Última hora

Berlín fue este domingo escenario del encendido de la menorá que marca el inicio de Janucá, la fiesta judía de las luces, de ocho días de duración.

La fiesta, que conmemora la lucha de los macabeos contra los griegos por recuperar el temblo de Jerusalén simboliza además el triunfo de la luz sobre la oscuridad.

Como cada año, el encendido del candelabro de ocho velas es el momento más significativo, ya que estas representan los ocho días que la vela del templo permaneció encendida después de que el edificio fuera profanado, hace 2.200 años.

Pero no sólo Berlín fue escenario del famoso encendido. En Moscú la ceremonia fue dirigida por Mikhail Spectr, de 86 años y sobreviviente del Holocausto. Spectr fue llevado a un ghetto judío en 1941, cuando tenía tan ocho años, después de que los soldados nazis llegaran a su pueblo en la república soviética de Ucrania.

Hoy, Mikhail recuerda el día de su liberación por los soldados soviéticos, el 16 de marzo de 1944: "Vivíamos en la parte de la ciudad aislada por el alambre de púas. La entrada estaba custodiada por soldados y policías nazis", recuerda.

Tras el encendido de las luces, Spectr quiso hacer un llamamiento para mantener vivos los eventos del Holocausto como un recordatorio para las generaciones futuras.

Janucá concluye este año el próximo 30 de diciembre.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.