Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

España es uno de los países de Europa con mayor estrés hídrico

España es uno de los países de Europa con mayor estrés hídrico
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

España es uno de los países europeos que enfrenta más estrés hídrico, es decir, la demanda de agua es más alta que la cantidad disponible durante cierto periodo de tiempo. Se trata de un fenómeno que parece estar cada vez más extendido entre los pa´íses de la cuenca mediterránea, pues practicamente todos ellos se encuentran en alto o extremo riesgo, según demuestran los datos del último estudio del World Resources Institute (WRI).

El indicador del World Resources Institute mide el cociente entre la disponibilidad de agua a largo plaza y los usos de agua presentes y futuros. En los países clasificados en el informe como en riesgo de estrés hídrico -entre ellos India, uno de los países que pronto será el más poblado del mundo- el agua disponible a largo plazo no es suficiente para satisfacer las actividades económicas.

La cuenca mediterránea es una de las regiones del mundo más vulnerable ante el impacto del calentamiento global, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), un hecho que podría alargar y las rachas de sequía que ciertas regiones enfrentan.

Las precipitaciones de verano están en riesgo de reducirse entre un 10% y un 30% en esta zona y podría agravar la falta de agua, según indica un estudio de MedWet (la Iniciativa para los Humedales Mediterráneos). Además, la organización añade que la escasez de recursos hídricos provocaría pérdidas importantes en el sector citrícola, especialmente en los países situados más al sur.

"Las características de las cuencas mediterráneas hace que exista una gran variación entre un año seco y un año húmedo. En esta zona coexisten los problemas de sequía y de inundaciones por lluvias torrenciales", explica Gonzalo Delacámara, director académico del Foro de la Economía del Agua y asesor de la Comisión Europea en política de agua

"Se crea una ficción en los medios de comunicación cuando se piensa que no hay falta de agua en los momentos de gota fría", añade.

El cambio climático no afecta a todos por igual, sino que es asimétrico. Según indican los expertos como Delacámara, en un escenario de cambio climático el aumento de temperatura sería incluso mayor en las zonas de la cuenca mediterránea.

Sin embargo, antes que caer en el alarmismo ante las cada vez más frecuentes sequías, Delacámara destaca que el problema no es tanto la frecuencia y el impacto de estas, sino el problema previo, la escasez estructural de agua en los lugares como la cuenca mediterránea, que afrontan estrés hídrico incluso en los años de mayor abundancia de precipitaciones.

"Hay que entender que las dificultades no son el hecho de pensar en cuánto llueve o deja de llover sino que hay qué pensar que hacer con el agua que tenemos. Hay que mejorar la eficiencia de agua e invertir en aumentar esta eficiencia, no solo en los hogares, sino también en el regadío que consume un 70% de los recursos", explica el experto.

Por otra parte, añade que hay que avanzar en las nuevas posibilidades que ofrece la tecnología, como reutilizar las aguas residuales y la desalación del agua de mar.

Una cuarta parte de la población mundial, en estrés hídrico extremo

Una cuarta parte de la población mundial se enfrenta a un estrés hídrico extremadamente elevado.

17 países - incluyendo San Marino - caen en esta categoría, según el estudio de WRI

"El estrés hídrico es la mayor crisis de la que nadie habla", dijo el Dr. Andrew Steer, presidente y CEO de WRI. "Sus consecuencias están a la vista en forma de inseguridad alimentaria, conflicto y migración, e inestabilidad financiera".

Qatar, Israel, India, Pakistán o Irán se encuentran entre los países con mayor escasez de agua, según los nuevos datos, y consumen un promedio del 80% de los recursos hídricos disponibles cada año. En estas circunstancias, "incluso los pequeños choques secos -que están a punto de aumentar debido al cambio climático- pueden producir consecuencias nefastas", advirtió el instituto en un comunicado.

World Resources Institute

Según los nuevos datos, San Marino es el único país de Europa que se enfrenta a un estrés hídrico extremadamente elevado.

Raoul Chiaruzzi, director de la Agencia Estatal de Servicios Públicos de San Marino, dijo a Euronews que el microestado dependía casi totalmente de Italia para el suministro de agua. Según un acuerdo celebrado entre los dos países, Italia suministra a San Marino más del 90% de su suministro de agua. El estrés extremadamente alto al que se enfrenta San Marino está relacionado con su posición geográfica, su pequeño tamaño y la ausencia de recursos hídricos autónomos, dijo el funcionario.

Mientras tanto, Chipre, Grecia, España, Portugal, Italia -e incluso la lluviosa Bélgica- se encontraban entre los 44 países más afectados por la escasez de agua, lo que significa que, por término medio, cada año se utiliza más del 40% del suministro disponible.