Última hora
This content is not available in your region

Yihadistas europeos en las cárceles kurdas

euronews_icons_loading
Yihadistas europeos en las cárceles kurdas
Derechos de autor  Quelle: France Télévisions
Tamaño de texto Aa Aa

Las prisiones del nordeste de Siria están repletas. En cada celda hay una docena de hombres. Se trata de integrantes del Estado Islámico, recluidos por las fuerzas kurdas. Según datos de Radio Francia Internacional, se estima que unos 2500 proceden de países occidentales. Como el suizo Daniel, de 25 años. En Ginebra, trabajaba como albañil hasta que un día decidió unirse a los yihadistas con el sobrenombre de Abu Ilias al Swisri. Él se defiende pero la Interpol le busca.

"No he matado a nadie. Ni en Europa ni aquí. No me arrepiento de nada, al contrario, hasta incluso me he casado. No todos son terroristas. Solo quiero volver a casa. Pero no me aceptan, incluso si se supone que Suiza es el país de los derechos humanos. Pueden meterme donde quieran, siempre y cuando esté con mi mujer y mi hijo", cuenta.

Al igual que Daniel, Kasper también es europeo. Este danés se dedicaba a la artesanía antes de decidir marcharse a Oriente Medio para luchar por el califato. Para él, los ataques del Daésh en Europa son puras represalias.

"Eso es la guerra, es así. Muchas familias del Dáesh y muchas mujeres fueron bombardeadas así que ellos hicieron lo mismo. No quieren que volvamos pero quizá no puedan elegir. No hay otra solución. Mantenernos aquí indefinidamente no es la mejor solución. Hay muchas personas en esta prisión, hay miles. Si salen juntos igual vuelvan a formar otro grupo", dice Kasper.

Algunos de estos hombres llevan aquí nueve meses y ya han organizado diferentes motines. Las fuerzas kurdas están avisadas de una posible huida colectiva orquestada por el propio Dáesh.