Última hora
This content is not available in your region

En el Foro Económico de Davos sigue faltando presencia femenina

euronews_icons_loading
En el Foro Económico de Davos sigue faltando presencia femenina
Derechos de autor  AP
Tamaño de texto Aa Aa

La igualdad de género sigue siendo uno de los temas pendientes en el Foro de Davos, la reunión anual del Foro Económico Mundial. A pesar de que la tasa de participación femenina ha aumentado, comparado con otros años, esta semana, solo una de cada cuatro personas asistentes al Foro son mujeres.

En todo el mundo, las que ocupan puestos ministeriales representan el 21%. Y en los negocios, solo el 6% de las 1000 personas más ricas son mujeres.

Euronews ha hablado con Shelley Zails, directora ejecutiva de The Female Quotient, una empresa que trabaja para aumentar la presencia femenina en los negocios.

-A pesar de los esfuerzos del Foro económico mundial, conseguir la igualdad de género sigue siendo un rompecabezas. Incluso después de haber pedido a sus socios estratégicos que dentro de cada grupo tiene que haber una cierta cuota de mujeres. La Comisión Europea tiene a su primera presidenta, Úrsula von der Leyen, a quien Donald Trump ha calificado de negociadora dura de roer. ¿Se diferencian las mujeres de los hombres a la hora de negociar?

"Nos fijamos en conductas masculinas y femeninas, no en si se es hombre o mujer. Las cualidades masculinas relacionadas con el liderazgo son ser agresivo, asertivo, decisivo, lineal, analítico. Las femeninas: colaborativas, cuidadosas, empáticas y apasionadas. Estas son fortalezas que normalmente las mujeres no sacan porque hemos ocultado nuestros mejores recursos. Y aún así creo que nuestras diferencias son nuestra mayor fortaleza. Así que animamos a que todo el mundo ponga sus mejores cualidades sobre la mesa, y lo que es más importante, a las usen de forma colaborativa", dice Shelley Zalis, Directora general de The Female Quotient.

Con Úrsula von der Leyen a la cabeza de la Comisión, y 11 comisarias frente a 15 comisarios, la brecha no es tan amplia. Pero en los países miembros, la historia es tan alentadora. Por cada euro que gana un hombre, una mujer recibe 84 céntimos. Lo que significa que, según la brecha salarial, cada año las mujeres trabajan gratuitamente alrededor de 2 meses.