Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

El ministro de Exteriores de Irán aterriza por sorpresa en Biarritz durante el G7

El ministro de Exteriores de Irán aterriza por sorpresa en Biarritz durante el G7
Derechos de autor
Andrew Parsons/Pool via Reuters
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Ha sido un domingo con sorpresa en la reunión del G7 en Biarritz. El último en llegar ha sido el presidente español, Pedro Sánchez, invitado a la cena, pero horas antes lo hacía el ministro de Exteriores de Irán.

Durante tres horas Javad Zarif se ha reunido con su homólogo francés, Jean Yves Le Drian y el presidente Emmanuel Macron al margen de la cumbre. Dos días antes también se habían producido encuentros en París para rebajar las tensiones tras la retirada de Washington del acuerdo nuclear alcanzado junto con Francia, Reino Unido, Rusia, China, Alemania, la Unión Europea y Teherán para disminuir drásticamente la producción de material nuclear iraní.

El propio Zarif ha admitido también encuentos con representantes de Alemania y Reino Unido, además de subrayar que "el camino es difícil, pero merece la pena intentarlo".

A pesar de sus intenciones, Macron ha provocado un lío diplomático tras afirmar fuentes del Eliseo que el G7 le había designado para negociar con Teherán y ser refutado por Donald Trump. El anfitrión de la cumbre, el Presidente de Francia Emmanuel Macron, ha resumido las conversaciones del G7 sobre estos asuntos con las siguientes declaraciones:

"Este debate sobre Irán nos ha permitido establecer dos líneas comunes: en primer lugar, ningún miembro del G7 quiere que Irán obtenga armas nucleares, y en segundo lugar, todos los miembros del G7 están profundamente comprometidos con la estabilidad y la paz en la región y, por lo tanto, no quieren emprender ninguna acción dañina".

La delegación estadounidense no ha querido comentar su reacción ante la visita sorpresa de Zarif aunque ha mostrado la disposicíon de Donald Trump de sentarse a negociar con Teherán sin condiciones previas. En cualquier caso, Washington mantiene las sanciones sobre el régimen de los ayatolás.

Las relaciones con Irán han copado todo el interés del domingo en el G7, con Francia tratando de reforzar su papel como mediador internacional. Durante la jornada, además, Washington y Tokio han cerrado un pequeño acuerdo comercial y se han hecho visibles las tensiones entre las potencias occidentales y Donald Trump a cuenta de la guerra comercial que mantiene con China.

Andrew Harnik/Pool via REUTERS

Una visita sorpresa que ha acaparado toda la atención

El ministro de Exteriores de Irán y negociador en el acuerdo nuclear de su país ha llegado por sorpresa a Biarritz en plena celebración del G7 en la localidad francesa. Mohamad Yavad Zarif llegaba a bordo de un avión oficial iraní y poco después ha mantenido con su homólogo francés, Jean-Yves le Drian, un encuentro al margen de la cumbre.

La decisión del encuentro es una iniciativa francesa que se adoptó la pasada noche tras constatarse en la cena informal de líderes del G7 que "había elementos que permitían una buena convergencia", según informaron fuentes de la Jefatura del Estado francés.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no ha querido hacer declaraciones sobre la llegada del líder de la diplomacia iraní en plena cumbre del G7.

LEE | El menú del segundo día de la cumbre del G7: seguridad y comercio

LEE | Javad Zarif: "Europa debe decidir cómo quiere tratar, no con Irán, sino con EEUU"