Última hora
This content is not available in your region

2019 cierra la década más calurosa desde que se tienen registros

euronews_icons_loading
2019 cierra la década más calurosa desde que se tienen registros
Tamaño de texto Aa Aa

Edición especial de "Climate Now" desde la cumbre del clima COP25 en Madrid. Vemos que 2019 ha sido un año excepcional caluroso: ¿Hasta qué extremos vamos a llegar? Respecto a las emisiones de CO2, observamos que hay un salto entre lo pactado y el dióxido de carbono que finalmente se emite hacia la atmósfera. Por último veremos las noticias del Servicio de Cambio Climático de Copernicus.

COP25: Balance de la década más calurosa

2019 fue un año récord. El año comenzó con temperaturas de -30 grados en Norteamérica, después tuvimos más de 46 grados en Francia, otro nuevo récord. ¿Es algo normal? ¿Tendremos que acostumbrarnos a todo esto?

Nos acompañan Vincent-Henri Peuch, del Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copérnico y Maxx Dilley de la Organización Meterológica Mundial para abordar las última noticias sobre la urgencia climática.

Maxx Dilley, director del servicio de adaptación y predicciones climatológicas, de la Organización Meteorológica Mundial, explica que : "2019 fue el segundo o tercer año más cálido en el registro histórico, desde tiempos preindustriales. Estuvo 1,1 grados por encima de los niveles preindustriales".

"Y lo sorprendente es que no es una sorpresa, añade Vincent-Henri Peuch, director del servicio de monitoreo de la atmósfera de Copernicus. Año tras año se baten nuevos récords, y hasta cierto punto nos acostumbramos. Pero si miramos atrás, es muy probable que los cinco últimos años hayan sido los cinco años más calurosos registrados, y la última década, la década más calurosos desde que se tienen registros".

¿Qué extremos podría llegar a alcanzar nuestro clima?

"Todas estas temperaturas récord podrán ser superadas por dos o tres grados en algunas áreas... algo inaudito en la Tierra", explica Vincent-Henri Peuch, director del servicio de monitoreo de la atmósfera de Copernicus.

"La última vez que hizo tanto calor en la Tierra, el nivel del mar subió entre 6 y 9 metros por encima del nivel actual. Hasta que el planeta alcance un nuevo equilibrio, el nivel del mar seguirá subiendo y el hielo derritiéndose. Entonces, pensemos en las zonas costeras altamente pobladas y lo que significaría un aumento del nivel del mar de entre 6 a 9 metros, para la gente que vive allí"... concluye al respecto Maxx Dilley, director del servicio de adaptación y predicciones climatológicas de la Organización Meteorológica Mundial.

Un mes de noviembre especialmente cálido

Noviembre de 2019 fue el mes más cálido en promedio, con temperaturas de 1.3 grados por encima de la era preindustrial.

Fue significativamente más húmedo que la media, con fuertes lluvias e inundaciones en Italia y los Balcanes, a lo largo de la costa del Adriático. En Noruega y alrededor del Mar Negro fue más seco que el promedio.

Mientras que en el sudeste de Australia, hubo en el país un clima cálido y seco en primavera, visible en este mapa de anomalías, sin la suficiente humedad en el subsuelo, creando condiciones favorables para los recientes incendios forestales.

La brecha entre las emisiones de CO2 y la retórica política

Veamos ahora la brecha entre las decisiones políticas y la cantidad de CO2 que se emite a la atmósfera. Nos acompañan Joeri Rogelj, científico experto del clima del Imperial College de Londres, y Glen Peters, del Centro para la Investigación Internacional del Clima en Noruega.

En 2018, se emitió a la atmósfera una cantidad récord de CO2. Aunque en esta cumbre se habla de reducir las emisiones, parece haber una especie de brecha de credibilidad, y no solo respecto a las emisiones.

"Sí, hay un problema de credibilidad, asiente Glen Peters, del Centro para la Investigación Internacional del Clima en Noruega. Nuestras emisiones han aumentado durante décadas, y ese aumento no cesa. Las emisiones han aumentado cerca de un 60% desde 1990, incluso desde que se adoptó el Acuerdo de París, en 2015, las emisiones de CO2 han aumentado casi un 4 por ciento, por lo que hay una real disparidad entre las emisiones, la ambición y la retórica política."

¿Cuáles son las consecuencias del incremento de emisiones de CO2 en la atmósfera?

"Bueno, la ciencia establece claramente que cada tonelada de CO2 que se emite a la atmósfera aumenta el calentamiento global, prosigue Joeri Rogelj. Por lo que cada año que seguimos emitiendo CO2 a la atmósfera, aumentamos el calentamiento, incrementando los riesgos y contribuyendo a la acidificación de los océanos".

Desoímos lo que preconiza la ciencia

Según los activistas climáticos, los políticos deberían escuchar a los científicos. Ustedes científicos, ¿creen que los políticos, les escuchan realmente?

"Pues no, la verdad, concluye Joeri Rogelj, científico experto del clima del Imperial College de Londres. En 2015 se decidió en París que se quería mantener el calentamiento global muy por debajo de dos grados, en 1,5. Y para lograr ese objetivo, los científicos saben que eso implicaría reducir rápidamente las emisiones a cero, es decir no emitir más emisiones de CO2 a la atmósfera, de aquí a mediados de siglo, poco más o menos. Si las emisiones vuelven a subir este año, entonces esto claramente no está en línea con lo que preconiza la ciencia".