Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

El Fondo Global necesita inversiones para la investigación médica

El Fondo Global necesita inversiones para la investigación médica
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

El primer día de la conferencia del Fondo Global contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria en Lyon ha comenzado con un globo en forma de pastilla. El objetivo es hacer un llamamiento al presidente francés Emmanuel Macron. Simulando estar muertos, los activistas quieren subrayar una realidad: millones de vidas dependen de las contribuciones de los Gobierno a través de esta institución. Pero el encuentro con el jefe de Estado el martes en el Eliseo ha acabado con previsiones pesimistas. El objetivo es lograr casi 13.000 millones de euros en ayudar, pero no parece que sea posible.

"Nos faltarían alrededor de 450 millones de euros, lo que representa 350.000 muertes en el futuro, así que pedimos al presidente que actúe, no estamos aquí para dar la bienvenida a la conferencia en Francia y simplemente levantarnos y actuar. Estamos aquí para recaudar dinero y marcar la diferencia", explica Aurélien Beaucamp, presidente de AIDES.

Gracias a estos fondos, desde 2002 la mortalidad relacionada con el SIDA, la tuberculosis y la malaria ha decrecido un 50%. Pero, ¿se puede alcanzar la meta de los casi 13.000 millones de euros. Le preguntamos diractamente la la ministra francesa de Sanidad, Agnes Buzyn: "Nuestro objetivo es reunir más que la última conferencia en 2016. Nos habíamos fijado un objetivo ambicioso porque muchos países ya no ven las epidemias como una amenaza importante. Pero Francia ha sido el segundo donante desde 2002, así estaremos en nuestro sitio.

La contribución francesa se anunciará este jueves. Pero las asociaciones esperan un fuerte compromiso de Emmanuel Macron, que dijo en las Naciones Unidas, que la "excusa financiera" ya no podía explicar la falta de acceso al tratamiento.