Última hora
This content is not available in your region

El sistema de barreras Mose podría haber evitado las inundaciones de Venecia

euronews_icons_loading
El sistema de barreras Mose podría haber evitado las inundaciones de Venecia
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Hace sólo un mes Venecia estaba sumergida. La marea alta más fuerte de los últimos 50 años, pilló a la ciudad desprevenida, dañando casi todo: casas, tiendas, restaurantes y monumentos. El turismo sigue afectado, con una reducción de las reservas del 40%. Pero lo que realmente preocupa a los venecianos es saber que se podría haber evitado.

Hemos ido a Venecia para ver de cerca el Mose, un sistema de barreras contra las inundaciones que cuesta alrededor de 5.500 millones de euros y debería de haber estado en funcionamiento desde 2016.

Varios problemas, incluido un escándalo de corrupción, han retrasado su construcción. Pero después de todos estos años, el desafío es mantener lo que ya se ha construido con éxito y proporcionar el sistema a tiempo.

Están haciendo trabajos de mantenimiento para limpiar la arena que está justo debajo de la propia barrera - como se sabe la estructura de Mose ha permanecido bajo el agua durante tres años y medio.

El coste de mantenerlo es caro: 100 millones de euros al año. Según Monica Ambrosini, portavoz del Mose: "El sistema funciona, las puertas pueden ser levantadas... pero tenemos que hacer el mantenimiento y la vigilancia de la parte más sensible del sistema, que son las bisagras... En ese caso hemos encontrado pequeñas partes corroídas. Hemos quitado las partes corroídas y ahora el sistema funciona completamente".

Alrededor de 80 personas están completando los trabajos de construcción. Alessandro Soru, director de zona del Mose, apunta: "Estamos trabajando en el mantenimiento de los proyectos y las instalaciones que ya están terminadas, por otro lado estamos trabajando en la finalización de los proyectos auxiliares".

Dejando a un lado el mantenimiento, las corrosiones y los costes, el cumplimiento del plazo es incierto.

Según Alberto Vitucci, periodista de La Nueva Venecia: "Las compuertas nunca han sido probadas bajo condiciones climáticas extremas... estas pruebas que nunca se han hecho antes, comenzarán a partir del próximo año... A partir del resultado de estas pruebas que se llevarán a cabo entre el 2020 y el 2021 entenderemos si el Mose todavía tiene problemas y si el plazo de finalización se pospone".

Venecia quiere seguir adelante, pero las pasarelas que hay en la plaza son un claro recordatorio de que la ciudad está de nuevo lejos de estar defendida de las mareas.