. Como decimos, pasar de ser enemigos a amigos".

El Día D no está marcado en el calendario de Alemania y no hay Memoriales de Guerra Alemanes en Berlín. En mayo tienen lugar algunas celebraciones en uno de los Memoriales Conmemorativos de la Guerra Soviética para recordar el día en que cayó la ciudad de Berlín bajo el dominio nazi, cuando Alemania se salvó de su propia brutalidad.

Jona Källgren, Euronews: "Algunos alemanes de derechas dicen que Alemania debe dejar de avergonzarse de su pasado, pero para la gran mayoría de la población de esta ciudad y de este país, la II Guerra Mundial, el régimen nazi y el Holocausto son algo de lo que hay que avergonzarse."