Última hora
This content is not available in your region

Pocas esperanzas de acuerdo postBrexit entre el Reino Unido y la UE

euronews_icons_loading
Pocas esperanzas de acuerdo postBrexit entre el Reino Unido y la UE
Derechos de autor  AP
Tamaño de texto Aa Aa

La Unión Europea y el Reino Unido se preparan para unas negociaciones a cara de perro sobre los términos de su futura relación ante el abismo que los separa. Londres ha amenazado con retirarse si no realizan progresos en cuatro meses. En ese caso el país pasaría a regirse por la normativa de la Organización Mundial del Comercio.

Ambos desearían un acuerdo de libre comercio, pero difieren en su definición de competencia justa.

Londres reclama libertad regulatoria.

La negativa británica a seguir la normativa europea

"Respetamos la soberanía de la Unión Europea, su autonomía y su distintivo orden legal y esperamos que ellos respeten el nuestro", decía en la Cámara de los Comunes Michael Gove, canciller del Ducado de Lancaster. "No aceptaremos ni acordaremos ninguna obligación donde nuestras leyes estén alineadas con las instituciones de la UE. En cambio, ambas partes respetarán la independencia del otro y el derecho a gestionar sus propias fronteras, política migratoria e impuestos".

¿Y si el Reino Unido no cumple el acuerdo de Brexit?

La Comisión Europea no descarta que al final no haya acuerdo y continúa preparándose para esa situación, ha dicho una portavoz. .La negativa británica a aceptar normativa comunitaria podría contradecir los compromisos adquiridos con el acuerdo de Brexit firmado el año pasado.

"Sería prematuro especular sobre el resultado de esas negociaciones que empezaremos el lunes", decía Dana Spinant. "Por lo que no quiero precipitarme en conclusiones sobre su resultado".

El negociador jefe europeo Michel Barnier condiciona un pacto comercial a uno pesquero que debe establecerse antes de julio. Bruselas busca cuotas estables entre británicos y comunitarios. El Reino Unido exige un acuerdo anual de acceso a sus aguas como hacen Noruega o Islandia en función de los últimos datos sobre sus bancos de peces. Un tema clave para ocho Estados miembros como Francia o Dinamarca.