Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

El efecto dominó y los daños colaterales de las sanciones estadounidenses

El efecto dominó y los daños colaterales de las sanciones estadounidenses
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

El efecto dominó de las sanciones estadounidenses. Donald Trump presiona a Irán en busca un acuerdo internacional sobre sus programas nucleares y de misiles. Una estrategia política que conlleva severas medidas contra la economía del país. En teoría sólo afectan al Gobierno iraní pero conllevan daños colaterales.

"A diferencia de lo que se decía con respecto a que las sanciones han tenido al Gobierno como objetivo, y en lo que se refiere a que no tienen efectos en la vida de los ciudadanos, podemos sentir de manera tangible, su impacto, en la vida de las personas. Cada día mucha gente se encuentra con que se dirige a la zona que está por debajo del umbral de la pobreza y ve cómo se encoge su cesta de la compra", declara una iraní en Teherán.

Aunque el Gobierno de Irán se esfuerza en trivializar los efectos de las sanciones, su economía ha sufrido. Sobre todo, en temas como el aumento de la tasa de inflación, la tendencia a la baja de las importaciones y exportaciones y la depreciación de la moneda. Esto supone una presión añadida sobre la población.

"Lo que hemos visto en el último año es que los precios, como poco, se han duplicado. Pero los ingresos de la gente no han cambiado mucho. No han aumentado más del 10 o el 20 por ciento. E incluso algunas personas han perdido sus empleos debido a las condiciones económicas actuales", declara el profesor iraní Mehrdad Ranjbari.

Donald Trump y su administración han repetido por activa y por pasiva, que todas las sanciones pretenden ejercer una presión extrema sobre el Gobierno de Irán. Sin embargo, los expertos creen que su objetivo es causar un fuerte sentimiento de insatisfacción entre los iraníes y, probablemente, provocar protestas contra el gobierno en las calles. Muchos creen que las sanciones van dirigidas a la gente.

"El objetivo de las sanciones es crear insatisfacción entre los ciudadanos de a pie con la esperanza de que estas personas salgan a la calle, protesten y promuevan un cambio de gobierno. Esa es la razón de las sanciones. Así que, cuando las autoridades estadounidenses dicen que llevan a cabo una campaña de máxima presión, lo que escuchamos es que lo que les interesa es que se produzca un cambio de régimen", señala Foad Izadi, profesor de la Universidad de Teherán.

Con la escalada de la tensión entre Irán y Estados Unidos, la posibilidad de que se produzca una guerra es alta, aunque ambas partes no la deseen.

"El acuerdo nuclear de Irán llevó esperanza y felicidad a los iraníes. Pero la retirada de Trump condujo a una gran preocupación financiera entre los ciudadanos, que también deberían preocuparse por una guerra que puede estallar en cualquier momento", concluye Javad Montazeri, corresponsal de Euronews en Teherán.