Última hora
euronews_icons_loading
Los delfines se adueñan del Bósforo durante el confinamiento en Turquía

La ciudad de Estambul muestra todo su esplendor al contemplarla a vista de pájaro durante el confinamiento que mantiene en sus casas a buena parte de sus dieciséis millones de habitantes. Sin apenas tráfico marítimo, las aguas del estrecho de Bósforo parecen más azules y llenas de vida. Los delfines, viejos habitantes de la zona, han recuperado un espacio que fue suyo desde la antigüedad. En estos días de pandemia, se les puede ver jugueteando y persiguiendo bancos de peces, un hermoso espectáculo raro en esta época, pero del que gozaron y dejaron constancia todas las civilizaciones que se asentaron en el cuerno de oro a lo largo de la Historia.