Última hora

Francia regula el uso de patinetes eléctricos

Francia regula el uso de patinetes eléctricos
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Se han convertido en una especie de plaga en las principales ciudades europeas. Están por todas partes: tirados en el suelo, en las principales plazas, en las calles peatonales o las carreteras. Es por ello que en Francia entra en vigor un nuevo decreto que regula el uso de los patinetes eléctricos.

Las nuevas normas son muchas: a partir de ahora estos vehículos deberán circular a una velocidad máxima de 25 kilómetros por hora, y aquellos que manipulen los aparatos para superar esa velocidad serán multados con hasta 1500 euros. No estará permitido que vaya más de un pasajero encima del patinete, y tampoco podrán conducirse llevando auriculares. Además, deberá tenerse al menos doce años de edad para conducir estos dispositivos eléctricos.

Estará prohibido circular por las aceras y cuando no sea posible hacerlo por el carril bici se podrá acceder a las carreteras, pero siempre con casco y chaleco reflectante. Los patinetes deberán tener por supuesto un sistema de frenos, así como advertencia sonora y luces de posición, tanto trasera como delantera. Estas y otras normas entrarán en vigor este sábado y el 1 de julio de 2020 para los aspectos más técnicos.

Distintos países, distintas normas

En otras partes de Europa, el patinete eléctrico también se ha convertido en un problema. En julio, una joven youtuber moría en un accidente con uno de estos vehículos en el Reino Unido, donde la regulación es de momento más indulgente que en Francia.

Y es que las normas varían dependiendo del país. Por ejemplo, el uso del casco no es obligatorio en todas partes. En Francia solo ha de llevarse fuera de la áreas urbanas, y en España solo es obligatorio para los menores de 16 años.

La edad mínima para subirse al scooter también depende del país en que se esté. En Francia basta con tener doce años, mientras que en Alemania o España no está permitido su uso hasta los 14.

Por supuesto, las distintas ciudades también están preocupadas por el asunto de las aglomeraciones. Se estima que en París hay más de 15.000 patinetes eléctricos, por lo que su ayuntamiento se vio obligado a prohibir su aparcamiento en las aceras. La Dirección General de Tráfico también pretende hacer lo mismo en las principales ciudades españolas, creando zonas exclusivas donde dejar los llamados Vehículos de Movilidad Personal.

Distintas medidas desesperadas con las que las muchas ciudades de Europa tratan de echar el freno a una moda imparable.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.