Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

‘The Big One’, el terremoto que devastaría el sur de California podría ocurrir en cualquier momento

La falla de San Andrés vista desde el espacio
La falla de San Andrés vista desde el espacio -
Derechos de autor
Copernicus Sentinel
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Este jueves, el Sur de California ha vivido su mayor terremoto en los últimos 25 años, con una magnitud de 6,4 y epicentro en Ridgecrest, una localidad situada en los límites del desierto del Valle de la Muerte. El seísmo, que pese a su violencia no ha dejado heridos graves, ha reavivado entre la población californiana el temor ante el llamado “The Big One”, un gran terremoto que podría asolar California en los próximos 100 años.

LEE | Un fuerte terremoto sacude el sur de California

El temor se extendió entre la población en los primeros instantes tras el seísmo. Sin embargo, la doctora Lucy Jones, experta sismóloga californiana, afirmo enTwitter que no se trataba de la falla de San Andrés. “Terremoto de magnitud 6,4 en una falla de impacto a unas 10 millas de Ridgecrest. No es culpa de San Andrés. Es una zona con muchas fallas pequeñas pero sin fallas largas”, tuiteó Jones.

Cada 180 años, aproximadamente, hay un gran seísmo en el sur de California, lugar donde se ubica la falla de San Andrés, el límite tectónico entre la placa norteamericana y la placa del Pacífico que se extiende 1300 kilómetros a través del estado de California, en Estados Unidos, y la Baja California, en México. Se trata de una de las zonas de planeta con mayor riesgo a sufrir grandes terremotos: cada día se producen alrededor de 30 terremotos en esta área.

Este fenómeno fue divulgado en el año 2006, cuando la revista científica Nature publicó que la parte sur de la falla San Andrés había acumulado mucha tensión durante los últimos 200 años y que esta no había sido rota por ningún terremoto, cosa que podría resultar en un “evento devastador”. Expertos de la Institución Scripps de Oceanografía de San Diego, California, afirmaron que es “poco probable” que se acumule tensión durante 100 años más, por lo que un gran seísmo podría ocurrir en cualquier momento.

Un gran terremoto sacude el sur de CaliforniaReuters

“The Big One” podría dejar a diez millones de personas sin servicios de comunicaciones, agua y electricidad durante horas. Nature indicó en su artículo que la magnitud del terremoto podría llegar a destruir edificios preparados para terremotos. Además, las infraestructuras actuales, con grandes rascacielos que se elevan en las principales ciudades del estado, como Los Ángeles, serían un peligro añadido para la población que se enfrentase a este tipo de catástrofe natural.

El terremoto del pasado jueves, al no haber sido ocasionado por la falla de San Andrés, sino por otra distinta, no supondría un “alivio de tensión”, por lo que probabilidades de que este ocurra siguen siendo las mismas.

El último gran seísmo del Sur de California tuvo lugar hace 25 años. El terremoto Northridge se produjo el 17 de enero de 1994, con epicentro en esta localidad del condado de Los Ángeles. Con una magnitud de 6,4, el violento temblor causó 57 muertos, y dejó más de 8.700 heridos. Las pérdidas económicas fueron de 25 mil millones de dólares (en cifras de hoy en día) y supuso la destrucción de gran parte de las infraestructuras de Los Ángeles, incluso algunas autopistas principales llegaron a quedar completamente seccionadas.

Sin embargo, el terremoto de Northridge, percibido por medio millón de personas, no sería comparable a “The Big One”, que según la doctora Lucy Jones afectaría hasta a diez millones de californianos, casi la mitad de la población del sur de California.

El territorio impactado por Northridge apenas tardó unos pocos meses en recuperarse por completo del desastre. La doctora Jones indica que se podría tardar décadas en recuperar la zona afectada por un eventual “Big One”, de una magnitud igual a 8 o mayor y cuya sacudida duraría varios minutos.

Un hombre observa una fisura que se abrió en el desierto durante un poderoso terremoto que sacudió el sur de California, cerca de la ciudad de Ridgecrest, California, EE.UUReuters