Última hora
This content is not available in your region

El primer ministro canadiense Justin Trudeau prohíbe la comercialización de fusiles de asalto

euronews_icons_loading
El primer ministro canadiense Justin Trudeau prohíbe la comercialización de fusiles de asalto
Derechos de autor  Jonathan Hayward/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Se acabaron los fusiles de asalto en Canadá.

La mayor masacre en la historia del país, que provocó hace dos semanas la muerte de 22 personas, ha terminado con la circulación de este tipo de armamento militar.

"No se necesita un (fusil de asalto) AR-15 para derribar a un ciervo. Por lo tanto, con efecto inmediato, ya no está permitido comprar, vender, transportar, importar o usar armas de asalto militares en este país. Para proteger la ley, respecto a la responsabilidad penal de los propietarios de armas y hasta que adopten las medidas para cumplir con esta nueva legislación, habrá un periodo de gracia de dos años con una compensación justa", ha manifestado el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

"Las armas de asalto diseñadas con fines militares no tienen cabida en Canadá. Al eliminarlas limitamos las devastadoras consecuencias de la violencia relacionada con las armas de fuego y hacemos más seguro a nuestro país", ha añadido.

La prohibición de este tipo de armamento fue una de las promesas de la campaña electoral del Partido Liberal del primer ministro canadiense.

La última masacre tuvo lugar hace un par de semanas en Nueva Escocia, una zona rural al este de país. El presunto autor de los hechos, identificado como Gabriel Wortman, de 51 años, mantuvo a las fuerzas de seguridad en jaque durante un día y medio hasta que finalmente fue abatido.